Política

Ortega vuelve a cambiar a su embajador en Cuba

En seis meses Nicaragua ha cambiado cuatro veces a su embajador en La Habana

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo canceló el nombramiento de Wilfredo Jerónimo Jarquín Lang como su embajador en Cuba, quien había asumido el puesto el 6 de enero pasado y ahora es el cuarto embajador en la isla defenestrado en menos de seis meses.

La destitución de Jarquín fue oficializada mediante la publicación del Acuerdo Presidencial 74-2022, publicado este jueves 12 de mayo en La Gaceta, diario oficial, el cual no explica las razones que tuvo el mandatario para dejar sin efecto el nombramiento del embajador en La Habana.

El régimen tampoco divulgó quien sucederá a Jarquín en el cargo, como lo hizo hace cuatro meses cuando éste relevó al coronel en retiro Reynaldo del Carmen Lacayo Centeno.

Lacayo Centeno, quien fue jefe del Estado Mayor del IV Comando Militar y agregado militar en México, había reemplazado en el cargo al ministro asesor para políticas y asuntos internacionales de la Presidencia, Sidhartha Francisco Marín Aráuz, que solo duró 11 días.

Marín Aráuz, que ha sido representante permanente de Nicaragua ante la ONU y embajador en Ecuador, había sucedido en el cargo, el pasado 26 de noviembre, al periodista argentino nacionalizado nicaragüense Luis Cabrera González.

Cabrera González era el embajador de Nicaragua en La Habana desde 2007, cuando Ortega retornó al poder y restableció las relaciones diplomáticas con Cuba.

Otros cambios en el servicio exterior

En La Gaceta de este jueves también aparece publicada la destitución del coronel de infantería, José Jarquín Valle Gutiérrez, quien se desempeñaba como agregado de defensa, militar, naval y aéreo en la embajada de Nicaragua en Honduras. En su lugar, fue nombrado el teniente coronel de infantería, Leonardo Joaquín Hernández Cisne.

Además, la exdirectora del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), María Isabel Martínez Chavarría, fue nombrada en el cargo de embajadora de Nicaragua en Venezuela, a través del Acuerdo Presidencial 76-2022.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend