Política

Ortega ganará con más del 75%

Resultados de la votación no importan en un proceso “sin legitimidad”, porque los votos válidos serán asignados, dicen opositores

En una elección que se asemeja al ritual de un régimen de partido único, el gobernante Frente Sandinista tiene asegurado ya el control absoluto del Parlamento. “Nuestra representación de diputados y diputadas ante la Asamblea Nacional y el Parlamento Centroamericano debe ser mayor que la actual”, afirmó Edwin Castro, jefe de la bancada oficialista en la Asamblea Nacional, en un plan circulado a propósito de la apertura oficial de la campaña electoral, el pasado 20 de agosto.

A diferencia de las elecciones nacionales de 2011, el FSLN no busca esta vez obtener una mayoría parlamentaria calificada porque ya la tiene. Cinco años atrás, los resultados oficiales del Poder Electoral le concedieron la aplanadora oficialista de 62 de 90 diputados en la Asamblea Nacional y 13 de 20 diputados ante el Parlamento Centroamericano.

¿Cuántos votos logrará esta vez Ortega y cuántos diputados obtendrá el Frente Sandinista en los parlamentos? Analistas políticos y opositores consideran que los resultados no importan en un proceso que ellos sostienen que carece de legitimidad.

“Lo que obtengan depende de la voluntad de Daniel Ortega”, afirma el analista político Óscar-René Vargas. La comandante guerrillera e historiadora, Dora María Téllez, agrega que “el número de votos será el que dicte el capricho de Ortega, es decir, será el número que él quiera”.

Elecciones sin competencia

El caudillo del Frente Sandinista ha sido el único candidato presidencial en la historia de ese partido y busca su cuatro período presidencial —el tercero de ellos consecutivo— en las votaciones del próximo domingo.

Así como en 2011, Ortega rompió los candados constitucionales que impedían la reelección presidencial continua, para este proceso se ha despejado el camino, anulando la competencia de la oposición, ha prohibido la observación electoral nacional e internacional independiente y se ha inscrito en fórmula con su esposa y vocera gubernamental, Rosario Murillo, ubicándola en la primera línea de sucesión, estableciendo las bases de una nueva dinastía.

Del 38 al 62 por ciento

Según los resultados electorales oficiales, el Frente Sandinista casi ha duplicado el número de votos con el cual Ortega volvió a la Presidencia. Una cifra que ha crecido paralela a la caída de la participación electoral de los nicaragüenses.

En el 2001, Ortega obtuvo 922 mil 436 votos, equivalentes al 42.28% de la votación, pero fue derrotado por el candidato liberal Enrique Bolaños Geyer. Cinco años después, Ortega bajó su número a 850 mil 416 votos, equivalentes a solo el 38.04% de la votación, sin embargo se impuso en primera vuelta sobre el candidato liberal, Eduardo Montealegre.

Entre las elecciones nacionales de 2006 y 2011, el número de votos depositados aumentó de 2 millones 511 mil 248 a 2 millones 664 mil 494, es decir, 153 mil 246 votos más.

Sin embargo, según el CSE el número de votos válidos para Ortega aumentó de aquellos 850 mil 416 en 2006 a 1 millón 569 mil 287 en 2011, equivalentes al 62.46% de la participación.

Techo de 75.1%, según M&R

Esta semana, a menos de diez días de la votación del seis de noviembre, CID Gallup Latinoamerica ubicó a Ortega con el 52% de intención de votos, mientras la encuestadora nicaragüense M&R Consultores lo muestra con el 66.3, e incluso habla de un techo o máximo de votos de 75.1%.

“De esas cifras de M&R, a las que yo no les doy crédito, vos deducís que Ortega se recetará por lo menos dos millones de votos, con boletas que serán marcadas desde este fin de semana en un simulacro electoral que organiza el FSLN. Si hubieran datos reales, los verdaderos datos revelarían la rala participación y la masiva abstención de la votación del próximo seis de noviembre”, vaticina Téllez.

Según Vargas, el Frente Sandinista quedará con al menos setenta diputados de la Asamblea Nacional y cederá al Partido Liberal Constitucionalista (PLC) entre ocho y diez diputados, para ubicar a este como su segunda fuerza política. “Los otros los dejará entre los partidos electoreros que se inscribieron para la votación, para vender la imagen de un parlamento diverso y multipartidario”.

Téllez sostiene que “los resultados electorales ya están preparados y pierde lógica y sentido calcular proyecciones de resultados que serán antojadizos e inventados”.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend