Política

Ortega liquida el segundo diálogo nacional

La dictadura se rehúsa a negociar el adelanto de elecciones y la investigación de la masacre y los asesinatos

La segunda versión del diálogo nacional duró 35 días y concluyó sin acuerdos. La “falta de voluntad política real” de la dictadura Ortega-Murillo fue advertida y sospechada por muchos sectores días después de iniciada la negociación en el INCAE, el 27 de febrero. A la trabazón de la “hoja de ruta” le siguió la accidentada discusión sobre la liberación de los presos políticos, hasta ahora incumplida. Al filo del vencimiento del primer plazo establecido para el 28 de marzo, se suscribió un acuerdo para “fortalecer las libertades”, que fue violado menos de 24 horas después de firmado. El alargue de las sesiones se marcó para este tres de abril, cuando finalmente fracasó, ante el rechazo del régimen a la propuesta de la Alianza Cívica sobre justicia, democracia y adelanto de las elecciones.

La noche del tres de abril, la Alianza Cívica anunció en conferencia de prensa que no alcanzaron consenso en los temas de “justicia y democracia”, ya que la comitiva de la dictadura se mostró intransigente a acercar posiciones. En cambio, el régimen ofreció propuestas sobre justicia y democracia a su medida, en las que pretende que las mismas instituciones de la dictadura, que propiciaron la masacre de abril, investiguen los crímenes e impartan justicia para las víctimas.

Mientras que, en el plano electoral, proponen excluir a la fuerza opositora que nació de la Rebelión de Abril, y realizar reformas bajo el memorándum de entendimiento suscrito con la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“El Gobierno no quiere adelanto de elecciones y también quiere que la Alianza Cívica no sea contraparte de la comitiva que se encargaría del tema electoral alegando que la Alianza no es partido político”, dijo a CONFIDENCIAL una fuente vinculada a la negociación.

“Lo que no se pueda resolver quedará bajo responsabilidad del Gobierno porque nosotros estamos acá de buena fe, tratando de proponer soluciones que le den salida a la crisis”, dijo Mario Arana, negociador de la Alianza Cívica, en el programa Esta Noche. “Pero no podemos hacer lo imposible. Si no hay voluntad de la otra parte, no estamos haciendo nada en la mesa. Estamos ante grandes decisiones. Estamos ante una oportunidad histórica de sacar al país de la crisis”.

Se dedicarán al “cumplimiento”

Luego de un debate sobre la decisión a tomar, la Alianza Cívica decidió levantarse de la mesa de negociación y dedicarse al cumplimiento de los acuerdos alcanzados referidos a la liberación de los presos políticos y el “fortalecimiento de las libertades ciudadanas”.

“Para no seguir en la trampa de un diálogo interminable, decidimos apartarnos porque no hay consenso. Nos vamos a dedicar a cumplir, a implementar lo acordado… es decir, el diálogo se dedica a implementar por dos razones: no podemos dejar a nuestros presos políticos tirados, ni dejar de gozar las libertades”, dijo José Pallais, integrante de la Alianza Cívica.

La mesa de negociación es la contraparte para ejecutar el acuerdo de liberación de los 760 reos de conciencia con el Comité de la Cruz Roja Internacional. Sin embargo, los opositores subrayaron que “la negociación está cerrada” hasta que la dictadura demuestre “voluntad política real”. Aclararon que la “mesa sigue viva” en el sentido que se dedicarán al cumplimiento de los acuerdos suscritos sobre liberación de los presos políticos y restitución de las libertades.

“No vamos a seguir en un diálogo sin resultados”

Juan Sebastián Chamorro, negociador de la Alianza Cívica, explicó que, tras haber agotado todos los recursos en la negociación, era “inaceptable” ampliar más el plazo que se venció este tres de abril. A su juicio, haberlo extendido dos o tres días más hubiese derivado en la misma situación de no conciliar acuerdos.

“La Alianza Cívica está anuente a retomar las conversaciones siempre y cuando sean en un ambiente de voluntad política. Pero si te hacen firmar acuerdos y en menos de 24 horas están reprimiendo, no tiene sentido seguir firmando papeles sin cumplimiento”, aseguró Chamorro.

“Que el Gobierno se tome tiempo de reflexión para que tome medidas si acaso están interesados en resolver la crisis nacional. No vamos a seguir en un diálogo sin resultados. El incumplimiento a los acuerdos y garantías ciudadanas es el mejor ejemplo de falta de voluntad política”, añadió el integrante de la Alianza Cívica.

El Gobierno se opuso también a incorporar como garantes de la restitución de las libertades a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, por lo que ese tema continúa pendiente.

La Alianza Cívica remarcó, en un comunicado, que solicitaron a los testigos y acompañantes facilitar a través de sus gestiones la continuación de la negociación en condiciones que renueven la credibilidad de las mismas. “Esto implica que haya otros garantes internacionales, se discuta a profundidad el tema de justicia y el adelanto de elecciones”, dijo el doctor Carlos Tünnermann.

Régimen dice que “cumplirá acuerdos”

La Cancillería de la dictadura emitió un comunicado este jueves, asegurando que “cumplirá los puntos acordados” en el diálogo. Además, intenta esquivar su responsabilidad en el fracaso de la negociación ante el advenimiento de más sanciones internacionales.

Este viernes excarceló a 50 presos políticos más, y presentó esa acción como “una muestra de voluntad política” en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA sobre Nicaragua.

Sin embargo, el exdiputado liberal Eliseo Núñez aseguró que excarcelar a 50 presos políticos más no es una “muestra contundente” de voluntad política de la dictadura, como para reanudar el diálogo. Según este analista político, Ortega tomó una mala decisión al dinamitar el diálogo con su intransigencia.

“Lo que Ortega va a tener de ahora en adelante son escombros económicos”, dijo Núñez. “Es una mala escogencia, porque tuvo la oportunidad de solucionar la crisis vía diálogo. La población no pierde, pierde él. Además, Ortega pulveriza la capacidad del Frente Sandinista para salir adelante. Está haciéndole lo mismo que Somoza le hizo al PLN”, sostuvo el exdiputado, y agregó que Ortega podría retomar el diálogo cuando la crisis económica “le llegue a las narices”.

“Algo disuadió a Ortega del diálogo”

El excanciller Francisco Aguirre Sacasa ha seguido paso a paso la negociación el INCAE. Aseguró que algo disuadió a Ortega para no ver como “un imperativo” el diálogo del INCAE, tal como lo hizo al principio, cuando convocó al gran capital para negociar. Ese “algo” que hizo a Ortega atrincherarse en su falta de voluntad política está relacionado con Estados Unidos, de acuerdo a Aguirre Sacasa.

“Daniel Ortega está viendo y aprendiendo de lo que está pasando en Venezuela y pasó en Cuba. Cree que Estados Unidos no tiene voluntad de pasar de la retórica a la acción. Ve que hay una retórica de la ‘troika’ de la tiranía, que en Washington están molestos con militares rusos y chinos en Venezuela; ve que han reconocido al Gobierno de Juan Guaidó, pero eso no ha forzado a Maduro a abandonar el poder”, contextualizó el excanciller, quien agregó que es “un análisis miope de parte de Ortega”.

Aunque Estados Unidos ha prometido “avanzar” en la aplicación de medidas contra Ortega en la OEA y en otros espacios, Aguirre Sacasa considera que Washington endurecerá la acción contra Managua, cuando “los primeros nicas empiecen a asomarse en las caravanas de migrantes” del Triángulo Norte de Centroamérica que se agolpan en las fronteras norteamericanas.

“Obligados por la crisis económica, los nicas se sumarán tarde o temprano a esas caravanas. Eso provocará lo que Ortega cree que nunca va a pasar: una fuerte reacción norteamericana. Estados Unidos está acostumbrado a percibir en Nicaragua un muro de contención e isla de seguridad en medio del limbo centroamericano, pero eso dejará de ser así”, planteó Aguirre Sacasa.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend