Política

Kitty Monterrey invita a precandidatos a inscribirse en la Alianza CxL

Se amplía plazo de inscripción, pero el proceso para la selección de candidatos, que fue acordado, “ya no está sujeto a revisión”

La opositora Alianza Ciudadana integrada por el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) y la Alianza Cívica, anunció la reapertura de la inscripción de precandidaturas presidenciales, pero la presidente de CxL Kitty Monterrey dijo este domingo que deben solicitar su participación de manera formal y no a través de redes sociales.

En una amplia entrevista en el programa Esta Semana Monterrey reveló que aunque ella “no necesariamente estaba de acuerdo con reabrir el proceso”, la mayoría así lo decidió en el Comité de Enlace de la Alianza.

La presidente de CxL indicó que el mecanismo de competencia interna, a través de encuestas, debates, y evaluación de trayectorias, acordado con los cuatro precandidatos que ya están inscritos –Juan Sebastián Chamorro, Arturo Cruz, Noel Vidaurre, y Américo Treminio– “no está sujeto a revisión”.

La apertura a otros precandidatos, incluidos los que estaban inscritos en la  Coalición Nacional e independientes, no implica una alianza con movimientos políticos, porque ya no hay partidos en la Coalición, dijo Monterrey, y llamó a los movimientos cívicos a integrarse a la Alianza Ciudadana a través de la Alianza Cívica. “¿Cómo se integran? Eso es algo que deben dialogarlo entre ellos”, señaló.

Monterrey reveló que la selección de candidatos a diputados se hará a través de una competencia interna “tipo primarias”, utilizando un padrón cerrado del partido CxL, en el que podrán postularse los aliados del partido, y votar a través de una plataforma tecnológica que están diseñando.

Sobre el riesgo de una eventual cancelación de la personería jurídica de CxL, al convertiurse en la única casilla opositora y como represalia por su política de apertura, Monterrey dijo: “Yo no te puedo decir qué está en la mente de Daniel Ortega, pero por temor a Ortega no vamos a dejar de hacer lo que tenemos que hacer. En el momento que ellos nos vean como una oposición unida alrededor de esta plataforma, que es la Alianza Ciudadana, podrán buscarse cualquier pretexto para podernos sacar del juego”.

La escalada represiva

En las últimas dos semanas el país ha vivido un endurecimiento del asedio policial; se despojó de su personería jurídica al PRD, que sería la casilla de la Coalición; luego vino el asalto contra  CONFIDENCIAL; el proceso de presunto lavado de dinero contra la precandidata Cristiana Chamorro; y ahora hay decenas de periodistas investigados. ¿Cómo valora la Alianza Ciudadana las consecuencias de esta escalada represiva?

Yo creo que para todos los nicaragüenses este es un golpe más de la dictadura,  la escalada de represión ha venido en ascenso y nos pone a todos en una situación sumamente compleja, de cara un proceso electoral donde no existen garantías.

En la Alianza Ciudadana estamos sumamente preocupados porque, de continuar esto, la incógnita es ¿habrá elecciones realmente? Nosotros mismos somos asediados constantemente, yo en mi carácter personal, los miembros del partido; la sede en Managua es vigilada, rodeada de policías; cédulas son requeridas hasta para entrar, te toman fotos; o sea, no podemos hacer reuniones; nuestros precandidatos, incluso, no pueden salir de Managua.

Estamos viviendo una situación sumamente compleja, que nos va a llevar a tener que tomar decisiones serias en algún momento, y cuando digo serias es, bueno, ¿habrá realmente un proceso en el que debamos participar o no?. Esa es una realidad a la que nos vamos a tener que enfrentar.

Antes de llegar a ese punto decisivo. ¿Puede la oposición acordar una estrategia de defensa conjunta, o de unidad en la acción, frente a esta escalada represiva, para recuperar la iniciativa política, o cada quien anda por su lado?

La mayoría de los nicaragüenses, que no pertenecen a organizaciones, están esperando realmente ver el camino para esa unidad. Nosotros hemos tenido un camino sumamente difícil, y yo quisiera aclarar que muchas veces, a mí,  en lo personal,  se me ha tratado de hacer ver cómo que no estamos interesados en la unidad, y eso no es cierto.

Nosotros estamos conscientes de que es necesario dar esa esperanza a la población para que realmente, a través de un buen programa, de una buena oferta, que le dé esa esperanza que necesitamos todos, la gente se aglutine para efectos de ir, si ese va a ser el caso, a votar. Pero no lo veo disperso, y menos en estos momentos cuando, a pesar de mis expresiones hacia la Coalición, yo entiendo de que hay muchas buenas personas ahí y que realmente se pueden incorporar. Yo nunca me refiero a personas con nombre y apellido, una cosa son algunas organizaciones que, obviamente, no vamos a coincidir ideológicamente nunca, y otra muy diferente es no reconocer el valor de muchas que pueden sumarse, y  no lo estoy hablando en futuro, estoy hablando de que este es el momento.

Lo que sucedió con el PRD, no es sorpresa para nadie, todos estábamos viéndolo como una manipulación más del régimen a la que se prestó el PRD, y esas son las consecuencias, y esa fue siempre una de las razones nuestras de no incorporarnos a una Coalición que estaba destinada al fracaso. El tiempo nos dio la razón en cierta medida, porque se fue desgranando, precisamente, por haber incorporado a satélites del orteguismo, es lo que sucedió. Fue un error haberlo hecho de esa manera, y el que nosotros no hayamos querido participar nunca fue razón de no querer la unidad, fue ver, basados en una experiencia de años, de que era un error contaminar movimientos autoconvocados de expresiones de la gente de abril, con partidos  que tenían otra agenda porque eran controlados por Ortega.

 Apertura sin negociación política

Pero el hecho de que el liderazgo de Ciudadanos por la Libertad tenga diferencias ideológicas con otros sectores, ¿es impedimento para tener coincidencias política en una estrategia de resistencia cívica contra la dictadura o incluso de participación electoral, si hay condiciones el 7 de noviembre?

Es que son dos cosas muy diferentes. Una cosa es de que se incorporen tanto a una promoción activa del voto, como a su defensa, porque lo que queremos es la participación de todos; y otra, muy diferente, es que esto se convierta en una negociación de diputaciones, donde nosotros entendemos que la Asamblea Nacional es tan valiosa, o más, que la Presidencia misma, porque es en la Asamblea donde se va a definir realmente una transición que va a ser sumamente difícil.

Por ejemplo, para formar una bancada independiente en la Asamblea, con cuatro diputados basta, y aquí no queremos entrar en una transición donde un grupo de izquierda, y le pongo nombre, el MRS, venga a priorizar agendas colectivas, porque no es el momento de ella, y nosotros no podemos arriesgar a un Ejecutivo que va a necesitar de una bancada sumamente coherente y cohesionada, para apoyarlo en esta transición, que va a ser difícil.

Pero ni siquiera se ha podido lograr la salida de la dictadura y estás pronosticando diferencias posteriores. La pregunta que mucha gente se hace es ¿puede, la Alianza Ciudadana sola, derrotar a Ortega en estas condiciones, con esta escalada represiva? ¿Puede abrirse o no a la participación de otras fuerzas políticas que están excluidas ya del proceso electoral, porque eliminaron la casilla del PRD?

La Alianza Cívica siempre es nuestra contraparte, como representante de la sociedad civil. Nosotros como partido político tenemos una alianza de derecho, debidamente inscrita en el Consejo, con Pamuc; entonces, aquellas fuerzas que no son partidos políticos, porque ya no quedan, que pudieran ser parte de esta oposición, entonces tendrían que dirigirse a la Alianza Cívica, que es donde está aglutinada realmente esa representación. ¿Cómo se integran? Eso es algo que deben dialogarlo entre ellos.

Se que el tema ideológico es espinoso para mucha gente, pero nosotros  somos un partido que tenemos una fuerte composición de afiliados rurales, campesinos, y sobre todo excontras. Cualquier acercamiento con un movimiento, que públicamente se sabe que es de izquierda, nos haría restar a una fuerza enorme de todo ese corredor de la contra, que tienen una historia demasiado reciente de las víctimas, de sus familiares, de sus muertos. Entonces, no es que queramos excluir, son realidades en las que vive el país; y si te referís, incluso, a las organizaciones que componen la Unab,  yo veo una votación de que tuvieron para efectos de elegir a sus precandidatos, y ¿300 personas que porcentaje representa de un padrón electoral que puede ser de cuatro millones? Y si eso nos va a restar a nosotros, o sea,  a un sector, que sí es mayoritario, pues yo que creo que la decisión es más que obvia.

En 2011, esas fuerzas que calificas de izquierda, fueron aliadas dentro en lo que fue la Alianza PLI, con la candidatura de Fabio Gadea a presidente y Mundo Jarquín, como candidato a vicepresidente, y tuvieron una experiencia y participación. ¿Cómo se pueden sumar esas fuerzas en este proceso?

Primero te aclaro una cosa, Ciudadanos por la Libertad no es el PLI. La mayoría (son) personas que vienen de ese partido, indiscutiblemente, pero es un partido que se formó de una manera muy distinta.

Yo soy presidenta de un partido que fundamos todos juntos, haciendo un tremendo esfuerzo para que fuera una institución democrática. Entonces, yo siento a veces que me atacan a mí como que si soy un dictador que da una orden y todo el mundo la cumple. Yo represento  a un partido, y las decisiones que tomo,  las tomo en  representación de ellos, no estoy  tomando decisiones a título personal, tomo las decisiones que el partido me acuerpa en ellas. Entonces, esa es la posición de un partido, no es la posición de la Kitty.

La inscripción de los precandidatos

El mensaje de la Alianza Ciudadanos por la Libertad, que tiene las “puertas abiertas” y, que hasta este momento ningún otro aspirante ha manifestado su interés en inscribirse ¿Significa una apertura a los precandidatos que no están inscritos en CxL?

Nosotros trabajamos muchísimo para poder hacer un mecanismo transparente de selección de candidato. Renunciamos al derecho que teníamos, como partido, de postular a alguien de nuestras filas, porque comprendimos que con la Rebelión de Abril era necesario darle la oportunidad al pueblo de que esos liderazgos emergentes participaran, y lo hemos cumplido hasta el último momento, no hay nadie de las filas del partido que se está postulando, y eso no significa que no tengamos gente valiosa. Óscar Sobalvarro es un hombre con una trayectoria impecable de lucha contra la dictadura, sin embargo no lo hicimos.

Abrimos el proceso durante 45 días, invitamos a todos sin excepción que se inscribieran, no le cerramos las puertas a nadie, incluso Cristiana (Chamorro) llegó, conversó con nosotros, se presentó todo el mecanismo; fuimos un paso más allá, hicimos una reunión con generadores de opinión y mejoramos el proceso, basados en lo que ellos sugerían.

Entonces la semana pasada, tuvimos una reunión de Comité de Enlace, y aunque yo no necesariamente estaba de acuerdo con abrir ese proceso, la mayoría optó por publicar que estábamos dispuestos, a como lo dijo Lester Alemán en una conferencia pasada, a tener “las puertas abiertas”, pero que nadie había llegado. Entonces, ¿Cuál fue la decisión? Esperemos a ver la reacción.

Estas reacciones ya las hemos visto, se han vuelto mediáticas, no es así que se hacen las cosas con seriedad. Cuando hay interés, en vez de estar mandando WhatsApp, tuits, poniendo en Facebook: eso no es lo correcto. Si alguien tiene interés, de los precandidatos, lo correcto es dirigirse de manera formal al partido o a la Alianza, al Comité de Enlace, y decir, yo tengo interés en conocer su mecanismo de inscripción y me gustaría una cita para discutirla, y nosotros los vamos a recibir. Lo que pasa es que esto no es un show, no es un circo.

Cuando querés que algo resulte, se hace con seriedad, y no se hace de una forma  para ganar puntos ante la opinión pública, eso no es correcto.

Félix Maradiaga dijo –esa es una buena señal y yo quiero solicitar una reunión con la presidente de CxL. ¿Debería de canalizar esa solicitud a través del mecanismo que estás señalando? Cristiana Chamorro dijo –me parece que esta es una señal de apertura y quiero reunirme. ¿Están abierta las puertas para que participen precandidatos que estaban inscritos en la Coalición Nacional, y otros que no estaban inscritos en ninguno de los dos bloques opositores?

Correcto. Eso es lo que hemos dicho, pero que lo soliciten de una manera ordenada y formal, y no a través de mensajes y de las redes sociales. Nosotros, por supuesto que vamos a recibir al que lo solicite.

Ahora, aclaro, no es el mecanismo el que está abierto, es el proceso de recibir a aquellos, que no es que nosotros los excluimos, abrimos el  proceso durante 45 días y nadie llegó, más que los cuatro que, obviamente, confiaron en un proceso, hay un consenso entre ellos, y ellos tienen que ser parte de este paso que estamos dando, para ver quienes se van a integrar.

En esta semana nosotros estaremos publicando ya cuál sería ese calendario.

Este procedimiento de encuestas, debates y evaluación de trayectorias, que fue consensuado con estos cuatro candidatos ya inscritos, ¿está escrito en piedra o se puede mejorar con los aportes de otros precandidatos?

La aprobación de este mecanismo tomó mucho tiempo, y consultamos a mucha gente, todos tuvieron aportes, unos a favor, otros en contra, otros mejorando, cambiando, y los hemos hecho. Ya hay un consenso de los cuatro precandidatos y de la Alianza Ciudadana, tanto de la Alianza Cívica como el partido, y ese mecanismo ya no está sujeto a cambios, ya no hay tiempo, esto no va a ser una reunión de consulta para ver qué cambiamos. O sea, bienvenidos para conversar, pero el mecanismo es el que ya está aprobado. Empezar de nuevo a revisar un mecanismo, no llegamos a tiempo para hacer todo lo que hace falta, no hay forma.

 La evaluación de los debates

La participación de candidatos en debates públicos es un elemento imprescindible para que el electorado pueda valorar sus capacidades de liderazgo, y sobre todo, su visión de cambio en el país. Pero ¿cómo se va a decidir el puntaje en relación al resultado de esos debates sobre los cuales, las personas que lo verán en televisión o a través de las redes sociales, tendrán sus opiniones? ¿Quién va a decidir el puntaje de cada precandidato?

Este es un proceso inédito, porque no creo que en ningún partido se haya hecho nunca, lo novedoso es que los jueces que van a emitir sus calificaciones en el debate, los seleccionan de consenso los propios precandidatos que van a participar. Nosotros hemos evitado que en todo este procedimiento tengamos algo que ver ni el partido, la Alianza Cívica. Todo va a estar sujeto a terceros, que tienen que contar con el consenso de esos precandidatos.

Lo que hemos hecho es pedirle a cada precandidato que propongan cuatro,  cinco nombres de los jueces que ellos consideran, cada precandidato podrá objetar, o sea, digamos unos tres, para efecto de que los remanentes sean del consenso de todos los que están participando; y luego se sacará de una bolsita, o como sea, los nombres de los cinco que van a ser los jueces. Nosotros no vamos a tener absolutamente ninguna incidencia en el proceso; y en la encuesta menos, porque la encuesta es una firma encuestadora internacional.

Para analizar los requisitos académicos y la experiencia profesional, que le han dado algunos demasiada importancia, porque los requisitos académicos lo único que dice, es que el que tiene, un doctorado, puede tener cinco puntos; el que tiene una licenciatura, tiene cuatro; y el que tiene un nivel técnico, bachillerato, tiene tres; o sea, que no afecta en gran medida ni beneficia a aquel que tiene una mejor preparación; y la experiencia, que son 15 puntos apenas, reúne tanto experiencia pública como privada; todos lo que están participando tienen experiencia de algún tipo, o sea, que eso no va a afectarle a nadie. En  realidad aquí la decisión final la va a tomar la ciudadanía a través de la encuesta y el debate, a través de un panel de jueces totalmente independiente.

Pero en relación al impacto que tienen los debates en el electoradonormalmente hay personas que opinan en un panel de televisión, o escriben sus opiniones en los  periódicos. Pero a final de cuentas el que decide quién ganó un debate no son esos cinco o siete opinadores o  jueces calificados, sino el electorado. ¿Hay alguna manera que pueda recogerse la opinión de la población a través de otro tipo de encuestas sobre el impacto de estos debates?

Por supuesto. La encuesta tiene un componente de preguntas, que si vieron  el debate, y quién en su opinión ganó el debate, es la forma de incluir, precisamente, a la ciudadanía,  y esto lo estamos haciendo con mucho cuidado.

Y voy a aclarar, el debate yo sé de que ha generado, en algunos, inconformidad, pero nosotros insistimos en el debate porque es imposible la movilización masiva de la gente para que pueda conocer a estos aspirantes o precandidatos. El debate es parte fundamental, hay que darle la oportunidad a cada quien de demostrar quién es, porque lo que queremos es elegir a alguien que tiene la capacidad para ser presidente de este país, y eso es lo que estamos haciendo.

 Los candidatos a diputados

Dijiste que la elección de la Asamblea Nacional es tan importante como la  presidencial, porque estará en manos de ella, si logra una mayoría calificada, desmantelar las estructuras de la dictadura. ¿Cómo van a seleccionar a los candidatos a diputados en la Alianza Ciudadanos por la Libertad?

Tenemos sistemas tecnológicos de punta con todas las capacidades para poder hacer elecciones tipo primarias, y creemos que  en las candidaturas a diputados, departamentales y regionales, la gente en cada departamento y región tiene derecho de seleccionar quien debe de ser su candidato. Entonces, estamos haciendo los esfuerzos para poder con un mecanismo tecnológico, que se pueda votar desde un celular o habilitar las diferentes casas de campaña que tenemos para qué la gente, físicamente, vaya a votar ahí, porque hacer asambleas va a ser sumamente complejo en esta coyuntura.

Todos los aliados que tengamos tienen el derecho a postular candidatos, al igual que lo tiene el partido, con un padrón cerrado, porque no podemos utilizar el padrón electoral porque ya sabemos lo que podría pasar, pero darle la oportunidad a las mejores personas a participar y que salgan electos los mejores.

Lo único en lo que podríamos, quizás, incidir nosotros es en el tema de género, porque si no definimos el género de previo, se nos vuelve una complicación a la hora de cumplir con la ley de alternabilidad de género.

¿Estás hablando de un padrón del registro del partido  CxL o de un padrón amplio que refleje la pluralidad de lo que se ha movilizado en el país desde la Rebelión de Abril?, ¿Puedan ser nominadas como  candidatos a diputados personas que no formen parte del partido, de sus aliados o de nuevos integrantes que se incorporen en este movimiento, si CxL será la casilla única de la oposición?

En el 2017 hicimos lo que yo te estoy diciendo, solo que no lo hicimos electrónico, lo hicimos con asambleas, y ahí participaron, por ejemplo, los bloques campesinos, sin ser miembros de Ciudadanos por la Libertad. De los candidatos a alcalde de Altagracia y Moyogalpa, no salió nadie del partido, (sino) alguien del Movimiento Campesino.

Esta circunstancia no te asegura el voto partidario, porque nosotros nunca hemos trabajado así, es más, en estos momentos en el partido, al no tener un candidato propio, hay simpatizantes de Juan Sebastián (Chamorro), hay simpatizantes de Arturo (Cruz), hay simpatizantes de Cristiana (Chamorro), o sea de todos hay simpatizantes, aquí no hay una línea partidaria “voten por”; y lo mismo va a pasar con los diputados, nadie le está dando una instrucción que tenés que votar por una persona determinada, se trata de escoger a los mejores elementos, estamos tratando de que tengamos a los mejores candidatos posible.

 ¿Está en riesgo la personería de CxL?

Después de lo que ocurrió con la eliminación de la personería jurídica del PRD, cualquier cosa puede pasar. Pero ¿cuál es el sustento jurídico institucional de CxL?.  ¿En este momento existe algún litigio pendiente, algún reclamo, o impugnación en torno a la personería jurídica de CxL?

Ninguna. Yo sé que han mencionado una famosa carta que se envió hace no sé cuántos años, y tenía que ver únicamente con una resolución, que el Consejo ya se había pronunciado de otorgar la personería jurídica, además que no tenía ningún sustento legal, simplemente fue ignorada por el Consejo.

No tenemos absolutamente ningún impedimento legal, pero hago la aclaración, eso no significa que nosotros no estemos en riesgo, a como está cualquiera en este país, porque sabemos que el Frente Sandinista, a través de sus magistrados, puede perfectamente, con la amplia discrecionalidad que les acaba de dar en la reforma a la Ley Electoral, hacer lo que le dé la gana, y nosotros ya hemos vivido dos procesos en los que los quitaron personería jurídica, nos quitaron ALN, después nos quitaron el PLI.

Si nos quitan la tercera, nadie está en esto simplemente por una personería jurídica, formamos el partido, y nos ha costado, y hemos sido criticados en muchas ocasiones, pero el objetivo de corto plazo de este partido era llegar a este momento, yo creo que el 50% del camino lo hemos recorrido, ahora falta lo más difícil, yo estoy clara, y eso es lo que nosotros nos tenemos que enfocar.

La ampliación del plazo para la inscripción de precandidatos, incluso a aquellos que estaban inscritos antes en la Coalición Nacional o independientes,  o precandidatos sobre los cuales ya existe una maquinaria política de hecho, y jurídica que apunta a inhibirlos, ¿representa un riesgo para la personería jurídica de CxL su apertura para la incorporación de otras fuerzas, como casilla única de la oposición?

Yo no te puedo decir qué está en la mente de Daniel Ortega pero por temor a Ortega no vamos a dejar de hacer lo que tenemos que hacer. Siempre hemos sabido que ellos están en la capacidad de hacer lo que les dé la gana, entonces los riesgos, incorporemos o no a posibles precandidatos, no es lo que va a determinar si conservamos o no la casilla. En el momento que ellos nos vean como una oposición unida alrededor de esta plataforma, que es la Alianza Ciudadana, podrán buscarse cualquier pretexto para podernos sacar del juego. Entonces no podemos vivir todos los días, trabajando o temiendo qué es lo que va a hacer el régimen. Nosotros tenemos que seguir adelante y hacer lo correcto, y si en estos momento lo correcto es recibir a esas personas y hablar con ellas, pase lo que pase,  y decida lo que decida el Frente, nosotros tenemos que seguir adelante.

Se está venciendo el plazo que había otorgado la OEA para las reformas electorales, que no se llevaron a cabo.  Pareciera entonces que la pelota está en la cancha de la oposición nicaragüense, y que de su capacidad de resistencia cívica depende lograr esas reformas y la suspensión del estado policial.

Efectivamente, yo pienso que somos los nicaragüenses los responsables de nuestro futuro, y a pesar de que se agradecen las presiones internacionales, que queremos la participación de la OEA, eso no significa que cualquier decisión que ellos tomen nos debe de afectar, porque como nicaragüenses nosotros tenemos que continuar esta lucha porque es nuestra responsabilidad.

Entonces, si la OEA toma una decisión en un sentido u otro, al final nuestra obligación hacer hasta lo imposible, seguir presionando para lograr una salida cívica. Nuestra responsabilidad y obligación es buscar una solución que evite mayor derramamiento de sangre, porque ya suficiente ha padecido el nicaragüense todo lo que nos ha tocado a lo largo de las últimas décadas.

¿Cuándo tomará Ciudadanos por la Libertad la decisión de participar o no en este proceso electoral? ¿Cómo va a tomar esa decisión?

Te aseguro que nosotros no la vamos a tomar solos. Esta es una decisión que le compete a todo el mundo y en el caso que podamos tener esas elecciones que queremos todos, a la hora de tomar esa decisión vamos a tener que contar con la opinión y la decisión de todos los sectores.

Nosotros no vamos a tomar esa decisión solos, no nos compete. El que estemos en esta situación en estos momentos, como la única plataforma viable, creíble, por las razones que sea que hayamos llegado hasta aquí, no significa que somos dueños del futuro de Nicaragua, y nuestra obligación es consultar, preguntar y hablar con todos los sectores y tomar esa decisión juntos, en el momento que se tenga que tomar.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend