Política

SICA sin acuerdo sobre migrantes cubanos

Gobierno de Ortega intransigente, bloquea un posible acuerdo y se aísla de la región

La reunión sostenida por los cancilleres de la región en el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), más la participación especial de Cuba, México, Ecuador y Colombia, terminó si un acuerdo concreto para facilitar el paso de los más de tres mil migrantes cubanos que están varados en Costa Rica desde hace dos semanas.

Hugo Martínez, canciller de El Salvador y quien fungió como vocero para informar a los medios de comunicación luego de la reunión, aseguró que cada país tendrá la decisión de permitir el pase de los migrantes por su territorio, pero que su país “va a colaborar, pidiendo a la Organización Internacional de Migrantes (OIM) que mejore las condiciones de estas personas”.

“Expreso mi lamento por la falta de resultados en esta reunión ampliada de 12 países, Nicaragua bloqueó los acuerdos”, dijo Manuel González, canciller de Costa Rica, luego de haber culminado la reunión. El funcionario costarricense agregó que “no hemos podido lograr acuerdos por la oposición de un país, Nicaragua, pero contamos con el respaldo de 11 países más”.

Para Mauricio Herdocia, experto en derecho internacional, el resultado de la reunión extraordinaria pudo haber sido mejor, sin embargo, mientras no haya un acuerdo entre las naciones, los migrantes cubanos quedarán al arbitrio de los países, no obstante, señaló que fue importante el que los países del área demandarán el mismo trato humanitario, tanto para cubanos como para centroamericanos.

“Los resultados no fueron satisfactorios, no hubo respuesta a la inmediatez, ahora cada país va a decidir”, explicó Herdocia en el programa televisivo Esta Noche.

Posición de Nicaragua pierde fuerza

Hasta ahora la posición de Nicaragua respecto al conflicto con los migrantes cubanos siempre fue abordada como un asunto de seguridad, sin embargo, con lo expuesto ante el SICA, perdió fuerza, pues los demás cancilleres no vieron la situación como lo planteó el gobierno de Ortega, sino como un problema humanitario.

Herdocia explicó que la posición de Nicaragua no tuvo un equilibrio, pues mientras el gobierno de Ortega buscó que se viera el tema de seguridad, en el SICA todos se interesaron en tratar de resolver la crisis con los migrantes y el trato igualitario que debían recibir.

Aunque en la reunión del SICA los cancilleres apoyaron la posición de un trato igualitario para todos los migrantes, Martha Cranshaw, Directora de NicaMigrantes, expuso que es muy difícil que una ley como la de Ajuste Cubano incluya al resto de emigrantes de Centroamérica.

“La posición se vuelve más confusa, no es probable que la Ley de Ajuste Cubano se aplique para los centroamericanos, primero porque es una ley vieja que ya tiene definida sus pautas, y segundo porque, en el contexto actual ni siquiera la reforma a la ley migratoria de Obama ha sido aceptada por el Congreso. No podría existir espacio para otra como esta”, argumentó Cranshaw.

Diálogo y soluciones

Ante la negativa del gobierno de Nicaragua de no permitir el paso a los cubanos, Herdocia aseguró que no se deben cerrar puertas al diálogo entre los países y que se debe insistir en buscar otras alternativas.

“Nada impide que un barco pase por aguas de zonas exclusivas de comercio o un paso inocente sobre mar territorial. Lo importante es que exista una visión y se encuentre una salida, primero a este problema, y luego a lo que se viene”, indicó el experto en derecho internacional.

“La política adecuada no solo debe estar dirigida a la atención a nacionales, sino a la buena capacidad de diálogo entre los países de la región”, opinó Cranshaw.

Tanto para Herdocia como para Cranshaw, la política regional que dejó ver Nicaragua en este problema a nivel internacional no fue la mejor, y consideraron que se debe trabajar en una acertada visión de nacionalismo que calce con los nuevos tiempos.

“Nicaragua jugó a ejercer un papel de líder regional, pero no fue el más acertado”, consideró Cranshaw.

“Las situaciones tensas entre Costa Rica y Nicaragua fueron claves y marcaron el asunto fuertemente. Ambas naciones deben regresar al camino que han abandonado y así no tener este tipo de problemas en cada situación que se les presente”, finalizó Herdocia.

Costa Rica condena intransigencia de Nicaragua

El canciller de Costa Rica, Manuel González Sanz. EFE/Oscar Rivera.
El canciller de Costa Rica, Manuel González Sanz. EFE/Oscar Rivera.

Costa Rica condenó lo que consideró “intransigencia” y “mala fe” de Nicaragua que impidió encontrar una solución regional a la crisis de emigración cubana.

“Lamentablemente la intransigencia de Nicaragua no permitió acordar una solución conjunta, integral, a la situación que se presenta en relación con los migrantes cubanos”, declaró en una conferencia de prensa el canciller de Costa Rica, Manuel González. “Si bien la intransigencia cree que puede estar de fiesta hoy, también la mala fe ha sido desenmascarada”, expresó González.

Según el ministro costarricense, solo Nicaragua, que mantiene cerrada su frontera al paso de los cubanos, se opuso a encontrar una solución regional al problema, que pasaba por la creación de una especie de corredor humanitario.

“Los otros 11 países tiene la mejor disposición porque han entendido que esto no es una situación provocada por Costa Rica y que Costa Rica no tiene en sus manos darle solución definitiva. Han entendido que es un compromiso regional”, expresó.

Al fracasar la búsqueda de una solución regional, en la reunión de cancilleres se acordó que cada país abordará las medidas que considere necesarias de manera unilateral.

“Hay un eslabón de esta cadena que se rompe por parte de Nicaragua, pero todos los demás estamos dispuestos a continuar y no ser rehenes de la intransigencia de un país que no da ninguna explicación”, aseveró.

El canciller costarricense afirmó que pese al “bloqueo claro” de Nicaragua, Costa Rica buscará de manera bilateral con otros países de la región soluciones al problema. González hizo un llamado a los emigrantes cubanos a tener “paciencia” porque tomará tiempo coordinar con países amigos para resolver la crisis.

El Gobierno nicaragüense emitió un comunicado durante la reunión de cancilleres en el que exigió a Costa Rica retirar de las zonas fronterizas a los miles de emigrantes cubanos allí varados desde el pasado día 15. El vicecanciller Dennis Moncada manifestó a los participantes en la reunión que cada día crece el número de emigrantes cubanos en las fronteras, situación de la que culpó al Gobierno costarricense.

Moncada acusó al Gobierno de Costa Rica de ubicarlos en las fronteras “en claro chantaje, presión y amenaza de repetir la invasión y violación” de territorio nicaragüense, en referencia al intento de entrada a Nicaragua que hicieron centenares de cubanos hace más de una semana.

El canciller de Costa Rica lamentó que Nicaragua le haya dado “una puñalada” y dejar “sangrando” al Sistema de Integración Centroamericana (SICA), que organizó la reunión regional.

También criticó la posición de Nicaragua sobre los inmigrantes, pues en Costa Rica viven más de 300.000 nicaragüenses que salieron de su país en busca de mejores condiciones de vida.

EFE.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend