Política

Monseñor Álvarez llama a opositores a “hablarle claro” a los nicaragüenses

El obispo de Matagalpa criticó la falta de transparencia en la búsqueda de la unidad de la oposición

El obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, instó a los líderes de la oposición a “hablarle claro” a los nicaragüenses y a dejar de estar vendiendo “falsas ilusiones”, ya que a pocos meses de las elecciones generales han sido incapaces de unirse para hacerle frente al régimen gobernante.

“Quien tenga oídos para oír que escuche”, advirtió el obispo durante su homilía en la catedral de San Pedro. “No hagan de Nicaragua un mercado donde algunos, con sus estrategias escondidas, pretenden venderse al mejor postor o sacar ventaja de los otros”, continuó el jerarca católico.

A juicio de monseñor Álvarez “los nicaragüenses necesitamos que hablen claro, que den la cara, que no pretendan darnos atol con el dedo”. En este ajedrez político “quien hable con claridad, franqueza y directo, estaría dando un paso adelante, podría incluso hacer la diferencia”, valoró.

“Quien se apertreche en sus propias seguridades, en apoyos externos, en grupos anónimos ocultos, en discursos agitados… llevando al país al despeñadero, quedará al descubierto como un vendedor de falsas ilusiones y de planes equivocados, erróneos y desviados”, agregó el jerarca católico.

Se necesitan propuestas

El obispo también señaló que Nicaragua “necesita de estadistas que con claridad hagan propuestas de nación y tengan visión de presente y futuro, para que juntos, sin exclusiones, ni estigmatizaciones, aportando cada uno su propio granito de mostaza, podamos aportar a un país en paz, justicia, libertad y prosperidad”.

Monseñor Álvarez fue uno de los promotores del Dialogo Nacional en 2018 y un fuerte crítico del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Aunque tiene a su cargo la Diócesis de Matagalpa, aprovechas sus homilías dominicales para referirse a las principales temáticas que afectan al país. Desde el púlpito ha denunciado los abusos de poder, criticado la inercia de la sociedad civil y ha señalado la falta de unidad entre la clase política.

Las palabras de monseñor Álvarez están en sintonía con el mensaje de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, que los obispos del país publicaron el Miércoles de Ceniza, en el que exhortaron a que en este año electoral “se supere todo tipo de confrontación, descalificación y acciones que vayan en contra de este ejercicio cívico y democrático, que todo nicaragüenses tiene derecho de ejercer”.

“Esto –reiteraron los obispos– se puede lograr si se deponen actitudes de poder, de individualismo y haciendo caminos de conversión por el bien común”.

En el llamado, los obispos también reiteraron que “como pastores nos unimos a la aspiración de los nicaragüenses sobre las necesarias reformas electorales que garanticen un proceso de elecciones libres y transparentes”.

A través de varios mensajes, los obispos han llamado a la reconciliación, mientras la sociedad continúa profundizando su polarización, animada por las demandas pendientes que fueron elevadas en las protestas ciudadanas de la Rebelión de Abril en 2018, a las que el régimen de Daniel Ortega respondió con matanza y represión, dejando 328 asesinados, miles de heridos, decenas de desaparecidos, más de mil presos políticos, de los cuales más de cien continúan hoy en prisión, y decenas de miles en el exilio debido a la persecución política.

Más en Política

Share via
Send this to a friend