Política

Medardo Mairena: “El mandato del Movimiento Campesino es romper la muralla y luchar por la unidad”

Confirma pláticas con Kitty Monterrey: “No es una negociación”, dice, y aún no decide si inscribirá su candidatura en uno de los dos bloques

El coordinador del Movimiento Campesino, Medardo Mairena, es el  único líder político que –a pesar de la barrera que separa a la oposición– puede la mañana de un día cualquiera sentarse a conversar con la Alianza Ciudadana y por la tarde reunirse con la Coalición Nacional, de la que forma parte. Lo hace porque considera que en su organización “tenemos autoridad moral” y porque el mandato de sus líderes territoriales es “luchar por la unidad”, deponer el ego y reunirse con quien sea necesario.

El Movimiento Campesino “hemos roto esa muralla” entre ambos bloques opositores, dice Mairena. Pero reconoce que lo hacen de forma individual y que “algunos colegas de la Coalición Nacional no lo sintieron como algo agradable”. Además, asegura que los mantiene informados sobre sus conversaciones con Kitty Monterrey, presidenta del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), que considera a los campesinos un movimiento de tendencia liberal.

“No es una negociación en este momento, la intención es ver si existe alguna ventana o una hendija para que podamos incorporarnos, no como Movimiento Campesino sino todas las organizaciones que hemos estado haciendo oposición, no es que vayamos a apoyar a la Alianza Ciudadana”, afirma.

Mairena es uno de los ocho aspirantes a la candidatura presidencial pero no se ha inscrito en ninguno de los dos bloques opositores a una competencia interna. Durante esta entrevista con el periodista Carlos Fernando Chamorro que fue transmitida en el programa Esta Noche, explica las razones por las que no se ha inscrito y propone que los precandidatos presidenciales deberían sentarse a “definir las reglas del juego”, en vez de inscribirse en uno u otro grupo.

¿Cuál es la situación del asedio policial para los activistas del Movimiento Campesino y para los líderes opositores en este momento?

Se han ensañado con la represión brutal contra los liderazgos territoriales del Movimiento Campesino. Tenemos el caso de Pedro Mena que –como todos sabemos– las torturas que sufrió en (la cárcel) El Chipote le dejaron coágulos de sangre, eso fue lo que le detectaron la primera vez que lo chequearon los médicos. Ahora, ya tiene dos meses intentando salir a Managua para chequearse con el médico y lamentablemente no le han permitido salir, lo ha regresado en dos ocasiones. En las Segovias está el caso de, Jaime Maradiaga, un líder que ha sido amenazado de que: “si continúa haciendo reuniones que se atenga a las consecuencias”, que sería encarcelado y condenado a 30 años.

También hay otros liderazgos que tienen Managua por cárcel, el acoso policial cada día es más fuerte. Mi persona, por ejemplo, para poder salir tengo que decirles (a los oficiales) para donde voy, si no lo hago no me permiten la salida. Graban videos cuando me monto en el vehículo, cuando me bajo, donde voy es un acoso permanente de la policía sandinista que obviamente no nos permite sentirnos con libertad.

¿Cómo está enfrentando la oposición este recrudecimiento del asedio policial? ¿Hay resistencia cívica? ¿Cada quién está por su lado o hay una posibilidad de unidad en acción?

Condiciones obviamente no las hay por la represión que no nos permiten reunirnos y mucho menos movilizarnos, pero creo que sí existe voluntad de ambos sectores de unirnos como un solo bloque de oposición y exigir condiciones, la libertad de los presos políticos, el cese a la represión. Creo que solamente juntos vamos a tener la energía necesaria para que podamos decirle a (Daniel) Ortega: ¡Basta ya!

¿Cuál es la posición del Movimiento Campesino ante la división que existe en dos bloques de oposición, la Coalición Nacional –a la que ustedes pertenecen– y la Alianza Ciudadana? Este domingo la presidenta de CxL, Kitty Monterrey, dijo que han tenido acercamientos con el Movimiento Campesino ¿Qué están discutiendo o que están negociando?

El mandato de las bases del Movimiento Campesino es luchar por la unidad. En los años que ha habido comicios electorales los campesinos hemos clamado la unidad porque sabemos que, cuando no se logra la unidad, quienes pagamos los platos rotos somos nosotros y no nos lo merecemos porque no hemos sido nosotros los que hemos cometido la falta con el pueblo.

Si vos entrevistas a alguien de la Coalición dice que quiere la unidad, y en realidad siento que si se quiere la unidad dentro de la Coalición, pero sí entrevistas al otro bloque lo mismo dicen, quieren la unidad. Por eso el mandato del Movimiento Campesino es romper esa muralla y escuchar a ambos sectores. Aunque seamos parte de uno de los sectores, eso no nos impide –y tenemos la moral para hacerlo– que no podamos reunirnos con el otro sector, con quien esté haciendo oposición contra este régimen.

Ya hemos roto esa muralla a pesar de que algunos colegas de la Coalición Nacional no lo sintieron como algo agradable. Estamos interesados en que podamos parar –y esta es mi aspiración– la matanza de los campesinos, porque no queremos seguir perseguidos en el 2022, no queremos seguir ofrendando vidas. Nuestra aspiración es hacerle conciencia (sensibilizar) a todos los sectores a deponer sus intereses, su ego, y nos pongamos al servicio del pueblo.

Estás hablando que el Movimiento Campesino rompe la muralla, están hablando con CxL, ¿qué es lo que están negociando?

No es una negociación en este momento, la intención es ver si existe alguna ventana o una hendija para que podamos incorporarnos, no como Movimiento Campesino sino todas las organizaciones que hemos estado haciendo oposición, no es que vayamos a apoyar a la Alianza Ciudadana. No estamos en este momento tratando de negociar cuotas –como muchos creen– lo que estamos haciendo es dialogando para ver cómo encontrar similitudes porque sabemos que tenemos la misma lucha. Nuestro interés no es fraccionar la Coalición Nacional, nuestro interés es que podamos encontrar la forma de juntarnos en un solo bloque.

Medardo Mairena
El líder campesino Medardo Mairena, durante una conferencia en la CPDH, donde ha tenido que resguardarse en varias ocasiones, tras ser perseguido o retenido por la Policía. // Foto: EFE | Jorge Torres | Archivo | Confidencial

Vos sos uno de los suscriptores del acuerdo de Unidad Nicaragua Primero con los precandidatos presidenciales, pero hasta este momento no te has inscrito como candidato en la Coalición Nacional ¿estás contemplando tomar esa decisión, hay un plazo para el 30 de marzo o has contemplado inscribirte en la Alianza Ciudadana?

Yo firmé ese compromiso porque es un mandato del Movimiento Campesino empujar la unidad y no firmé como precandidato. Lo dije desde el inicio cuando sostuvimos la reunión con los exiliados, pero hasta este momento el Movimiento Campesino sigue manteniendo por encima de sus hombros la responsabilidad de buscar la forma de unir a los dos bloques.

No tenemos siquiera condiciones en este momento para ir al proceso electoral, eso no significa que no debamos prepararnos. En estos momentos nuestra aspiración es que podamos conseguir esa unificación y que podamos sentirnos como una sola familia demócrata. No podemos seguir mintiéndole al pueblo de Nicaragua, no podemos seguir con discurso ambiguos y creo que este es el momento de decir que sí queremos la unidad.

Si se logra esa unidad de estos dos bloques ¿te inscribirías como candidato a una competencia interna de la unidad? ¿Tenés ese mandato del Movimiento Campesino? ¿Aceptarías otra nominación; por ejemplo, del Partido Liberal Constitucionalista?

Nosotros vamos a sostener una sesión del Consejo Nacional –muy pronto– con la intención de valorar si participamos o no, porque el mayor interés de nosotros no es ir a recoger migajas del régimen, nuestro mayor interés es arrebatar el poder. Desgraciadamente, no hay ni la mínima voluntad de este régimen, pero tampoco existe la mínima solución que podamos hacer para rescatar la economía de este país, para que podamos construir esta nueva Nicaragua. Es por eso que hasta este momento no hemos tenido una respuesta definitiva como Movimiento Campesino sobre este tema, pero sí lo estamos valorando.

¿Qué peso tiene el Movimiento Campesino y qué incidencia tiene para hacer ese factor de puente de unidad que estás describiendo? La presidenta de CxL dijo: “hablamos con el Movimiento Campesino porque en su mayoría son liberales”. El Movimiento Campesino nació de las luchas anti canal como un movimiento social ¿es un movimiento político liberal o un movimiento social?

Somos un movimiento social. Creo que ella se refiere al hecho de que los campesinos hemos sido de tendencia liberal y –como hemos dicho claramente– esta lucha no es para cambiarle la ideología de nadie, sino para que nos pongamos en los pantalones de esos campesinos que son perseguidos a diario, eso es lo que nos mueve para mantenernos bajo viento y marea. Queremos responderle a los hermanos de los territorios indígenas, de los pueblos originarios, los pueblos que por años vienen luchando por la reivindicación de sus derechos, los jóvenes que en su momento hicieron el estallido social porque ya no soportaron como este régimen venía reprimiéndolos, por eso nos unimos a ese esfuerzo, las mujeres que también por años vienen luchando por sus luchas sociales y es una lucha con la que nos hemos identificado.

Pero este movimiento nace de esas luchas contra el canal en la franja canalera, desde Punta Gorda, Nueva Guinea, San Miguelito, Ometepe y Rivas y ¿qué presencia tienen en el territorio nacional, en lugares del Pacífico o es un movimiento territorial de la franja canalera?

El movimiento campesino se ha expandido por todo lo que significa, por los asesinato de los campesinos en la zona de Jinotega, Nueva Segovia, en la RACN. Campesinos hay a nivel nacional y sus demandas han sido las mismas nuestra porque de alguna manera han sido vulnerados nuestro derechos. Es por eso que hoy tiene presencia a nivel nacional. Aquí en Managua ya tenemos estructura en cada uno de los distritos, en los municipios y en cada uno de los departamentos del país. El movimiento ha crecido muchísimo por su lucha digna, una lucha genuina, que nuestro mayor interés es poder rescatar la reivindicación de cada uno de los derechos de los nicaragüenses.

Además de tu liderazgo nacional se identifican otros líderes, otros espacios de organización, dentro del Movimiento Campesino: Víctor Díaz, Francisca Ramírez, expresidenta del movimiento exiliada en Costa Rica, el propio Freddy Navas ¿está unido al Movimiento Campesino o se mantiene esta división?

Yo nunca he considerado una división el hecho de que ellos hayan generado una opinión diferente, eso es normal y creo que a veces hasta en la familia hay sus problemas internos, eso no significa que el día de mañana vamos a distanciarnos. Todo lo contrario, creo que es muy importante y saludable escuchar opiniones de alguna manera adversa porque eso nos permite reparar si en algún momento hemos cometido fallas. Creo que el que no escucha sus errores está condenado a no repararlos. Yo agradezco a las personas que dentro del Movimiento Campesino me han dicho “mira Medardo creo que en tal cosa deberíamos mejorar”. Es esa humildad que caracteriza a muchos campesinos la que nos permite mantenernos hasta esta instancia.  

Volvamos a las pláticas con la Alianza Ciudadana y la Coalición Nacional, vos decís que hay un intento de unificación, pero lo único que está claro es que la Alianza Ciudadana abrió una convocatoria para la inscripción de candidatos presidenciales, hay por lo menos tres interesados en esa inscripción y por el otro lado hay cuatro candidatos ya inscritos en la competencia interna de la Coalición Nacional, unos en torno a la casilla de CxL y otros en torno a la casilla del PRD,  ¿se va a mantener la división o se pueden encontrar?  

Yo hago el llamado a los precandidatos a que, en lugar que unos se inscriban en un lado y otros en el otro, mejor sentarnos y discutir las reglas del juego. Tal como firmamos el documento Nicaragua Primero comprometernos a que quien gane sea el compromiso (tenga la voluntad) de podernos unificar, porque creo que así (de la forma que se está haciendo actualmente) nos convertiremos en dos corrientes y eso es lo que nosotros queremos evitar. Más bien que podamos hacer la selección de candidatos en conjunto y al final comprometernos con la fórmula que el pueblo decida. En ese momento pasaríamos a una segunda etapa que sería decidir entre todos cómo podemos utilizar el liderazgo, que no solamente sea para una candidatura sino para que enrumbamos al pueblo por un solo callejón, por un solo camino que es hacia la democracia.

¿Qué es primero la casilla o el liderazgo?

El liderazgo tiene mucha legitimidad y moral para poder tomar una decisión, pero espero que todos –como hemos firmado un compromiso entre nosotros– podamos honrar ese compromiso. Honrar ese compromiso no es irse a inscribir unos a un grupo y otros en otro grupo, creo que esto debería ser transparente por supuesto y lo más alcanzable posible para que los liderazgos territoriales también sean tomados en cuenta.

 



Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

 


Más en Política

Share via
Send this to a friend