Nación

“¡Es una exageración!”: El reclamo de usuarios por el alza injustificada en sus facturas de agua

La mayor parte del día no hay servicio, pero la factura sigue aumentando. Los nicaragüenses hoy pagan el doble de lo que el agua costaba hace 14 años

“¿Qué es esta locura?”, exclamó “Esperanza” cuando vio su factura mensual de agua potable. En el poblado de Granada donde ella vive, la mayor parte del día no hay servicio. Sin embargo, la factura que recibió aquella mañana le cobraba un consumo por 9000 córdobas, un monto treinta veces superior a los 300 que ha pagado habitualmente, y aún muy por encima del máximo de 600 córdobas que había cancelado alguna vez.

“Uno entiende que el recibo de agua tiene que oscilar en ciertas cantidades, porque uno gasta un poquito más, un poquito menos, pero tampoco la exageración de la cantidad. De 300 pesos a 9000 pesos hay una enorme diferencia”, cuestiona la mujer.

“Esperanza” reclamó de inmediato a la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), pero esperó más de un mes por una respuesta. Cuando finalmente una cuadrilla se presentó a su casa, el veredicto fue que tenía una fuga, aunque inspeccionaron la tubería y no encontraron nada roto ni ninguna filtración. “Me dejaron el recibo en menos de 1500 córdobas, y me dijeron que no reclamara más, como si fuera un perdón o una ganancia”, critica.

Incrementan reclamos y denuncias

Rubén Arriola, de la Consultoría del Gestor al Consumidor, conoce casos como los de “Esperanza”. En las primeras semanas del año, recibió 12 denuncias por incrementos injustificados en las facturas de agua potable.

“Tenemos un sinnúmero de denuncias de cobros excesivos de agua potable y denuncias de cuentas que no son ni de la misma razón social y no hay, inclusive, equipos de medición. En algunos casos se les altera a los usuarios y en otros casos se les congela”, detalla Arriola.

facturas agua
Usuarios reclaman de un incremento de hasta el doble en la factura de agua.

Su colega, Marvin Pomares, director del Instituto de Defensa de los Consumidores (Indec), ha recibido aún más denuncias en su oficina: el recuento en el primer mes de 2021 es de 19 casos.

Entre los reclamos, hay quienes acuden por alta facturación. “El ciudadano se queja y dice que no es eso lo que consume”, explica. En algunos casos el incremento es evidente por el monto del recibo, en otros se trata de reclamos por el consumo reflejado. Por ejemplo, un usuario que sin explicación ni servicio permanente nota un aumento de 23 a 38 metros cúbicos, que es un 60% más su consumo habitual, aunque la mayor parte del día no tenga agua.

Enacal da respuesta tardía

“Francia”, una usuaria Managua, vio mes a mes cómo incrementaba su recibo de agua potable. Su factura, que tradicionalmente oscilaba cerca de los 150 córdobas, llegó a los 2000 córdobas sin ningún motivo.

Cansada de la situación, en mayo de 2020 acudió a una oficina de Enacal para presentar su reclamo. La cuadrilla de inspección que le prometieron llegó ocho meses después, en enero de 2021. Durante todo ese tiempo las facturas siempre llegaron por montos similares a los 2000 córdobas. La explicación de Enacal es que tenía una fuga. “Casualmente”, relata, un día antes de que llegaran a inspeccionar, otra cuadrilla había llegado a reparar una fuga afuera de su casa.

“Ellos alegan que hay una fuga interna y no nos han bajado nada (del cobro de la factura)”, reclama “Francia”.

La joven capitalina ahora espera que, con la reparación de la supuesta fuga externa, su recibo de agua sí disminuya, Su situación es desesperada porque en su casa solamente viven dos personas y no les es posible continuar pagando esos montos por el servicio de agua potable.

Cobro fijo para sectores medios

Las organizaciones de defensa de los consumidores también han detectado que en varios sectores medios del país hay un cobro fijo en las facturas de agua potable. Es decir, que el mismo monto se les cobra por parte de la empresa, a pesar de que notifican variaciones en el consumo.

Marvin Pomares, director del Indec, asegura que esos cobros fijos son aplicados cuando los trabajadores de las cuadrillas no son capaces de leer los medidores de agua potable, ya sea porque estos se encuentran inaccesibles o en mal estado.

Sin embargo, la expresidenta de Enacal, Ruth Selma Herrera, afirma que esta es una práctica que la empresa está aplicando en contra de clientes de clase media y clase media alta.

“Yo lo denuncié hace rato. El año pasado, ellos (Enacal) empezaron en marzo a establecer una especie de cuota fija con el nombre de dotación básica. Eso no es legal, porque no existe ni en la ley ni en las normativas”, explica.

Ella misma, que reside en un pequeño circuito de apartamentos en Managua, ha comprobado esta práctica en su propia factura. “A mí todos los meses me pusieron una cuota de 604 córdobas. ¿De dónde? No sé. Pero eso es un invento, porque si leyeran el medidor, es imposible que consumás igualito todos los meses. Entonces hay un mecanismo de disfrazar un cobro indebido que es estableciendo una cuota fija”, denuncia Herrera.

La expresidenta de Enacal deduce que, por la forma en que están cobrando las cuotas fijas, no se están leyendo los medidores. Además, afirma que algunos trabajadores le revelaron que, en efecto, las cuadrillas a veces no revisan los medidores aunque tengan acceso a ellos.

Ese tipo de cobros fijos a los usuarios, recuerda, se empezaron a implementar en Ticuantepe, y posteriormente se fue ampliando a otras zonas del país.

“Sin embargo, hay barrios donde no lo han hecho, porque hay consumidores de estatus popular (clase baja), creo que han seleccionado a los sectores medios y altos para este propósito, para evitar que tengan reclamos masivos de población de bajos ingresos”, estima.

Costo del agua se duplica bajo régimen de Ortega

El reporte de precios promedio del agua potable, publicado por el Banco Central de Nicaragua, muestra que los consumidores de agua potable hoy pagan por el servicio el doble que hace 14 años, cuando Daniel Ortega llegó al poder.

El reporte del BCN mide los costos promedios del servicio en bloques de consumo residencial, comercial, industrial y Gobierno.

En 2001, el precio promedio nacional residencial por metro cúbico de agua era de 5.0311 córdobas, y al 2007 el costo se había mantenido más o menos estable, cerrando en 5.6180 córdobas.

Sin embargo, en los siguientes catorce años, el costo promedio nacional residencial ha incrementado hasta ubicarse en 10.1866 córdobas, según datos a octubre de 2020, fecha en que el reporte se actualizó por última vez.

Estas estadísticas no se han actualizado desde noviembre de 2020, cuando la Asamblea orteguista aprobó una controvertida reforma a la Ley General de Aguas, en la que otorgó las facultades del Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (INAA) a la Autoridad Nacional del Agua (ANA), que se encuentra bajo órdenes directas de la Presidencia.

En el sitio web de Enacal ni en el de la otrora INAA, ahora Autoridad Nacional del Agua, tampoco están publicados los precios por metro cúbico de agua que se cobra a los usuarios.

¿Cuánto cuesta hoy el agua en Nicaragua?

La expresidenta de Enacal, Ruth Selma Herrera, explica que no ha habido ninguna solicitud formal de parte de Enacal o de la ANA para que se revise la tarifa, y por tanto no debería haber ningún incremento.

Pero el costo actual —que se desconoce— si podría ser mayor si se considera que, en noviembre de 2020, durante la aprobación de la reforma a la Ley General de Aguas (Ley 620) los diputados orteguistas limitaron el subsidio que anteriormente se otorgaba “a comunidades agrarias y zonas urbanas ubicadas en zonas marginadas”, según la legislación aprobada en 2007.

agua potable en Nicaragua
La cobertura del servicio de agua potable aún es limitada en Nicaragua. // Foto: Archivo | Carlos Herrera | Confidencial

Con la reforma, al artículo 14 inciso “i”, los diputados focalizaron este apoyo social quedando el nuevo texto de la siguiente manera: “los apoyos sociales permiten el acceso del recurso hídrico en beneficio de las comunidades rurales ubicadas en zonas dispersas y de difícil acceso”.

Sumado a eso, la ANA ahora tiene la facultad de otorgar licencias a empresas privadas para que operen la distribución de agua en el país, según quedó establecido en el artículo 12.

“Excepcionalmente, ANA —la Autoridad Nacional del Agua— podrá otorgar licencias de aprovechamiento y operación a agentes económicos privados, previo cumplimiento de los requisitos establecidos por Ley, quienes quedarán sujetos a la regulación de la misma”, se lee en en el inciso que define las licencias de aprovechamiento y operación en el artículo 12.

¿Cómo se define el costo del agua en los recibos?

Un análisis de CONFIDENCIAL con los recibos de tarifa congelada que Enacal aplica a los usuarios mostró que, en la práctica, el precio por metro cúbico de agua podría ser muy superior a lo que registra el Banco Central.

El ejercicio se realizó primero con una factura por un monto de 449.55 córdobas por el consumo de 22 metros cúbicos. En el recibo se restaron 17.03 córdobas de cobro fijo residencial, 80.08 córdobas de alcantarillado residencial y 45.76 córdobas de tratamiento de aguas residuales, quedando por consumo el monto de 306.68 córdobas. Al dividir ese monto de 306.68 córdobas entre los 22 metros cúbicos consumidos, el precio por cada metro es de 13.94 córdobas. Es decir, 3.76 córdobas más que el último precio promedio reportado por el BCN.

factura agua
La factura de agua tiene diversos conceptos de facturación y estarían cobrando más que lo reportado por el Banco Central de Nicaragua.

La expresidenta de Enacal también hizo un cálculo con otro recibo de 604 córdobas, que reflejaba un consumo de 30 metros cúbicos. Al hacer la misma operación, el resultado es un costo de 16.8 córdobas por metro cúbico.

“Ese es uno de los datos que te puede indicar que (el costo del agua) está muy por encima de lo que dice el Banco Central. Si vos hacés ese ejercicio podés saber cuánto te están cobrando (por) el metro cúbico de agua”, explica Herrera.

Un tercer ejercicio, con el recibo de una usuaria que pasó de pagar un promedio de 150 córdobas mensuales a 1805 córdobas de un solo golpe, revela un costo promedio de 15.96 córdobas, que sigue siendo superior a los 10.1866 córdobas que reporta el Banco Central a octubre de 2020.

Rubén Arriola, de la Consultoría del Gestor al Consumidor, asegura que Nicaragua tiene “el agua más barata de Centroamérica”, pero igualmente señala las quejas por los incrementos injustificados y la irregularidad del servicio. La población, admite, se queja de los cobros “en medio de la ausencia de agua en muchos sectores de la capital, principalmente en las zonas altas donde no llega siempre el agua potable”.

En varios barrios de Managua, así como en decenas de municipios en el país, los cortes de agua potable son de hasta ocho horas (o a veces más).

En el caso de Managua, se suele argumentar como causa el supuesto fenómeno de “volteo térmico” de la Laguna de Asososca, que sirve como fuente de agua para la capital desde 1920. Sin embargo, tal fenómeno ha sido descartado por el especialista en recursos hídricos, Salvador Montenegro. Además, los cortes de agua no se limitan al verano. Aún así, los consumidores se preguntan por qué el agua sigue llegando cada vez más cara.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend