Política

“Todo el mundo quiere observación electoral”

"La demanda de observación electoral, nacional e internacional es casi unánime"

El ambiente electoral prácticamente no se percibe por ninguna parte de Nicaragua, excepto por la campaña permanente del FSLN que apunta a la segunda reelección consecutiva del comandante Daniel Ortega. A diez meses de los próximos comicios generales, que deberían realizarse a principios de noviembre, no hay rostros visibles de candidatos ni pistas de una contienda electoral competitiva, excepto por la demanda permanente de elecciones libres y transparentes.

Los resultados de la encuesta más reciente de la firma M&R Consultores, presentada esta semana, revelan que la mayoría de los nicaragüenses (87.2%) considera que estas elecciones son “importantes” y al menos siete de cada diez nicaragüenses ejercería su derecho al voto.

Raúl Obregón, gerente general de la firma, destaca que la demanda de observación electoral nacional e internacional para los próximos comicios es “casi unánime” entre los nicaragüenses (82.7%) y analiza los retos que parte de los resultados plantean para la clase política nacional.

La encuesta es la edición 47 del Sistema de Monitoreo de Opinión Pública (Sismo) y se realizó cara a cara a finales de diciembre, con una muestra de 1,721 nicaragüenses mayores de 16 años en todo el país, obteniendo un margen de error de +/- 2.43% y un nivel de confianza del 95%.

Info encuesta

¿Cuál es el resultado más relevante de la encuesta a propósito de las próximas elecciones?

La población encuestada le está asignando una importancia relativamente alta a las elecciones del 2016. Estamos hablando de que un 87.2% de los encuestados dicen que es importante esta elección y, por otra parte, hay un 76.8% que te está diciendo que si ese día (de la encuesta) hubieran sido las elecciones hubiese ido a votar. O sea, por lo menos hasta este momento, estaríamos previendo que el índice de abstención podría ser similar a los procesos electorales del 2011, 2006 y 2001, que anduvo por el 20 y tantos por ciento.

Esto es importante porque, a pesar de que no hay un movimiento electoral (…) pareciera que va a haber una participación relativamente alta y similar a la que hemos tenido en las cinco elecciones pasadas, no digo la de 1990 porque (esa elección) fue fuera de serie.

Por otro lado, está el tema de la observación electoral, que la población casi unánimemente pide que haya observación tanto nacional como internacional (…) independientemente de colores políticos o religiosos. O sea, todo el mundo quiere observación.

La encuesta también revela que un 8.5% afirma que no tenía cédulas y más del 40% de quienes si tienen aseguró que las tienen vencidas, ¿qué causas se señalaron?

La gente que no tiene cédulas en su mayoría es adolescente. Son personas entre 16 y 17 años que están ingresando al sistema como primeros votantes y ahí tenemos a la mitad de ese segmento. Gente que para votar necesitará su cédula o un (documento) supletorio.

Ahora el tema del vencimiento es porque hay una prórroga, entonces hay una tendencia a relajarse un poco. Lo sano, sin embargo, es que ese proceso se inicie desde ya. Incluso, muy probablemente, (quienes tienen cédulas vencidas) son gente que no tiene actualizados sus datos (…) y hacer eso (la renovación) me parece que contribuiría a una mejor organización y una mejor distribución de los votantes si este proceso se hiciera.

Entre las simpatías políticas, el segmento de los independientes es alto. ¿Qué significa esto?

Eso es algo que nosotros hemos visto en la conducta política de los nicaragüenses y así sucede en muchos países. Ese segmento de independientes se mueve entre 35 y 50%, y es un segmento que tiende a manejar su autonomía para tener la capacidad y la posibilidad de ejercer cierta racionalidad en votar por quienes ellos consideran que de alguna manera podrían resolver sus demandas y necesidades (…) Regularmente, hasta el año 2006, ellos han votado mayoritariamente por partidos que no son el Frente Sandinista (FSLN). Ellos son quienes le dieron el triunfo a la Unión Nacional Opositora (UNO) en 1990, al Partido Liberal Constitucionalista (PLC) en 1996 y 2001 y de alguna manera, podemos decir un poco sarcásticamente, se la dieron al FSLN en el 2006, porque ese grupo se partió en dos, así como se partieron los liberales, una parte con (José) Rizo y otra con (Eduardo) Montealegre. Es un comportamiento natural y ellos son quienes inclinan la balanza hacia algún lado.

Los resultados de la encuesta vuelven a mostrar que la gente no percibe la política como un tema que le importe o afecte, pero por otro lado crece el porcentaje de quienes creen que vivir en democracia es expresarse libremente y poder elegir. ¿Cuál cree que es la razón?

Claro. Lo que nosotros venimos entendiendo sobre estos temas es que el principal problema de los nicaragüenseses lo económico. En ese sentido, demandan que haya estabilidad económica, social y política. ¿Por qué? Porque ellos ven en que en la medida en que la estabilidad se fortalezca, en esa medida los inversores se sienten más seguros y más confiados en invertir en Nicaragua y si hay más inversiones, hay más empleo, y si hay más empleo ellos son quienes van a acceder a ese empleo. Yo creo que no tiene que ver tanto con la temática política.

¿Qué dice esto a los políticos nicaragüenses?

Si vos ves, los políticos están enfocando el tema de la democracia eminentemente en el tema político y en el tema de los procedimientos de la democracia para mantener la política. La población (en cambio) pareciera que está enfocando el tema de la democracia en los fines, no en los procedimientos. Ellos quieren democracia para mejorar su vida, su bienestar, sus condiciones.

Nosotros creemos, aunque todavía no lo podemos asegurar categóricamente (estamos trabajando en eso) en que el referente de democracia o no democracia que tienen los nicaragüenses son los años ochenta. O sea, la población nicaragüense en su gran mayoría, está convencida de que en los años ochenta no hubo democracia. Es más, pues, muchos ven (en esa época) una dictadura peor a la que teníamos antes (con la dinastía de los Somoza)…

Lo que está clarísimo es que mientras los liderazgos no alineen sus estrategias con las necesidades de la población no van para ningún lado y las necesidades de la población son cotidianas y tienen que ver con su situación económica.

Oposición tiene enorme reto

La encuesta de M&R Consultores fue presentada el martes con los comentarios del analista político Arturo Cruz y el exalcalde de Managua por el FSLN, Dionisio Marenco, quienes coincidieron en la importancia y necesidad de garantizar la observación electoral.

“Si vos sumás todos los independientes (37.6%) y todos los opositores (8.1%), no alcanzan todavía a ganarle al Frente (54.3%), según los resultados de las simpatías políticas que presenta la encuesta”, comentó Marenco a Confidencial.

Según el estudio, un 74.2% de los nicaragüenses califican el trabajo de la oposición como pésimo o malo y un 68.4% no distingue un líder en la oposición.

.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend