Política

FSLN controla comisión de reforma electoral y el relevo de magistrados

Daniel Ortega y Rosario Murillo mantendrán el control total del Consejo Supremo Electoral

El presidente de la Asamblea Nacional, el diputado orteguista Gustavo Porras, anunció la convocatoria para la elección de nuevos magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE). Este proceso, según el legislador, se iniciará a partir del próximo lunes 12 abril, cuando se aprobará una resolución para recibir propuestas de aspirantes para ocupar diez cargos, siete magistraturas propietarias y tres suplentes.

Una investigación de CONFIDENCIAL, publicada este lunes 5 de abril, reveló con detalles la situación que atraviesan los magistrados del Poder Electoral, todos estos con cargos vencidos, y cómo el Frente Sandinista baraja candidatos para ocupar algunos de estos puestos.

Fuentes del Frente Sandinista confiaron a CONFIDENCIAL que la renovación de los magistrados del Poder Electoral será extensa, abarcando a casi todos los magistrados actuales. La investigación detalló que entre los candidatos orteguistas para ocupar magistraturas están: el exvicecanciller Valdrack Jaentschke Whitaker; el exembajador ante la Unión Europea, Lautaro Sandino Montes; y el exsubdirector de la Policía, Francisco Bautista Lara.

La actual magistrada Mayra Salinas posiblemente se mantenga en el cargo e incluso asuma la presidencia del Poder Electoral, cargo que dejó el vacante el magistrado Roberto Rivas Reyes, luego de que fuese forzado a renunciar a raíz de las sanciones en su contra por Estados Unidos en diciembre de 2017.

“Convocar al presidente de la República y a los Estados y diputados de la Asamblea Nacional para enviar propuesta para magistrados propietarios y magistrados suplentes del Consejo de Supremo Electoral. Segundo, las propuestas de los candidatos y candidatas deberán ser presentadas con los documentos necesarios para el ejercicio”, indicó Porras en su comparecencia televisada, en la que apareció junto a los distintos jefes de bancadas y los miembros de la Junta Directiva del Parlamento, controlado por una mayoría absoluta del orteguismo gracias al fraude electoral ocurridos en los comicios de 2016.

También reformas electorales

Porras anunció también la conformación de una comisión especial de carácter constitucional que se encargará de la “revisión, estudio, consulta y dictamen de los aspectos electorales”. Esta comisión estará integrada por los diputados orteguistas Edwin Castro, Jenny Martínez, María Auxiliadora Martínez, Wálmaro Gutiérrez, Irma de Jesús Dávila, la diputada del Partido Liberal Constitucionalista, Rosa Argentina Navarro, y del Partido Liberal Independiente, Mario José Asensio Flores.

Una resolución de la Asamblea General de la OEA, del 23 de octubre de 2020 estableció que, a más tardar en mayo de 2021, en Nicaragua se deben realizar reformas electorales profundas que garanticen elecciones creíbles y transparentes.

En diciembre del año pasado, el asesor presidencial Bayardo Arce declaró ante Vos TV que la reforma electoral del FSLN sería presentada hasta en mayo, mientras que el diputado liberal orteguista y miembro de la Junta Directiva, Wilfredo Navarro, coincidió ante la Voz de América que las “reformas electorales” serían aprobadas en mayo, y se basan en el Memorándum de Entendimiento firmado entre el Gobierno de Nicaragua y la OEA el 28 de febrero de 2017, vencido hace más de un año.

El abogado constitucionalista Gabriel Álvarez en una entrevista con CONFIDENCIAL publicada este martes 6 de abril recomendaba un  acercamiento con los partidos políticos con representación parlamentaria para incidir –de alguna manera– en el relevo de magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE), que está barajando el Gobierno de Daniel Ortega, como una de las pocas opciones que le quedan a la oposición organizada tras la Rebelión de Abril de 2018.

Juan Sebastián Chamorro, precandidato presidencial y miembro de la Alianza Cívica, reaccionó al anuncio y dijo que lo que corresponde a partir del inicio de la convocatoria, es observar el contenido y la profundidad de las reformas que el régimen planea iniciar a partir del próximo lunes.

“Pueden haber dos caminos. Unas reformas electorales profundas como ha sostenido la oposición nicaragüense en su conjunto como la resolución de la OEA (de octubre de 2020) para que el sistema electoral tenga estándares internacionales o el otro camino, que es el que probablemente va escoger la dictadura, para reformas electorales cosméticas que busquen como tratar de llamar la atención para hacer ver que si se está dando una reforma al sistema electoral”, apuntó Chamorro por medio de un video en sus plataformas de redes sociales.

El precandidato insistió en que estas reformas deben ser consensuadas con los sectores sociales y políticos del país para garantizar que las votaciones reflejen las aspiraciones democráticas del pueblo nicaragüense.

 

 

 

Más en Política

Share via
Send this to a friend