Política

Orden contra Victoria Cárdenas, su madre y hermana “es terrorismo fiscal”

Alcaldía de Managua adjudica deuda millonaria en impuestos municipales a la empresaria Victoria Cárdenas, esposa de Juan Sebastián Chamorro

La jueza Imara Isabel Castro Martínez, del Juzgado Quinto Local Penal de Managua, dictó orden de captura y allanamiento de morada en contra de la empresaria Victoria Cárdenas, esposa del dirigente opositor Juan Sebastián Chamorro; su madre Victoria Lacayo, y su hermana Gabriela Cárdenas, por un reparo fiscal de 9.5 millones de córdobas (unos 274 725 dólares), que los afectados aseguran es “arbitrario” y una especie de “terrorismo fiscal”.

Cárdenas y su familia son propietarias de una inmobiliaria y un restaurante, a los que la Alcaldía de Managua auditó en diciembre del año pasado. La empresaria presentó su solvencia municipal de los últimos años, pero la dirección de recaudación de la Alcaldía de Managua dictaminó que la urbanizadora había ganado, solamente entre los años 2017 y 2019, la cantidad de 325 millones de córdobas (unos 9.4 millones de dólares), por lo que sentenció que existe una deuda millonaria en impuestos municipales.

Este reparo “es absurdo, tomando en cuenta que la mayoría de los lotes se vendieron hace ya casi 13 años. Se trata de un cobro expropiatorio por falsos ingresos”, dijo la empresaria.

El caso estaba siendo atendido por la vía administrativa “sin ningún resultado”, hasta que el pasado 9 de julio las propietarias del negocio fueron amenazadas por el abogado Ricardo Ramírez McNally, en representación de la Alcaldía de Managua, con ser llevadas a la cárcel si no pagaban la deuda millonaria. El 21 de agosto pasado la juez Castro Martínez giró la orden de captura en contra de las propietarias del negocio.

Cárdenas asegura que es falso que hayan tenido ingresos por casi 10 millones de dólares, justo cuando el país comenzó a hundirse en una crisis sociopolítica de la que no logra recuperarse y denunció que se trata de un “tipo de prácticas intimidatorias”,  y “represión fiscal” por el trabajo político de su esposo.

“Hacemos esta denuncia pública porque tenemos la verdad de nuestro lado, aunque esto implique poner en riesgo mi libertad y la de mi madre. Esta acusación injusta afecta nuestra libertad, patrimonio, reputación, y bienestar emocional”, agregó Cárdenas.

Denuncian “terrorismo fiscal”

Para Chamorro, quien es secretario ejecutivo de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, la amenaza de encarcelar a su esposa, suegra y cuñada, es -además de represalia política- una medida de recaudación tributaria desesperada.

“Desde hace meses, el régimen, en su afán por conseguir recursos económicos, se ha dedicado a presionar a empresarios y empresarias del país con abusivos cobros, reparos y multas”, sostuvo Chamorro. Estos casos tienen el objetivo de “recaudar recursos por medio de la presión ilegal: si no pagan, cárcel”.

Chamorro, que fue director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), aseguró que “han habido varios casos de este tipo” y que “empresarios han caído presos por supuestas deudas con el Estado”, aunque no los mencionó.

“Son decenas de casos de empresarios y empresas que han tenido que pagar millonarias sumas de dinero. Los afectados no han querido hacer la denuncia por temor a represalias”, afirmó.

Chamorro indicó que “en este terrorismo fiscal está detrás una red de abogados supuestamente privados en alianza con funcionarios de la Alcaldía de Managua”, que no se han pronunciado aún sobre esa denuncia.

Amenazan con cárcel a contribuyentes

Desde hace varios meses la Alcaldía de Managua ha venido exigiendo a los contribuyentes y las empresas asentadas en la capital, que paguen los elevados cobros que les están reclamando, bajo la amenaza de cárcel, lo que el experto fiscal, Julio Francisco Báez, calificó entonces como “un abuso tributario que no tiene precedentes en Nicaragua”.

Contra toda lógica —dado el estado de depresión en que se encuentra la economía nacional después de caer dos años seguidos, y mientras se pronostica un tercer año de pérdidas— la comuna capitalina supone que en 2020 obtendrá ingresos —entre ordinarios y extraordinarios— por 7300 millones de córdobas, después de ejecutar un presupuesto de 3900 millones en 2019.

Según el presupuesto, la Alcaldía de Managua logrará un financiamiento extraordinario con las transferencias del Gobierno central y préstamos internacionales, a la vez que aumentan las recaudaciones de ingresos ordinarios en 370 millones de córdobas, pasando de 2993 millones en 2019, a 3363 millones en 2020. Un incremento equivalente al 11%, mientras la economía nacional proyecta un decrecimiento de -1.2%, según el Fondo Monetario Internacional.

Según la proyección del presupuesto municipal 2020, la Alcaldía de Managua pretende recaudar 311 millones de córdobas por el cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles, lo que representa un ligero incremento con relación a los 294 millones que obtuvo en 2019.

Por otro lado, el impuesto de rodamiento le permitirá a la comuna reunir 34 millones de córdobas por encima de los 29 millones del año pasado, mientras que el servicio de recolección de basura generará 76 millones de córdobas frente a los 68 millones obtenidos en 2019.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Política

Share via
Send this to a friend