Política

Régimen arresta al precandidato presidencial Arturo Cruz

Fiscalía anuncia que la Policía Nacional investiga al exdiplomático, basados en la Ley de Defensa del Pueblo, conocida como “Ley Guillotina”

El régimen orteguista arrestó este sábado 5 de junio al precandidato presidencial Arturo Cruz Sequeira, quien supuestamente infringió la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz, mejor conocida como “Ley Guillotina”. El exembajador de Nicaragua en Washington es el primer ciudadano en ser detenido bajo esa legislación, que según expertos busca “únicamente” inhibir a candidatos opositores.

Además, Cruz es el segundo aspirante presidencial detenido esta semana por el régimen orteguista. La precandidata independiente Cristiana Chamorro Barrios está bajo arresto domiciliar, incomunicada y con fuerte vigilancia policial, desde el pasado miércoles 2 de junio.

En un comunicado, el Ministerio Público informó que el exdiplomático es investigado por la Policía Nacional “por contar con fuertes indicios de que ha atentado contra la sociedad nicaragüense y los derechos del pueblo”.

La “Ley Guillotina”, aprobada en diciembre pasado, considera traidores “a la patria” —además establece que no podrán optar a cargos de elección popular— los ciudadanos que: encabecen o financien un golpe de Estado; que alteren el orden constitucional; que fomenten o insten actos terroristas; que pidan intervenciones militares; que propongan y gestionen bloqueos económicos en contra del país; y “aquellos que demanden, exalten y aplaudan la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos”.

En el nuevo ‘Chipote’ en aeropuerto

En sus comunicados, la Fiscalía y la Policía callaron sobre el estado del detenido, y se limitaron a indicar “dentro de los términos de ley, (Cruz) será presentado ante autoridad judicial competente”.

Fuentes vinculadas a la familia de Cruz indicaron que el académico está detenido en las nuevas instalaciones de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocidas como “el nuevo Chipote”, donde no ha tenido contacto con su abogado y sus familiares.

“La Policía Nacional realiza todas las diligencias investigativas pertinentes y remitirá al investigado a las autoridades competentes para su enjuiciamiento y determinar las responsabilidades penales”, reza la nota de prensa policial.

El exembajador de Nicaragua en Washington fue detenido esta mañana en el aeropuerto internacional Augusto C. Sandino, al regreso de un viaje a Estados Unidos, según fuentes de su equipo de comunicación.

“El avión aterrizó a las 9:00 am. (Cruz) se encuentra incomunicado y no se sabe nada de su paradero”, indicó la fuente.

Caso de Chamorro

El mutismo de las autoridades sobre el estado de Cruz es similar al aplicado en el caso de Chamorro Barrios. La precandidata presidencial “está recluida en su casa, no puede salir, nadie puede entrar, no tiene acceso a comunicarse con familiares o con amistades, no tiene derecho alguno de comunicarse con su abogada defensora que soy yo. Es una situación que la tiene completamente privada de sus derechos, según su abogada defensora Orieta Benavides.

Chamorro ha sido acusada por la Fiscalía “por los delitos de gestión abusiva y falsedad ideológica, ambos en concurso real con lavado de dinero, bienes y activos” a través de la extinta FVBCh, de la que ella fue presidenta.

Paralelo a este proceso, Chamorro fue inhabilitada para participar en las elecciones de noviembre próximo. A través del Juzgado Quinto del Distrito Penal de Audiencias, el pasado 01 de junio, el régimen ordenó la inhabilitación de Chamorro “para ejercer cargos institucionales y públicos, por no estar en pleno goce de sus derechos civiles y políticos, por encontrarse en un proceso penal investigativo”.

Reclamó por inhibiciones

Este viernes, en un hilo de Twitter, advirtió que “si continúan la danza de inhibiciones y quedamos sin otros candidatos, lo lógico es que este servidor no participe en ese proceso”.

El catedrático inscribió su precandidatura el pasado 26 de abril en el mecanismo de selección del candidato presidencial del bloque opositor integrado por el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD).

La advertencia de Cruz surgió por un acuerdo del Consejo Supremo Electoral (CSE), donde recordó a los partidos y alianzas políticos que sus candidaturas presidencial deben cumplir con “todas las disposiciones y requisitos”.

El Poder Electoral se refiere a leyes aprobadas —como la “Ley Guillotina”— para inhibir a líderes autoconvocados de la Rebelión de Abril, que buscan que la Alianza Ciudadanos por la Libertad (ACxL) —que es el único vehículo electoral que le queda a la oposición— restrinja la inscripción de algunos precandidatos de arraigo popular en su mecanismo de selección, según precandidatos y analistas consultados por CONFIDENCIAL.

“Mi compromiso es con un proceso competitivo, si esa posibilidad se desvanece, hay que considerar seriamente participar en ese ejercicio espurio”, añadió a través de un hilo publicado en Twitter.

Antecedentes de asedio policial

Después de hacer una gira política por algunas comunidades rurales en el norte del país durante la Semana Santa, el académico ingresó a la lista de aspirantes presidenciales que el régimen mantiene bajo asedio policial.

A principios de abril, durante una entrevista con el periodista Carlos F. Chamorro para el programa Esta Semana, el equipo periodístico confirmó que afuera de la casa de Cruz permanecía una patrulla de la Policía Nacional que chequea sus movimientos y lo sigue donde quiera que se dirija en la ciudad de Managua. 

“Es extraordinariamente difícil, pero mis circunstancias son relativamente benignas, comparado a otros que están en circunstancias todavía más difíciles”, comparó Cruz, sobre la anulación del derecho de reunión y movilización, cuando entonces restaban siete meses para las elecciones del 7 de noviembre que aún no habían sido convocadas.

El precandidato, que fue embajador en Washington durante los primeros años del regreso de Daniel Ortega a la Presidencia, aseguró entonces que su propuesta de Gobierno es un “cambio tranquilo, sin impunidad y sin vendetta”.

Cruz aseguró que aboga por la unidad de la oposición sin la cual, dijo entonces, “habría abstención” en beneficio de la minoría del FSLN, y reafirmó su escepticismo a participar en unas elecciones “sin condiciones básicas”.

En entrevista con Esta Semana, el catedrático también había expresado que las garantías de la observación electoral son innegociables para unas elecciones libres, justas y transparentes. “Si vos no tenés observación, tanto nacional como internacional, para empezar la gente va a tener temor a salir a votar, vos le tenés que dar garantías al nicaragüense, de que su voto va tener utilidad; segundo, de que al salir a votar va a tener ciertas garantías mínimas de su propia protección física; y además, tienen que traer la capacidad, tomando en cuenta todas esas deficiencias en el aparato electoral, de que se pueda hacer conteo rápido”, dijo.

Asimismo, valoró que “sería una torpeza insólita si inhiben a cualquiera”, pero admitió que “hasta ahora hemos visto mucha torpeza, además de arbitrariedades”.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend