Política

Nicaragua registra el “peor” índice de corrupción de Centroamérica

Informe de Transparencia Internacional señala que el Gobierno de Ortega no cuenta con la transparencia y el contrapeso para combatir la corrupción

Los índices de percepción de corrupción en Nicaragua son los peores de Centroamérica, y se han agravado desde 2012, durante la gestión de Gobierno de Daniel Ortega, revela el último informe de la organización de Transparencia Internacional (TI).

El estudio, denominado Índice de Percepción de la Corrupción (CPI por sus siglas en inglés) de 2021, establece que Nicaragua, con solo 20 puntos, tiene la peor evaluación de la región y una de las más pésimas del continente, junto con Venezuela (14) y Haití (20).

El informe destaca que los graves problemas de corrupción que enfrentan esos países, están vinculado directamente a la inestabilidad política y la crisis humanitaria que sufren.

“Este año América tiene 22 países sin cambios estadísticamente significativos en su lucha contra la corrupción. En los últimos diez años, solo Guyana (39) y Paraguay (30) han logrado mejoras significativas. En el mismo período de tiempo, tres de las democracias más sólidas de la región: Estados Unidos (67), Chile (67) y Canadá (74), quienes lideran el ranking este año, muestran un deterioro y solo Uruguay (73) se mantiene estable. Venezuela, Haití y Nicaragua, países no democráticos y que enfrentan crisis humanitarias, obtienen la peor puntuación”, señala el informe.

Haití está entre los países más pobres de la región y sufrió el magnicidio de su presidente Jovenel Moïse en julio de 2021, mientas que Nicaragua y Venezuela están atrapadas en la represión y atropellos de las dictaduras de Daniel Ortega y Nicolás Maduro, respectivamente.

“Con un retroceso de nueve puntos en los últimos diez años, Nicaragua se consolida como la tercera dictadura de la región (junto a Cuba y Venezuela), a través de un proceso electoral ilegitimo, violaciones sistemáticas a los derechos humanos y una absoluta concentración de poder en las figuras de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Hoy, este país no cuenta con la transparencia y el contrapeso al poder ejecutivo necesarios para combatir la corrupción”, cita el informe de Transparencia Internacional.

“Venezuela obtiene una de las puntuaciones más bajas a nivel global. La gran corrupción ha causado graves violaciones a los derechos sociales, incluyendo la educación, la salud y la alimentación. Asimismo, el sistema judicial se ha convertido en un instrumento de represión contra la disidencia y voces críticas. El bloqueo de información pública, la ausencia de rendición de cuentas por parte de entes estatales y de un sistema de justicia independiente crean un espacio donde las violaciones de derechos humanos se invisibilizan y permanecen impunes”, añade el informe sobre el caso venezolano.

Costa Rica, el mejor valorado

Costa Rica es el país centroamericano mejor evaluado con 58 puntos. Panamá registra 36, El Salvador 34, Guatemala 25 y Honduras 23. Nicaragua es también el país de la región que más ha desmejorado, al caer nueve puntos en los últimos diez años, al pasar de 29 a 20, entre 2012 y 2021.  Sin embargo, el informe aclara que el istmo se encuentra en sus puntos más bajos en su lucha contra la corrupción.

El informe destaca los graves problemas que hay en Guatemala y Honduras, y añade que el caso de El Salvador tiene que ser cuidadosamente seguido debido a la deriva autoritaria que se ha señalado a su mandatario Nayib Bukele.

En el caso de Guatemala, el estudio enfatiza que ha retrocedido ocho puntos en los últimos diez años en su CPI. Esto debido a que los éxitos en la lucha contra la corrupción e impunidad que logró la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) se desvanecieron rápidamente. Esto incluso llevó a los Estados Unidos a sancionar a la Fiscalía General guatemalteca, por obstruir las investigaciones de casos de corrupción de alto impacto y promover la impunidad en el país.

Con Honduras, el estudio señala que aunque su CPI sea el segundo peor de la región centroamericana, existe cierta expectativa sobre lo que implicará la llegada a la Presidencia de Xiomara Castro, y su compromiso de eliminar aquellas leyes que promueven la impunidad.

Preocupa deriva autoritaria en El Salvador

Con el Salvador el informe establece que, para 2022, se podría consolidar una dictadura, si las políticas de Bukele siguen socavando la democracia, persiguiendo voces críticas y restringiendo los derechos políticos y civiles.

“Este país muestra un derecho al acceso a la información cada vez más restringido y altos niveles de opacidad en el uso de fondos públicos. Se presume que altos funcionarios del Gobierno participaron en esquemas de corrupción multimillonarios en la respuesta a la crisis de la covid-19 y como parte de las elecciones locales”, detalla el informe sobre el caso salvadoreño.

“Varios funcionarios del actual Gobierno, así como de los anteriores, fueron incluidos en la ‘Lista Engel’ publicada por Estados Unidos, acusados de corrupción y de atentar contra la democracia en el país. También preocupa las medidas tomadas por el Gobierno para socavar la independencia de las instituciones de justicia y cerrar el espacio cívico”, añade.

Los países más transparentes y con mejor puntaje 

El informe destaca que los países que encabezan la clasificación son Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda, con 88 puntos cada una. Las diez máximas calificaciones se completan con Noruega (85), Singapur (85), Suecia (85), Suiza (84), Países Bajos (82), Luxemburgo (81) y Alemania (80).

Por otro lado, Sudán del Sur (11), Siria (13) y Somalia (13) se mantienen al final de la clasificación. Los países con conflictos armados o regímenes autoritarios tienden a obtener las puntuaciones más bajas, entre ellos Venezuela (14), Afganistán (16), Corea del Norte (16), Yemen (16), Guinea Ecuatorial (17), Libia (17) y Turkmenistán (19).


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend