Política

Víctimas de abril decepcionadas: “Opositores priorizaron sus intereses personales y no nos representan”

Desunión entre los dos bloques opositores genera incertidumbre sobre justicia para víctimas, situación de presos políticos y retorno de exiliados

A Susana López, de la Asociación Madres de Abril (AMA), la invade una profunda decepción al ver que los líderes de la oposición no lograron unirse para disputarle el poder a Daniel Ortega en los comicios del 7 de noviembre. En la última semana siguió de cerca las noticias sobre el acercamiento entre la Alianza Ciudadana y la Coalición Nacional, y tras el fracaso de la negociación concluye que simplemente “no hubo voluntad política” de las partes.

Ahora, casi tres años después del asesinato de su hijo Gerald Vázquez, López comprende una de sus últimas conversaciones. “Cuando Gerald estaba (atrincherado en la UNAN-Managua) él me dijo ‘nos dejaron solos’, porque nunca creyeron que a la mitad de un diálogo político iba a pasar todo esto (el ataque a la universidad)”. En este momento “yo siento esa misma indignación”, afirma.

López lamenta la falta de unidad opositora y asegura que este panorama político ha mermado sus expectativas de obtener justicia por el asesinato de su hijo. Sin embargo, asegura que se mantiene firme para “mantener viva la memoria de nuestros hijos” asesinados por el régimen de Ortega en 2018. Ya que “ninguno de ellos (los bloques opositores) los mencionan” y valora que “se están  prestando al juego del Gobierno”.

Exiliados ven duro el regreso

Para el cantautor Jandir Rodríguez, exiliado en Guatemala desde diciembre de 2018, la falta de acuerdo de ambas agrupaciones terminó con su esperanza de retornar a Nicaragua.

“Había una luz de esperanza de volver, al menos en mi caso estaba pensando ir a votar, bajo todos los riesgos que eso significaba, pero lo que hay ahora es una profunda decepción. Muchos amigos nicas estaban esperando poder regresar igual que yo”, detalla.

El autor de la canción “Héroes de Abril”, que sufrió amenazas luego de lanzar su canción, considerada uno de los himnos de la lucha cívica, indica que le provoca “indignación y tristeza” que no se lograra la unidad ni se piense ahora en un solo candidato o candidata de la oposición.

“Es lamentable que los intereses personales y de cúpulas haya prevalecido a la búsqueda de justicia para las víctimas de la represión y de la masacre, al retorno de los exiliados y a la libertad de los presos políticos”, menciona Rodríguez.

Cree que la gente está desmotivada a votar porque “la unidad pasaba por intentar cambiar las reglas del juego” ante unas elecciones controladas por el régimen de Ortega. “Lo que quedó ahora es una pérdida de credibilidad tanto para la población nicaragüense como para la comunidad internacional que ve una oposición dividida por lucha de poder”, insiste.

“Nos han ignorado”

Un grupo de seis organizaciones de víctimas de la represión que vive Nicaragua desde abril de 2018 pidió a la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia el miércoles 13 de mayo que nos los abandonaran y que buscarán la unidad con el otro sector de la oposición, al que tampoco encontraron en el hotel capitalino en el que se esperaba la ansiada unidad.

Una de las personas que encabezó esa comitiva era Grethel Gómez, presidenta de la Organización de Víctimas de Abril (OVA), quién suplicó con lágrimas: “No nos dejen ahora, no podemos hacer nada sin unidad”.

Ahora, sin la firma de la unidad, se siente ignorada y dolida. Tiene temor que “las víctimas sigan siendo víctimas sin justicia y sin libertad”.

“Nos duele la falta de transparencia de ambas organizaciones opositoras. Hemos cuestionado la obsesión que tienen por una ruta electoral cuando no se ha logrado nada, ni libertad de presos, ni garantías de retorno de exiliados, ni cese al asedio policial. En ese sentido, sentimos que no hay solidaridad con las víctimas”, explica.

También reclama que “no han sido claros en comunicar cuál es la estrategia a seguir para derrotar a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo”.

De participar la oposición en una elección a cuatro bandas, Gómez valora que “lo que harán será ser uno más del FSLN porque se prestarán a legitimar una farsa electoral”.

“El grito de la Rebelión de Abril nunca fue ser segunda fuerza política o ser un diputado. Las víctimas soñamos con una justicia y no permitir que nos sigan viendo la cara, y por eso estamos pensando en desconocer a la oposición porque no nos representan al pueblo”, afirma Gómez.

Intereses personales impiden la unidad

Para Carlos Hernández, vicecoordinador de la Asociación de Familiares de Presos Políticos (AFPP), el fracaso de la unidad opositora acabó con las expectativas de que su hermano, el preso político Edwin Hernández, fuera excarcelado en este mes de mayo. “Nosotros sabíamos que era necesario la unidad para poder ejercer presión al Gobierno, pero desgraciadamente… por intereses personales de algunos de los miembros eso se desapareció”, dice.

En la AFPP esperaban que la sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA), realizada el pasado 12 de mayo, en la que se discutió –una vez más–  la situación de Nicaragua, generara la suficiente presión para obligar al régimen a liberar algunos presos políticos. “Pero desgraciadamente con esta desunión, con este pleito que se tienen (entre la oposición), eso no fue posible”, lamenta Hernández.

“Se supone que tenemos un objetivo común… pero desgraciadamente ellos (los líderes políticos) están persiguiendo intereses propios. Eso es lo que se ve, eso es lo que ve la comunidad internacional a través de las noticias que salen de este país”, reclama Hernández.

Ignoran a las víctimas y a la comunidad internacional

A juicio del excarcelado político, Levis Artola, la falta de unidad opositora representa “una falta de respeto” a las víctimas del régimen. “Es escupir la sangre de los más de 300 asesinados, es darle la espalda a la comunidad internacional que ha estado apoyando en estos tres años de la lucha” contra el régimen de Ortega.

Artola califica la actitud de los actuales líderes políticos opositores como “intransigente, irresponsable y temeraria”, ya que al permanecer desunidos facilitan un triunfo del Frente Sandinista.

“Es la misma actitud temeraria con la que se presentaron los partidos liberales en 2006 a la contienda creyendo que tenían el respaldo popular y no pensaron en que iba a dividir el voto. Se subestimaron mutuamente por los intereses y el deseo hegemónico del poder y la mezquindad política”, apunta.

328 nicaragüenses fueron asesinados durante las protestas contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, iniciadas el 18 de abril de 2018, de acuerdo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), decenas de heridos se contabilizan hasta la fecha y más de 100 000 nicaragüenses salieron al exilio desde el inicio de la masacre y persecución del régimen. Hoy más de 120 presos políticos continúan en las cárceles de Nicaragua.

“Se adueñaron de nuestra lucha”

Brenda Gutiérrez, presidenta del Comité Pro Liberación de Presos Políticos (CPLPP), valora como “decepcionante” y “alarmante” la situación del país tras la falta de acuerdos entre opositores.

“Ya se venía viendo que no iban a llegar a un acuerdo y no se llegó a nada. Para nosotros es una situación alarmante y triste porque nos mantiene en el mismo rumbo que lleva el país bajo esta cruel dictadura”, insiste.

Gutiérrez manifiesta que hay “mucho desconcierto” de no saber hacia dónde va la oposición y las víctimas que siguen clamando justicia. “Ellos (los opositores) no están pensando en la población”, expresa.

“Los opositores que dicen representarnos no dejaron de lado su ambición de poder y se portaron indiferentes con el pueblo. Los partidos políticos tradicionales se adueñaron de la lucha cívica”, afirma.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Política

Share via
Send this to a friend