Política

“La gente se quedó en su casa”: El testimonio de los observadores de Urnas Abiertas

Red ciudadana burló el estado policial para documentar la jornada del 7 de noviembre controlada por el FSLN

Meses antes de las votaciones del 7 de noviembre, en Nicaragua, ya se sabía que Daniel Ortega sería proclamado para un cuarto período presidencial consecutivo. Ortega se encargó de despejar su camino eliminando los vehículos de la oposición y encarcelando a siete precandidatos presidenciales para anular su competencia. “El fraude estaba probado con anticipación”, sostienen miembros de una red ciudadana de 1450 observadores voluntarios, coordinada por la organización Urnas Abiertas, que se propuso documentar “la respuesta de la población” en una jornada controlada por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

La red de observadores fue tejida en Nicaragua desde el exilio y su nivel de organización fue tan precisa que apenas fueron percibidos por los operadores del régimen que vigilaban los Centros de Votación. “Hicimos grupos muy pequeños, de seis a nueve personas, grupos muy compartimentados, y como medida de seguridad les asignamos códigos y todo el mundo perdió su nombre”, relata Ivania Álvarez, coordinadora territorial del Observatorio Ciudadano Urnas Abiertas.

La muestra de Centros de Votación (CV) observados fue de 563, de 3106 CV habilitados por el Consejo Supremo Electoral (CSE). Algunos observadores lograron entrar, otros vigilaron desde afuera y otros solo transmitieron la información para los tres informes de la jornada presentados por Urnas Abiertas, que este 21 de noviembre presentó su informe final. A partir de sus reportes, el observatorio ciudadano calculó un 81.5% de abstención, además de la coacción a trabajadores de Estado y sus familiares para ir a votar, la vigilancia de paramilitares, policías y simpatizantes del FSLN y la violencia política ejecutada por el orteguismo. 

La organización se basó en “redes que ya existían” en el país, pero que estaban destinadas a “monitorear el asedio a opositores”, explica Álvarez. Sin embargo, 45 días antes de la votación “la gente no sabía exactamente para que nos estábamos organizando”, ya que la red “tenía que ser de muy, muy bajo perfil” para no llamar la atención del régimen, que en la víspera del 7N detuvo a más de una decena de ciudadanos.

CONFIDENCIAL conversó con algunos de estos voluntarios que fueron observadores de primera fila en unas votaciones marcadas por la apatía de la población y la persecución política del orteguismo. Sus nombres fueron sustituidos por seudónimos, para evitar que sean asediados y detenidos.

“Arturo”: El Centro de Votación “estaba vacío”

El día de las votaciones, “Arturo” se levantó temprano, se alistó de prisa y aún sin desayunar salió de su casa para reunirse con otras cuatro personas. “Teníamos que documentar de manera visual” lo que estaba ocurriendo en los Centros de Votación, por lo que “decidimos hacer unos recorridos”, explica. Primero visitaron un CV ubicado en una zona rural de Managua y luego otro en la zona urbana. Lugares a los que horas más tarde volvieron otros de sus compañeros.

Urnas Abiertas
La poca afluencia de votantes en los Centros de Votación fue evidente el 7 de noviembre.
Foto: Confidencial | Nayira Valenzuela

“Nos dimos cuenta de que el centro estaba vacío”, advierte “Arturo”. Tal situación le sorprendió bastante porque históricamente “aquí en nuestra circunscripción la gente tiende a asistir a los Centros de Votación por la mañana, antes que caliente el sol”, comenta. Pero “vimos que solamente había policías, militares, civiles del partido de gobierno”, agrega.

“Arturo” es habitante de la zona donde le tocó observar, por lo que su presencia en el Centro de Votación pasó desapercibida para los operadores del régimen que resguardaban el lugar. Sin embargo, no consiguió entrar hasta las Juntas Receptoras de Votos (JRV) porque en la entrada del lugar había un grupo de gente verificando en computadoras el CV que le correspondía a cada votante.

El grupo de observadores al que pertenecía “Arturo”, también registró la denuncia de una estudiante universitaria que fue “obligada” a votar por su papá. La joven de 17 años dijo a los observadores que su padre “es militante sandinista, por lo que ella tuvo que ir a votar”.  En el lugar, la estudiante tomó fotografías de la boleta marcada con un voto nulo.

Aunque “Arturo” finalizó su turno de observación in situ a las 9:00 de la mañana, él se mantuvo activo durante todo el día. Por la tarde observó más presencia policial en el perímetro del Centro de Votación y apoyó sacando del lugar a uno de sus compañeros que fue asediado por dos civiles. 

“Amazona”: En media hora “apenas tres personas llegaron a votar”

“Amazona” es habitante del departamento de Nueva Segovia, al norte de Nicaragua. En ese lugar trabajó junto con otros cinco observadores en el turno de 11 de la mañana a 1 de la tarde. Relata que cuando se dispuso a entrar al Centro de Votación que le correspondía monitorear no la dejaron pasar de la puerta, ya que el grupo que “estaban viendo la ubicación” de los CV le indicó que no le correspondía votar ahí y, advierte, “en los pueblos toda la gente se conoce”. 

Decidida a cumplir con su objetivo, “Amazona” se quedó unos minutos en el lugar y aprovechó un descuido para entrar. Sin embargo, al poco tiempo un hombre la interceptó y le indicó el Centro de Votación donde debía dirigirse. “Hice el intento de subir y me dijo que no, que solamente los votantes o las personas que estaban autorizadas a estar dentro podían hacerlo”. Pero “en la media hora que estuve cerca del centro entraron apenas tres personas a votar”, agrega.

A eso del mediodía, “Amazona” verificó también que las camionetas de la alcaldía estaban siendo utilizadas para distribuir la alimentación de las personas que estaban en los Centros de Votación, la mayoría militantes del Frente Sandinista. Más tarde, sus compañeros constataron que esos mismos vehículos estaban trasladando votantes.

Para esta jornada se dispone de 3106 centros de votos, pero estos no son los definitivos dice el CSE. EFE | Confidencial

El acarreo  de votantes al final de la tarde resultó “evidente”, ya que ese día “las calles estaban desoladas”, relata “Amazona”. En este lugar al norte de Nicaragua “había un gran silencio”.

“Libertador”: Entraron como un votante más

“Libertador”, es un observador electoral experimentado. Observó en las votaciones de 2011 y también en 2016, aunque en esa ocasión lo dejaron afuera de un centro de cómputo. Ahora en 2021, tuvo a su cargo un pequeño grupo de observadores voluntarios con quienes observó in situ lo que sucedía en los Centros de Votación que le correspondía monitorear.

En los CV que visitaron contabilizaron a las personas que estaban en las filas y algunos de ellos entraron “como un votante más”, explica “Libertador”. Dentro del centro “se fumaron un cigarrito para ver y platicar” un rato. “Hicieron un trabajo de contrainteligencia”, valora.

Sin embargo, lamenta que no pudieron hacer fotografías en el interior de los CV debido a una prohibición expresa del Consejo Supremo Electoral (CSE). Entonces, tuvieron que memorizar la información y una vez estuvieron fuera del radio del CV procedieron a enviarla a los coordinadores de Urnas Abiertas. 

Durante la jornada, también “observamos bastante presencia de policías y vehículos de la municipalidad acarreando personas de las zonas más alejadas”, relata “Libertador”.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend