Política

Subsecretario interino de EE. UU., Ricardo Zúñiga: “Sandino sería arrestado por Ortega y Murillo”

Diplomático estadounidense alerta que “la institucionalidad está bajo un alto nivel de amenaza” en Centroamérica

La deriva autoritaria del régimen de Ortega desmantela la cultura democrática que por años ha cultivado Nicaragua, creando leyes represivas que contradicen y apartan al país de los cimientos del Sistema Interamericano, descartando cualquier posibilidad de un proceso electoral libre, justo y creíble en noviembre próximo, sostuvo Ricardo Zúñiga, subsecretario interino de la Oficina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, de Estados Unidos.

“En la Nicaragua de hoy, creo que Augusto Sandino sería arrestado por Ortega y Murillo”, dijo el diplomático hondureño-estadounidense, en referencia a los más de cien presos políticos en las cárceles desde 2018, y la reciente cacería de más de 30 personas iniciada en mayo pasado, que incluye a siete aspirantes presidenciales, periodistas, empresarios, defensores de derechos humanos y dirigentes opositores.

Las impresiones de Zúñiga fueron compartidas durante un panel denominado Centroamérica en sus 200 años: ¿Cómo se ve la siguiente fase de la integración regional?, organizado por el Atlantic Council, un centro de pensamiento basado en Washington D.C. En el espacio virtual también participaron como panelistas Alfonso Quiñónez, embajador de Guatemala en Estados Unidos, y Fernando Llorca, embajador de Costa Rica en ese mismo país.

En la actividad, Zúñiga aseguró que Nicaragua desmiente la noción de que los Gobiernos autoritarios pueden proveer seguridad y prosperidad, lo que se demuestra mediante la migración de miles de nicaragüenses en meses recientes.

El también enviado especial del Departamento de Estado para el Triángulo Norte compartió la preocupación “de que otros países vean a Nicaragua como un modelo autocrático exitoso y lo busquen implementar, sea limitando el trabajo de organizaciones de sociedad civil o tratando de establecer relaciones en que al sector privado se le anime a voltear a ver al otro lado en cuestiones de gobernanza, a cambio de tener accesos a ciertos recursos; en otras palabras, tener una cleptocracia, que claramente quisieran establecer Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua”, expresó.

Centroamérica conmemoró este 15 de septiembre 200 años de independencia de España, con la dictadura de Ortega  buscando su cuarto mandato consecutivo despojado de legitimidad en Nicaragua; una crisis institucional y con protestas de la sociedad civil contra el presidente Nayib Bukele en El Salvador, y la agudización de una migración centroamericana imparable hacia Estados Unidos. Al respecto, Zúñiga alertó que “la institucionalidad está bajo un alto nivel de amenaza, mayor que hace varios años” en la región centroamericana.

“Vemos esfuerzos sistemáticos para socavar la institucionalidad -que- demuestran que ciertos actores en la región intentan protegerse de la rendición de cuentas, como las amenazas a la independencia del Poder Judicial en El Salvador y Guatemala”, agregó.

El diplomático considera que la corrupción, el autoritarismo y la impunidad empujan a la población a dejar sus hogares en sus países de origen. “La falta de independencia judicial permite la corrupción y las reglas arbitrarias desincentivan la inversión y reducen las oportunidades y la seguridad en Centroamérica”, señaló. Por tanto, el Gobierno del presidente Joe Biden prioriza el fortalecimiento de la democracia y la buena gobernanza, alegó.

La apuesta de la Casa Blanca en el istmo se centra en “reforzar la gobernanza democrática” y generar oportunidades para que las personas construyan vidas exitosas en sus países. Parte de cómo piensan lograr esas metas es convocar a cientos de empresas para que inviertan en Centroamérica “si las condiciones existen para esas inversiones”; mientras que en el componente de la gobernanza, continuarán trabajando con los Gobiernos y la sociedad civil para ayudar a vencer la resistencia a la rendición de cuentas.

“Centroamérica es una región con artistas de nivel mundial, con emprendedores, activistas por la paz, atletas, y lo vemos en los Estados Unidos, nos beneficiamos de todo eso también, y es verdad que las sociedades en Centroamérica han luchado para vencer problemas estructurales de cientos de años como la desigualdad, y enfoques regionales fragmentados (…) tenemos enormes potenciales y capacidades”, expresó.

Zúñiga señaló que Ortega y Murillo están usando legislaciones inspiradas en Rusia para justificar la represión e insistió que tales acciones contradicen los documentos fundacionales del Sistema Interamericano. Por tanto, instó a los países centroamericanos y socios de la región a que continúen “hablando de esta situación en los foros multilaterales, mandando una señal clara de que estas acciones represivas no van a ser toleradas”, afirmó.

Hasta ahora el país que ha tenido la postura más crítica contra la crisis sociopolítica en Nicaragua y el autoritarismo de Ortega, y ha denunciado las violaciones de derechos humanos ha sido Costa Rica, que también ha acogido a más de cien mil exiliados que huyeron de la persecución política del régimen y la crisis económica, tras la brutal represión estatal de manifestaciones ciudadanas en 2018. Los otros países han sido cautos al señalar u opinar sobre la situación en el país, incluso mediante sus votos en las resoluciones aprobadas por la Organización de Estados Americanos sobre Nicaragua y el régimen de Ortega y Murillo.

En el panel, desarrollado por el Adrienne Arsht Latin America Center del Atlantic Council, el embajador de Guatemala, Quiñónez, sostuvo que la agenda común “no debe ser para Centroamérica sino con Centroamérica para lograr los objetivos comunes”, y que la relación con Estados Unidos debe ser como una de socios.

De igual forma, el embajador costarricense, Llorca, ve como una oportunidad que México sea parte de este trabajo en conjunto con las naciones centroamericanas. “Lo vemos como una gran oportunidad si los resultados van a ser los mejores para todos”, expresó.

El papel de México en la migración irregular proveniente de Centroamérica ha sido cuestionada por diferentes organizaciones de derechos humanos y de migrantes, al violentar los derechos de los migrantes. Zúñiga destacó que con México trabajan en distintos frentes para mejorar la situación de toda la región.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend