Emergencia Coronavirus

Iglesia previene covid-19 y Gobierno promueve aglomeración

Alcaldesa de Granada organiza peregrinación hacia el santuario de Jesús del Rescate, pese a que obispo la canceló para evitar contagios

Mientras la Iglesia Católica en Nicaragua ha orientado cancelar misas o celebrarlas con la menor cantidad de feligreses posibles para evitar que más personas se contagien del coronavirus, el Gobierno de Daniel Ortega se empeña en no atender la crisis sanitaria mundial. En su afán de fingir normalidad, alcaldes sandinistas han intentado suplantar la autoridad de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), organizando de las actividades religiosas que la Iglesia canceló para evitar la aglomeración de personas.

En Granada, monseñor Jorge Solórzano, siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), canceló las procesiones de Semana Santa, y prohibió actividades masivas en todos los templos de la diócesis,   pero la alcaldesa sandinista, Julia Mena, organizó y patrocinó una peregrinación de carretas tradicionales hacia el santuario de Jesús del Rescate, en el departamento de Rivas. El párroco de ese lugar ha informado que él no tiene planificado ningún recibimiento para los peregrinos.

“No estamos afectados (por el coronovirus) como dicen, pero la gente mal intencionada daría cualquier cosa porque así lo fuera, pero aquí estamos protegiéndonos, sobre todo de la mano del Señor”, dijo Mena a los medios de propaganda gubernamental. Antes que partieran los peregrinos, la alcaldía granadina entregó víveres y productos de higiene personal.

Esta no es la primera vez que los alcaldes sandinistas usurpan las actividades de la Iglesia. En 2018, el alcalde de Masaya, Orlando Noguera, realizó unas fiestas patronales en honor a San Jerónimo, patrono de esa ciudad. En esa ocasión la Alcaldía usó una réplica del santo y marcharon en una especie de carnaval folclórico en el que hubo marimbas, bales tradicionales, licor y nada de religión. Únicamente aparentaron normalidad después del baño de sangre que dejó la “Operación Limpieza” en esa ciudad.

El régimen de Ortega también ha llamado “golpistas” a los obispos y sacerdotes de la CEN, ya que durante la Rebelión de Abril acogieron a las víctimas de la represión estatal y organizaron un fallido Diálogo Nacional, que intentaba poner fin a la violencia en el país.

Sin embargo, el régimen nicaragüense se autodenomina “cristiano” y aunque la vicepresidenta Rosario Murillo invoca a Dios todos los días para que frene la epidemia del coronavirus, no adopta medidas concretas para evitar que el virus se siga propagando en el país.

Templos casi vacíos

En Managua, un reducido grupo de católicos acudió esta semana a la eucaristía celebrada en la Catedral Metropolitana en la que usaron mascarillas y guantes como medidas de prevención frente a la pandemia del coronavirus. Los feligreses, además, cargaron alcohol en gel e implementaron el distanciamiento social de más de un metro recomendado por la OMS.

Muchas ciudades del país permanecen vacías por la pandemia del covid-19. Foto: Cortesía | Manuel Esquivel

El feligrés Omar Dabul dijo a la agencia de noticias Efe que si bien asistió a la misa presencial por su fe, reconoció que “no es muy conveniente realizar misas donde se aglomeren muchas personas, para evitar el contagio”. Es de la opinión que la Conferencia Episcopal de Nicaragua debe suspender las misas presenciales “en algún momento, para prevenir” el contagio de “semejante pandemia”.

Esa idea la comparte Angelina Trejos, otra de las pocas católicas que asistió a la eucaristía. Observó que el templo es un referente, pero que la oración se puede realizar en un lugar íntimo y “tener esa cercanía con Dios”. “Si la iglesia nos llama a hacer eso (no acudir a las misas), lo vamos a acatar”, señaló Trejos.

Durante la misa y cada determinado tiempo, algunos feligreses se frotaban alcohol gel en sus manos, mientras mantenían una distancia apropiada entre ellos. También sobresalió el uso de mascarillas entre los monaguillos que asistieron al sacerdote.

Un reducido grupo de católicos nicaragüenses acudió esta semana a la eucaristía celebrada en la Catedral de Managua debido a la pandemia del coronavirus. EFE | CONFIDENCIAL

Servicios religiosos por Internet

Los obispos también orientaron a sus sacerdotes que todas las celebraciones litúrgicas, incluyendo las dominicales y los oficios de Semana Santa, se podrán celebrar sin la presencia de fieles, aunque los templos y capillas del Santísimo Sacramento permanecerán abiertas.

Entre otros, el tradicional viacrucis penitencial que rememora las últimas horas de Jesucristo antes de ser crucificado, conocida como la “pasión de Cristo”, fue cancelado por la Arquidiócesis de Managua como una medida preventiva frente a la pandemia.

El cardenal  Leopoldo Brenes ha invitado a los fieles a seguir las meditaciones del viacrucis a través de los medios católicos y explicó que las procesiones por la “pasión de Cristo” en el resto del país quedarán a discreción del párroco local y su consejo parroquial.

La iglesia católica en Nicaragua ha suspendido temporalmente los servicios religiosos para evitar el contagio del nuevo coronavirus. EFE | CONFIDENCIAL

La Arquidiócesis de Managua decidió también celebrar la misa crismal, del Jueves Santo, solamente con los sacerdotes que renovarán sus promesas, y en vez del lavado de pies, se hará un lavado de manos.

En general, la Diócesis de Managua recomendó a las personas vulnerables al virus no participar físicamente en las celebraciones litúrgicas, sino seguirlas a través de los medios de comunicación o redes sociales.

Nicaragua no ha decretado alertas ni restricciones

Nicaragua ha confirmado cuatro casos de coronavirus, uno de ellos ya fallecido, y catorce “sospechosos” pero a diferencia del resto de países de Centroamérica no ha decretado ningún tipo de alerta o emergencia por la pandemia, ni ha ordenado la suspensión de las clases.

Tampoco ha restringido la entrada ni movilidad en el territorio a ningún viajero y ha dicho que no establecerá ningún tipo de cuarentena a los afectados.

covid-19 Nicaragua
Foto: Cortesía | Manuel Esquivel

Los nicaragüenses han decidido actuar por su cuenta con base en las recomendaciones de la OMS, porque consideran que el Gobierno no ha tomado medidas de prevención ante la pandemia, solamente de vigilancia.

Con información de EFE

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend