Share via

Revista Niú

Siete razones por las que Lisa Simpson es un ícono feminista

De luchar contra los estereotipos sexistas a ser presidenta de Estados Unidos: un recorrido de los mejores momentos de Lisa Simpson

Vegetariana, budista y defensora del medioambiente, el personaje de Lisa Simpson, de la serie animada Los Simpson, es considerada todo un ícono feminista de la televisión. La voz de la razón de un programa de comedia que satiriza el estilo de vida de una familia de clase media de Estados Unidos.

En la ficción, Lisa solo tiene 8 años de edad, pero ha destacado por ser uno de los primeros personajes femeninos, en los dibujos animados, en luchar en contra del sexismo, el machismo y los estereotipos de género. Además, es la imagen de una niña idealista que sueña con romper el rol tradicional de “ama de casa” y convertirse en científica, escritora, o incluso presidenta de su país. Amante del saxofón, las artes y la ciencia, la pequeña es la integrante más compleja de la familia Simpson.

El portal de noticias Freeda, en un artículo titulado El Ejemplo de Lisa Simpson, asegura que el personaje es de los pocos dibujos animados que se ha convertido en un ícono de las luchas de las mujeres por representar las inquietudes, inseguridades y anhelos de las niñas que son incomprendidas por su inteligencia y compromiso en defender sus ideas. Además, es considerada como el primer acercamiento a un referente feminista en la telvisión, de acuerdo con la columnista Ángela Godoy en un texto publicado en el periódico chileno La Tercera.

Igualmente, Lisa ha sido objeto de críticas por los cambios en su personalidad en las últimas temporadas, que la identifican como “odiosa”, aunque no ha restado su inteligencia, ideales y amor a los animales.

En Revista Niú te presentamos un listado con los siete momentos feministas más emblemáticos de Lisa Simpson.

Lisa contra la muñeca sexista

Conocida en Latinoamérica como “Lisa contra la Stacy Malibú”’, este episodio de la quinta temporada es una obvia referencia a la muñeca Barbie y los estereotipos sexistas que representa. En él, la pequeña Lisa se enfada al descubrir que su juguete parlante solo repite frases machistas, por lo que decide visitar a la diseñadora para convencerla de crear un nuevo modelo.


“La sabiduría de Sor Juana Inés de la Cruz, la agudeza de Simone de Beauvoir, la inteligencia de Isabel I y el cuerpo de Michelle Pfeiffer, son algunas de las cualidades que Lisa sugiere para la nueva muñeca.

Antifeminismo en matemáticas

En Las chicas solo quieren sumar o Girls just want to have sums en su versión original, Lisa decide vestirse de niño para poder asistir a clases de Matemáticas, después que tras comentarios machistas del director Skinner la escuela fuera dividida entre hombres y mujeres. Con la ayuda de Bart, logra comportarse como un chico e incluso gana un premio, demostrando que su sexo no es una limitante para ser la mejor.

Monumento a la mujer

Inspirada en la película “El señor Smith va a Washington”, el episodio El patriotismo de Lisa es una sátira a los valores políticos de la sociedad estadounidense, en el que la pequeña Simpson viaja a la capital norteamericana para participar en un concurso de ensayos que defiende “lo maravilloso que es Estados Unidos”. Lo más destacado del capítulo es cuando Lisa visita un monumento ficticio dedicado a los derechos de la mujer en el que se lee la frase: “Plancharé tus camisas cuando cambies las inequidades de las leyes laborales”.

Lisa Simpson feminista

No solo es cerebro

La pequeña Simpson no solo es libros o arte, también es fuerza. En el capítulo Lisa sobre hielo, casi es reprobada en la clase de gimnasia, por lo que se une a un equipo local de hockey, y eso inicia una rivalidad entre Lisa y Bart por la atención de Homero. Ambos hermanos se enfrentan en un partido alentados por el público a luchar a muerte. En este episodio Lisa demuestra que ser mujer no es limitante para ser buena en los deportes.

Lisa Simpson feminista

Las rubias sí piensan

Lisa es humillada en una clase de debates por una niña llamada Megan en el episodio Vigilancia con amor; su inteligencia no es tomada en serio por tener el cabello rubio, por lo que decide teñírselo de color castaño para el segundo encuentro. El jurado aprueba sus palabras pese a carecer de profundidad. Indignada, Lisa les muestra las raíces rubias de su cabello y les echa en cara la falta de criterio por el cliché de que todas las rubias son tontas.

Lisa Simpson feminista

Lisa en el poder

En una visión del futuro de Bart, su hermana se convierte en la presidenta de Estados Unidos. Un hecho trascendental de la serie, considerando que hasta ahora ninguna mujer ha ocupado ese cargo en el país. Este es el mismo episodio considerado como la profecía de que Donald Trump llegaría a ser presidente, pues en el capítulo se menciona que era Lisa quien le sucedía en el poder.

Lisa, la reina rebelde

Homero inscribe a Lisa en un concurso de belleza luego de que se sintiera insegura por su apariencia física, en principio decide no participar, pero después de hablar con su madre acepta la propuesta al descubrir el sacrificio que su padre hizo para inscribirla en el certamen. Lisa queda en segundo lugar, pero obtiene la corona después de que la ganadora sufre un accidente, y es obligada a ser la imagen de una tabacalera. Sin embargo, cuando ve a su hermana menor Maggie con un cigarrillo en la boca, decide usar su influencia como reina de belleza para “denunciar los males que aquejan al mundo”.

Lisa Simpson feminista


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Revista Niú

Share via
Send this to a friend