Política

Régimen ajustó el calendario electoral para “obstruir más” la alianza opositora

En las elecciones de 2016, el CSE estableció un margen de 70 días para inscripción de las alianzas. Este año, magistrados solo dieron seis días

Un día después que el calendario electoral fue publicado en el diario oficial, La Gaceta, el Consejo Supremo Electoral (CSE) cerrará el registro de las alianzas de partidos políticos que participarán en los comicios del 7 de noviembre. La premura no sorprendió al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que, contrario a la oposición, ha sacado ventaja con esta convocatoria electoral exprés.

El escaso margen de tiempo en el calendario electoral es un eslabón de una cadena de hechos anómalos en el proceso que apenas inicia. Antes fueron aprobadas unas reformas electorales que limitan la participación de la oposición y conocidos militantes sandinistas fueron nombrados como magistrados electorales.

El calendario apenas fue consultado con los partidos políticos para “cumplir una formalidad”, comentó el especialista en Derecho Constitucional, Bonifacio Miranda. “La forma en que fue presentado, al día siguiente de la elección de los nuevos magistrados, indica que la dictadura tiene planificado el proceso electoral y que están actuando con alevosía y ventaja”, agregó.

La rápida actuación de los nuevos magistrados que, un día después de haber sido electos convocaron a elecciones y presentaron un borrador del calendario, también “demuestra que el aparato electoral venía funcionando con antelación y que solamente cumplieron con la formalidad”, señaló Miranda.

Plazos fatales para la oposición  

Según el calendario electoral, este miércoles 12 de mayo es la fecha límite para presentar solicitudes de alianzas de partidos políticos y la presentación e inscripción de candidatos debe darse entre el 28 de julio y el 2 de agosto, lo que evidencia que –de haber querido– el CSE pudo otorgar más tiempo para la inscripción de las alianzas.

El calendario “siempre ha sido manipulado por el CSE para perjudicar a la oposición desde que tiene el control el FSLN”, valoró el abogado y analista político Eliseo Núñez. En este caso “ante las dificultades —que ya son más que evidentes— por el tema de la unidad, se acortó el tiempo para que esta fuera casi imposible”, subrayó.

Mientras tanto, el Frente Sandinista inscribió este lunes su alianza electoral, Alianza Unida Nicaragua Triunfa, que está compuesta por el partido rojinegro, el Partido Resistencia Nicaragüense, Movimiento Liberal Constitucionalista Independiente, Camino Cristiano, Unidad Cristiana, Alternativa por el Cambio, entre otros.

Núñez valoró que los magistrados electorales orteguistas están al corriente de la división de la oposición y decidieron dar menos espacio para una negociación, “sabían que había un montón de problemas acumulados y, solamente por probabilidad estadística, sino habían podido ponerse de acuerdo en tantos años menos que pudieran ponerse de acuerdo en horas, que es lo que dejaron”, enfatizó.

Evitan la construcción de alianzas electorales

En las elecciones generales de 2016, el CSE estableció un margen de 70 días entre la publicación del calendario electoral, el 10 de mayo de 2016, y la inscripción de las alianzas, el 25 de julio de 2016. Y al igual que ahora, la inscripción de los candidatos fue fijada para el 2 de agosto, vente días antes del inicio de la campaña electoral.

A juicio de Miranda, el calendario electoral “en vez de promover que los partidos (políticos) tengan el tiempo suficiente para hacer sus reuniones internas, para constituir grandes alianzas electorales, lo que hace es evitar que se constituyan”. Propiciando un escenario electoral similar al de 2006, cuando la división de los partidos liberales permitió que el FSLN regresara al poder con solo el 35% de los votos.

El actual proceso electoral ha iniciado con una oposición fragmentada. Los movimientos opositores que se organizaron tras la Rebelión de Abril de 2018 se encuentran aglutinados en dos grandes grupos. En un extremo, la Coalición Nacional, que tiene a su disposición la casilla 14 del Partido Restauración Democrática (PRD) y, en otro, la Alianza Ciudadana, cuenta con la casilla 15 del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL).

En la víspera del cierre del periodo de inscripción de alianzas electorales, los bloques opositores al orteguismo no lograron ponerse de acuerdo para participar unidos en los comicios del 7 de noviembre.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend