Política

Ortega divaga sobre Afganistán, mientras Nicaragua vive grave crisis sanitaria

Embelesado por “la derrota” de EE. UU. en Afganistán, el gobernante ignoró el aumento de muertos por covid-19 y los juicios políticos contra opositores

El presidente Daniel Ortega habló en cadena nacional de radio y televisión durante 1:05 minutos en el acto por el 42 aniversario del Ejército de Nicaragua, pero no dijo nada sobre los principales problemas que afectan al país. No mencionó el alarmante incremento de la mortalidad y la saturación de los hospitales por el aumento en los casos de covid-19, el lento proceso de vacunación contra la pandemia, los arrestos y juicios políticos contra 35 opositores, el cierre de la vía electoral el 7 de noviembre,  o la prolongada recesión económica que viven los nicaragüenses.

Ortega, que se caracteriza por ser un gobernante ausente, dedicó la mayor parte de su discurso a recordar la guerra nacional de 1855, la invasión norteamericana en los años veinte del siglo pasado, la formación de la Guardia Nacional comandada por la familia Somoza y el apoyo de Estados Unidos a la contrarrevolución en los años ochenta. Al final  concluyó celebrando lo que calificó como “la derrota” de Estados Unidos en Afganistán.

“Ojalá aprendan la lección de Afganistán porque la verdad es que allí salieron como en Vietnam”, dijo el mandatario nicaragüense. Quien, además, calificó como “una situación vergonzosa para una potencia como los Estados Unidos” el triunfo de los talibanes, y aseguró que “la derrota del imperio yanqui en Afganistán” es “un mensaje muy fuerte” para Washington, al que sugirió buscar caminos de diálogos y entendimientos.

“Ojalá esto lo entienda el presidente (estadounidense, Joe) Biden, que está en sus manos”, señaló Ortega. “Sé que no es fácil porque tienen fuerzas internas que son guerreristas, que no renuncian a esa práctica, pero esto le da toda la autoridad al presidente Biden como para plantear que ese tipo de intervenciones, no se deben repetir, que Estados Unidos tiene que buscar otro camino para relacionarse con todos los pueblos del mundo, incluyendo con los países más pequeños”, continuó.

“Dios está hablando por Afganistán”

A juicio de Ortega, “Dios está hablando por Afganistán y les está diciendo a ellos (EE. UU.): no sigan por ese camino, deténganse, hay que detenerse, porque ese camino conduce al holocausto de la humanidad entera, donde no se salvará nadie”, más si sigue en la carrera armamentista atómica.

“Esa es la esencia de la debilidad de los imperios cuando se lanzan contra pueblos, contra naciones, que tienen su propia cultura, su propia identidad y quieren incluso no solamente ocuparlos para esclavizarlos, sino que también les quieren cambiar su cultura y su identidad”, y es donde “tropiezan con la misma piedra una y mil veces”, continuó.

“Ya el otro presidente guerrerista (Donald) Trump, el matoncito de Trump se había visto obligado a buscar cómo firmar acuerdos para retirar las tropas (estadounidenses) y no lo hacía por el bien de los afganos, lo hacía simplemente porque a él su Estado Mayor del Ejército le decía que esa guerra está perdida y antes que salgamos como nos sacaron de Vietnam, hay que retirarse y se produjo lo que todos hemos visto”, comentó.

Oculta la crisis sanitaria en Nicaragua

Mientras, en Nicaragua el Ministerio de Salud (Minsa) reportó 568 nuevos casos de covid-19 y una muerte vinculada a la pandemia durante la última semana, a pesar que fuentes médicas han confirmado a CONFIDENCIAL que, en los últimos días, se estima un promedio diario que oscila entre cinco y quince fallecimientos por el coronavirus. 

El aumento de contagios por covid-19 merma día a día la capacidad de los principales hospitales del país. El Hospital Alemán Nicaragüense registra 200 pacientes de covid-19. “La situación está peor que nunca”, expresó una fuente médica de Carazo. Mientras, en el Hospital San Juan de Dios, en Estelí, confirmaron el fallecimiento de siete ‘pacientes covid’, entre lunes y martes.

Sin embargo, el mandatario no mencionó a Nicaragua cuando dijo que “el virus anda llevando dolor y muerte en todo el planeta” y ha cobrado “millones de víctimas”. Razón por lo cual reiteró sus críticas hacia los países ricos que, estimó, destinan miles de millones de dólares para “construir armamentos atómicos” mientras los países en desarrollo demandan vacunas y atención médica. 

Desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, el independiente Observatorio Ciudadano reporta 4002 fallecimientos y 22 086 casos sospechosos de contagio, aunque sus datos no son reconocidos por las autoridades de Salud. El Minsa únicamente reporta 11 934 contagios y 200 fallecidos, mientras los análisis de sobremortalidad por infarto, neumonía, y otras enfermedades, basados en actas de defunción, registran más de 10 000 muertos.

Otro tema ignorado por el mandatario fueron los arrestos y juicios políticos que su régimen ha emprendido desde finales de mayo pasado, periodo en que 35 dirigentes opositores, entre ellos siete precandidatos presidenciales para los comicios de noviembre próximo, han sido capturados. De estos detenidos, 31 están en las celdas del “nuevo Chipote” y cuatro están bajo arresto domiciliario.

De estos 35 presos políticos, 27 ya han sido imputados oficialmente por la Fiscalía. Los últimos fueron el comentarista político Jaime Arellano y el líder estudiantil Lesther Alemán, que este jueves fueron acusados por ser presuntos autores del delito de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”.

Otros seis dirigentes políticos y profesionales independientes imputados por la Fiscalía, por ser presuntos autores de los delitos de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional” o “lavado de dinero”, se encuentran prófugos de la justicia orteguista.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend