Política

Ortega se reconcilia con Fernández, ya no ve a Argentina como “instrumento del imperialismo”

Nicaragua vota para que Fernández presida CELAC. Embajador: dice que Argentina enviará delegación a la toma de posesión del dictador

Tras negociaciones de alto nivel, que demuestran que en la política latinoamericana lo que se dijo ayer puede ser todo lo contrario mañana, el canciller de Nicaragua Denis Moncada ofreció su apoyo este viernes 7 de enero en Buenos Aires a Argentina para que ocupe la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC).

En septiembre pasado, el mismo Moncada dijo que no votaría por el país suramericano, luego de acusar a Argentina de ser “instrumento del imperialismo norteamericano” en una serie de tensiones, agudizadas por el intento que hicieron los argentinos de mediar en la crisis de Nicaragua, lo que fue rechazado como una “intromisión” por el régimen de Daniel Ortega.

La reconciliación del dictador nicaragüense con su aliado peronista se ha dado a las puertas de una nueva toma de posesión de Ortega, a la que asistirá un enviado de Fernández, según confirmó al diario La Prensa el embajador de Argentina en Nicaragua, Daniel Capitanich. CONFIDENCIAL intentó comunicarse con el diplomático, pero no respondió a nuestra consulta.

Desde Argentina, sin embargo, el diario La Nación, citando fuentes de Cancillería, informó que ese tema no se había conversado.

En cambio, el diario Clarín, destacó que la decisión de Fernández se dio en medio de tensiones con Estados Unidos por el Fondo Monetario Internacional. La CELAC está formada por 33 Estados miembros y Argentina recibió la presidencia pro tempore de manos de México.

Ortega asume su quinto mandato consecutivo tras unas votaciones consideradas ilegítimas el 12 de noviembre pasado por una mayoría de 25 países de la Organización de Estados Americanos, entre ellos—y contradictoriamente— Argentina que exaltó la importancia del respeto a los derechos humanos cuando apoyó la resolución regional, luego de mantener su voto como abstención en el caso de la crisis nicaragüense.

En sus primeras declaraciones, según su departamento de prensa y la información publicada en la página de la CELAC, Fernández aseguró que es un organismo que “no nació para oponerse a alguien ni enfrentarse a otras instituciones”.

“Todos somos parte de una patria grande que nos une, aunque muchos hacen lo posible por dividirnos, y consecuentemente someternos con facilidad (…) no nació para inmiscuirse en la vida política y económica de ningún país. La CELAC nació como un foro en favor de nosotros mismos”, afirmó Fernández.

 

Moncada dice que respetan DD.HH.

Por su parte, el canciller Moncada no solo votó por el país dirigido por un viejo aliado ideológico, sino que proclamó que Nicaragua es respetuoso de los derechos humanos.

“Nicaragua, por razón de principios, es respetuosa de los Derechos Humanos. Acompañamos la lucha por los Derechos Humanos en cualquier parte del mundo, respetando los asuntos propios de cada país”, sostuvo el canciller Moncada en representación del régimen, señalado por el GIEI de crímenes de lesa humanidad

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la represión dejó al menos 355 fallecidos, 2 000 heridos y causó que más de 100 000 personas se fueran al exilio para resguardar su seguridad. Sin embargo, la versión estatal es que fue objeto de un “golpe”, de lo que no mostraron una sola evidencia.

El Canciller inició su discurso en Buenos Aires ratificando el apoyo de Nicaragua a Argentina en el tema de las islas Malvinas y saludó “el papel protagónico de la CELAC para fortalecer la unidad en la diversidad”.

Incluso, recordó que Ortega decidió denunciar la carta de la OEA, luego de calificar como agresivo el comportamiento del organismo. En realidad, esa instancia ha reclamado la liberación de los presos políticos, el respeto a las libertades civiles de los ciudadanos y ha denunciado las irregularidades del proceso electoral, lo que Ortega considera una injerencia.

Canton: “Deben suspender a Nicaragua”

Santiago A. Canton, director del programa de Estado de Derecho Peter D. Bell, de Diálogo Interamericano, formuló varias críticas a Argentina en su cuenta de Twitter y sugirió que la primera medida que debería tomar ese país como presidente de la CELAC es suspender del organismo al país centroamericano.

Citando la declaración de Defensa de la Democracia de la CELAC, firmada en 2011, Cantón planteó que en caso de ruptura del orden constitucional o del Estado de Derecho, la Presidencia Pro Tempore convocaría a una reunión en la que se puede tomar la medida de suspender a Nicaragua.

“Supongo que las delegaciones como Argentina, que acudirán a la re-re-re-asunción de Ortega como presidente ilegítimo de Nicaragua pedirán reunirse con más de 100 presos políticos. Lo mismo esperábamos los que venían a Argentina durante la dictadura. No hagamos política internacional con los derechos humanos”, cuestionó Canton.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend