Reporte ciudadano

Compañía de Jesús lamenta cierre de dos de sus oenegés en Nicaragua

Religiosos aclaran que tanto el IHCA como la Asociación Ángelo Giuseppe Roncalli "siempre cumplieron" las leyes y la Constitución Política

La Compañía de Jesús lamentó que el Gobierno de Nicaragua les haya cancelado la personería jurídica de la Asociación Ángelo Giuseppe Roncalli (anteriormente conocida como Instituto Juan XXIII) y del Instituto Histórico Centroamericano (IHCA), que procuraban el bienestar entre la poblaciones más vulnerables en Nicaragua, pero que fueron señaladas de incumplir con las leyes nacionales.

Ante esta situación “queremos asegurar que, tanto el IHCA como la Asociación Ángelo Giuseppe Roncalli, en el ejercicio de su misión al servicio del pueblo nicaragüense, siempre observaron y cumplieron las leyes vigentes en el país y en la Constitución de la República de Nicaragua. La ética, el profesionalismo y la solvencia moral de ambas instituciones y del personal que en ellas colaboraba está más que comprobada por las personas beneficiarias de sus respectivas misiones”, expresaron los jesuitas a través de un comunicado.

El IHCA fue fundado en 1981 como centro de análisis, comunicación y acción social. Por más de cuatro décadas se dedicó a investigar, analizar y dar a conocer la realidad nacional y centroamericana a través de la revista Envío; a acompañar procesos de formación y organización con personas lisiadas de guerra; a formar a la niñez  en el desarrollo de liderazgos; a acompañar migrantes y sus familiares en la promoción y defensa de sus derechos.

La “Asociación Ángelo Giuseppe Roncalli”, por su parte, nació en 1961 bajo el nombre Instituto de Investigación y Acción Social Juan XXIII, siendo el primer instituto de la Universidad Centroamericana (UCA). En agosto de 2015 cambió su nombre a “Asociación Ángelo Giuseppe Roncalli” y tenía por misión contribuir al ejercicio efectivo del derecho humano de los nicaragüenses a una vivienda digna y a la salud. Al momento del cierre estaba presente en todo el territorio nacional a través de sus diferentes programas.

 


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Reporte ciudadano

Share via
Send this to a friend