Reporte ciudadano

Asedio policial contra excarcelados sigue en Semana Santa

Despliegue policial en Jinotega contra opositor que ondeó la bandera nacional invertida y subió la foto en redes sociales

El asedio policial en contra de los ciudadanos opositores continuó este jueves de Semana Santa, cuando el excarcelado político, Rodrigo Evertsz, y el directivo del Movimiento Campesino, Freddy Navas, recibieron la “visita” de los uniformados.

El liderazgo opositor –y en general, cualquier ciudadano que use cualquier forma de expresión para reprobar a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo- sufre desde hace más de dos años diversas formas de represión, acoso y asedio, como forma de intimidación, y para tratar de limitar y controlar sus actividades, aunque estas estén dentro de la Ley.

Evertsz dijo que la mañana de este jueves se levantó temprano para prepararse a trabajar como lo hace, desde su casa, en labores de traducción para entidades y empresas estadounidenses, sin recordar que era el primer día de abril, el mes que marcó el inicio de la Rebelión Ciudadana en el año 2018.

Se puso el uniforme de preso, de color azul, que le quedó como recuerdo de los meses en que estuvo detenido por el régimen, hasta su liberación el 30 de mayo del 2019, “dos semanas después que mataron a Eddy Montes”, recuerda.

Eran las 9:30 de la mañana de este jueves cuando confirmó la fecha, así es que “agarro la bandera de mi país, salí a la calle, que estaba vacía, y extiendo la bandera invertida, con el escudo hacia abajo, mientras mi hijo me tomaba una foto y volví a entrar a su casa”, procediendo a subirla a su perfil en Facebook, donde escribió un mensaje de apoyo, reclamando libertad para los presos y presas políticas.

Su sorpresa fue que menos de cinco minutos después de publicar la imagen, abrió la puerta para ir donde su esposa, que estaba a dos casas de distancia, cuando se percató de la presencia de camionetas y motocicletas llenas de agentes de la Policía, por lo que volvió a su vivienda, y cerró la puerta tras de sí.

Casi en ese mismo momento, los vecinos la llamaron por teléfono para advertirle de la presencia policial frente a su casa, por lo que ella le alertó a él. Mientras regresaba al hogar para estar con él, ella oyó que los uniformados dijeron “tenemos órdenes para llevarnos a ese viejo HdeP, pero no quiere salir. Vamos a tener que levantarlo en la calle”.

Su decisión fue irse al fondo de la propiedad y esconder su teléfono y su ropa de preso, hasta que los policías se fueron a eso de las 12:30 del mediodía, aparentemente para comer, después de tomar fotos y videos.

Testigo Managua

Franco DaSilva, miembro del Comité Proliberación de Presos Políticos, se convirtió en espectador inesperado del acoso en contra de Evertsz, al llegar este jueves a Jinotega a dejar una encomienda a su amigo.

“Cuando estaba entrando a la ciudad, veo en redes que la Policía lo estaba asediando, así que llegué hasta la casa donde estaba su esposa, que me dijo cómo podía entrar por los patios vecinos”, pero no hubo necesidad de ello, porque los acosadores se fueron por unos minutos, aunque regresaron después para seguir esperando que Rodrigo saliera de la casa para capturarlo.

DaSilva dice que ya no siente miedo, porque “constantemente llegan a la oficina a asediarnos, tanto policías como paramilitares en motocicletas, porque quieren tenernos controlados, aunque eso resulta más fácil hacerlo fuera de Managua, porque los espacios son más reducidos”, reflexionó.

A campaña electoral… encerrados en casa

Por su parte, el líder campesino Freddy Navas, grabó un video en el que muestra la extensión de su ilegal encierro. “En un día como hoy, 1 de abril, llevo seis meses y diez días de tener casa por cárcel. Vamos a elecciones, pero no dejan a la oposición reunirnos, y ni siquiera salir de nuestras casas”, denuncia ante la “comunidad internacional, OEA y Unión Europea”.

Navas se pregunta si es posible ir a elecciones “si no nos dan permiso de salir de nuestras casas, mientras ellos tienen todos los medios, el dinero, el Estado entero a su disposición, y ya tienen preparado el fraude”, asevera mientras muestra imágenes de un vehículo policial tipo panel número 799, y de cinco uniformados frente a su vivienda, dos de los cuales lo filman con celulares mientras él graba su propio video de denuncia.

Asedio en Boaco

La historia se repitió también en Boaco, como lo muestra un video grabado este jueves por Geraldine Jarquín Aguilar, presidenta departamental de la Alianza Cívica en Boaco.

Durante los primeros 45 segundos de la grabación no se oye nada más que ruido ambiente, viento y estática, mientras una cámara recorre de forma incierta, las tres filas de policías uniformados de celeste y de azul oscuro, hombres y mujeres, que está instalada frente a su casa, hasta que en el segundo 46, se oye una voz en off decir: “La pregunta aquí es ¿a quién le tienen miedo?”.

La voz es de la coordinadora Jarquín Aguilar, que increpa a los 17 agentes de policía, y les pregunta de nuevo: “¿A mí? ¿A una mujer sola, ante tantos oficiales? ¿A quién le tienen miedo? ¿A mí, o a lo que yo represento de levantar la voz, y decir Viva Nicaragua Libre? Ustedes no me tienen miedo a mí, porque yo para ustedes no significo absolutamente nada en peligro, porque no soy ninguna delincuente”

“Ustedes le tienen miedo al clamor de toditita Nicaragua. A un cambio. ¡A eso es que le tienen miedo! Y por eso están aquí. Y es una pena que con ese uniforme, ustedes quieran venir a intimidar a una mujer, madre de familia. A una mujer que no hace daño… Es una vergüenza para ustedes y para toda Nicaragua, que un día hayan firmado bajo la bandera que le debían servicio a la patria, y no a hacer esto”, insiste.

“Hoy es Jueves Santo. Estamos en una Semana Santa. Deberían estar pidiendo por nuestro país. Deberían estar pidiendo más bien por su presidente; por la loca que anda ahí con él, para que le pongan paz a esta patria, que tanto lo necesita”, añade, sin que se perciba reacción alguna de parte de los acosadores.

“¡Que Dios los bendiga!… Yo no me voy a mover ni me les voy a correr, porque yo no tengo miedo. No tengo miedo, y aquí vamos a seguir diciendo, en Boaco, y en todita Nicaragua: ¡que viva Nicaragua libre! ¡Fuera dictadura! ¡Fuera represión! ¡Alto a la represión!”, concluye el video.

Más en Reporte ciudadano

Share via
Send this to a friend