Reporte ciudadano

“Caminos están destrozados”: Comunitarios de Wiwilí denuncian falta de mantenimiento

Señalan que están “abandonados” desde que la Alcaldía de Wiwilí, antes gobernada por la oposición, fue sumida "a la fuerza” por el Frente Sandinista

Caminos de adoquín, asfalto, piedrín o concreto hidráulico siguen siendo un sueño en las comunidades campesinas de Wiwilí. Comunitarios de Plan de Grama y Wamblán denuncian que la administración sandinista que fue “impuesta por la fuerza” en la Alcaldía de Wiwilí los tiene “descuidados” y con caminos “destruidos”.

“No recordamos cuándo fue la última vez que mandaron las máquinas para levantar tierra, arreglar un poco el camino, porque eso a ellos no les importa y como saben que la gente no los quiere es peor”, denuncia un agricultor de Wiwilí que pide que se reserve su identidad.

Santos Faustino Arauz, concejal del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) en Wiwilí, confirma que en los últimos meses, “no se ha dado mantenimientos a esos caminos” más dañados luego del impacto de los huracanes Eta y Iota, en noviembre pasado, y tras “la toma por la fuerza” que hicieron los sandinistas de la Alcaldía de Wiwilí.

El funcionario advierte que los caminos de la zona de Wamblán y Plan de Grama “están destrozados”, principalmente en el área de tránsito de transporte público y de productos agrícolas.

“Aquí se ha puesto peor por las lluvias que no han parado. Hasta hace como 15 días que dejó de llover y los caminos están horribles, aquí son camiones, no buses, los que llevan a la gente y aún así se han volcado”, denuncia.

Afirman que antes había mantenimiento a caminos, aunque mínimo

El concejal explica que la Alcaldía de Wiwilí, antes presidida por los liberales, solo “removía tierra, pero se hacía constantemente, porque son zonas afectadas y se coordinaba con la gente por la falta de presupuesto”.

Arauz aclara que, tras “la toma” de la Alcaldía, como bancada han decidido no participar de las sesiones, pero que son los comunitarios los que les informan “que no están haciendo nada en los caminos”.

El funcionario calcula que solo en la zona de Plan de Grama, por la parte de la Llorona, Las Cañas y La Central, son unos 35 kilómetros los que están destruidos. Sumado a esto, señala, que en la zona de Los Termales, Las quebraditas hasta llegar a La Central hay otros 25 kilómetros que también urgen de mantenimiento.

“Ellos ocuparon por la fuerza todo, ahora, para nosotros lo mínimo que pueden hacer es asumir los problemas, dar respuesta a la gente”, recomendó.

“Se salvaron de morir”

El líder comunitario René Garmendia, habitante de San José de Bocay y secretario político de Ciudadanos por la Libertad (CxL), denunció que ir a Wiwilí es todo un riesgo porque los caminos “están en muy mal estado”.

El primero de febrero, detalla, hubo un vuelco en la zona de Plan de Grama, camino Wiwilí-San José de Bocay,  donde “varios se salvaron de morir porque el conductor tuvo la sabiduría de bajarlos para aventurarse a buscar pasar por esos grandes hoyos de lodo y piedras”.

Garmendia asegura que tanto conductores de transporte colectivo como los agricultores se han mostrado molestos por la falta de mantenimiento, pero “muchos por temor no dicen nada”.

“Nuestro llamado para las autoridades de facto que impuso el Frente Sandinista a que se preocupe por darle mantenimiento a estos caminos que están totalmente deteriorados, para evitar la muerte de pasajeros o transportistas”, demanda.

El líder comunitario recuerda que la zona de Plan de Grama es agricultora de granos básicos y de grandes cosechas de café, por lo que advierte que los campesinos también se ven afectados al sacar sus productos a los mercados.

Más en Reporte ciudadano

Share via
Send this to a friend