Política

Juan Sebastián Chamorro y Félix Maradiaga llaman a resistencia cívica ante escalada represiva

Precandidatos presidenciales abogan por inscribir a Cristiana Chamorro y volver a las calles: “Las libertades están en juego”, advierten

La arremetida del régimen orteguista contra la precandidata presidencial, Cristiana Chamorro, que permanece bajo arresto domiciliario desde el mediodía de este miércoles, después que tropas antimotines allanaran su vivienda y la juez orteguista, Karen Chavarría, girara orden de captura en su contra, es una situación límite impuesta por la dictadura Ortega-Murillo, que debe ser contrarrestada con resistencia pacífica por parte de todos los sectores sociales, económicos, religiosos de Nicaragua, valoran dos precandidatos presidenciales en entrevista en el programa Esta Noche.    

Juan Sebastián Chamorro, precandidato presidencial, calificó como un “abuso” y “barbaridad” las acciones represivas impuestas de facto por el régimen orteguista contra Cristiana Chamorro. Explica que este momento es decisivo para retomar las protestas cívicas y de no hacerlo, se pone en juego el futuro de las libertades.

“Lo que hay que hacer acá son actos de protestas; desde las cuadras, desde los barrios, desde las ciudades, desde los municipios porque no van a tener la capacidad física represiva de poder cubrir todo el territorio nacional. Estamos llegando a un elemento de represión en el cual si no hacemos algo en este momento y con esto, también hago un llamado a los distintos sectores económicos, sociales, religiosos, nos podemos lamentar en un futuro por lo que pueda pasar en el sentido de las libertades que están en juego”, expresó. 

Para el precandidato presidencial por la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), Félix Maradiaga, quien también rechazó las arbitrariedades cometidas por la Policía orteguista contra Chamorro, esos abusos deben ser “la gota que derrame el vaso” porque lo que pasó con Chamorro, una figura con gran respaldo nacional, puede sucederle a cualquier nicaragüense, incluidos los otros precandidatos. 

 “Esto debe movilizar, y debo decirlo claramente, a los sectores económicos del país, que hasta ahora habían pensado que con el dictador se puede encontrar algún tipo de alternativa de negociación. Claramente -Daniel- Ortega tiene un proyecto de enquistarse en el poder, que obliga a que la ciudadanía nicaragüense recurra a la resistencia cívica, a la desobediencia civil y a la unión de todas las expresiones de la oposición contra el dictador”, sostuvo Maradiaga.

Sin embargo, la resistencia pacífica que proponen ambos precandidatos presidenciales se topa con un estado policial de facto, que desde septiembre de  2018 impide, a costa de agresiones físicas, detenciones ilegales, incluso, muertes, que la sociedad civil ejerza su derecho a la protesta. Es un cuerpo policial al servicio de la pareja presidencial que acata órdenes sin cuestionamientos, y que este mismo miércoles no solo se encargó de allanar la vivienda de Cristiana Chamorro, sino que alejó a empujones a sus familiares y periodistas independientes que intentaban conocer más sobre la integridad de la precandidata. 

Juan Sebastián Chamorro responde que pese a todo el acoso policial, del que él mismo ha sido víctima, hay maneras de resistir al régimen a través de la “protesta cívica, pacífica, segura”. “Existe una gran cantidad de elementos de protesta que deben de implementarse a mi juicio, si no este país lo vamos a perder con esta dictadura, que realmente está llevando a la destrucción de todas las instituciones y las libertades públicas”, expresó.  

Los precandidatos presidenciales tienen una “enorme responsabilidad” , reconoce Maradiaga para responder ante la nueva escalada de violencia política. Se deben apartar las diferencias entre la oposición y robustecer una unidad, que utilice este periodo electoral como una herramienta para la resistencia ciudadana. Él le llama “una gran plataforma política” que eleva el costo del dictador porque “nos está robando” la democracia. 

Por su parte, Chamorro insiste en la necesidad de tomar acciones, “tomar las calles, tomar cualquier tipo de acción cívica y pacífica, que vea la dictadura de que está cruzando todas las líneas rojas, y que nosotros, la inmensa mayoría del pueblo nicaragüense está en contra de esta dictadura”, aseveró.

Alianza Ciudadana debe inscribir a Cristiana Chamorro 

La Fiscalía orteguista acusó a la precandidata Cristiana Chamorro por los delitos de “gestión abusiva y falsedad ideológica, ambos en concurso real con lavado de dinero, bienes y activos” a través de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCh), -que cesó operaciones en febrero pasado en protesta por la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros- para inhibirla de facto.

Este miércoles la Alianza Ciudadana suspendió el proceso de selección de candidatos por los abusos contra Chamorro. La precandidata entregó horas antes que se girara la orden de captura en su contra,  su carta de intención para participar en el mecanismo de elección de candidato presidencial que desarrolla el bloque opositor Alianza Ciudadana. Maradiaga y el líder campesino, Medardo Mairena, también presentaron sus cartas en la sede del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL). 

Para Maradiaga, la Alianza Ciudadana y CxL deben continuar de forma normal con el proceso de inscripción de Chamorro, como un “acto de desobediencia y de retar al poder”. No se puede aceptar una inhibición de hecho, que además está al margen de la ley y le da facultades al Ministerio Público que no tiene, cuestionó el también precandidato. 

“Cristiana no está inhibida y quien está inhibido es el dictador y Murillo. Ellos son los únicos inhibidos porque están inhibidos moralmente y jurídicamente. El proceso de inscripción debe continuar como una forma de desobediencia civil”, expresa Maradiaga.

¿Ir o no ir a elecciones el 7 de noviembre? 

Los precandidatos presidenciales Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro, tras la jornada represiva contra la precandidata Cristiana Chamorro, coinciden en la necesidad de fortalecer la resistencia cívica y la consolidación de la unidad contra la dictadura. Sin embargo, difieren en la decisión de participar o no en las elecciones del 7 de noviembre, pese a que hasta ahora el régimen de Daniel Ortega se rehúsa a permitir un proceso electoral justo y transparente, como lo ha demandado la oposición y la comunidad internacional, mediante la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Parlamento Europeo. 

Chamorro considera que el ensañamiento contra Cristiana Chamorro es parte de la reacción del régimen ante acciones concretas de unidad, que sin percatarse, el mismo facilitó. “La dictadura está reaccionando, equivocadamente, y lo ha venido haciendo en la última semana, con la cancelación del PRD -Partido de Restauración Democrática-, que más bien ayudó a la unificación de las fuerzas opositoras, y ahora comete esta barbarie jurídica con Cristiana”, expresó.

Explica que el régimen ha cometido un error que de alguna manera, ha hecho que la oposición esté “bajo el mismo techo en esta lucha”, y ante ello, dieron un zarpazo totalmente “absurdo”. Por su parte, Maradiaga considera que tras el “acto arbitrario de persecución política contra una de las precandidatas de mayor viabilidad política”, amerita que todos los precandidatos evalúen las condiciones electorales, y se sienten, incluso, con CxL para determinar medidas de forma unificada.

“Yo siempre he dicho que lo importante es que el dictador pague el mayor costo político de cualquiera de los escenarios electorales. Si no vamos, no va nadie, y si vamos, vamos todos”, dijo tajante, Maradiaga. Sin embargo, para Chamorro es importante que se mantenga la defensa del “derecho sagrado al voto” hasta el último momento.

“Si nosotros nos retiramos de esta contienda, le estaríamos haciendo un favor a la dictadura. Si nos mantenemos incomodando a esta dictadura hasta el último minuto y llegamos al 7 de noviembre y hacemos una avalancha de votos le va a costar mucho más a la dictadura, robarse las elecciones. Va a facilitar robarse las elecciones sino participamos”, expresó.

Pero Maradiaga advierte mayor cautela en aceptar cualquier condición que el régimen imponga de aquí al 7 de noviembre. Es necesario organizarse políticamente, proponer un plan de nación que entusiasme al voto, tratando de evitar al máximo, el abstencionismo, cuyo principal promotor es el mismo Ortega. No obstante, si se llega a un escenario en que no hay condiciones mínimas para que la población salga a votar de forma masiva, se puede caer en el mismo contexto de “circos electorales”, que ocurrieron en 2011 y 2016.  

“Actuemos de forma unificada, actuemos de consenso con una oposición, que como insisto si va a las elecciones vamos con todo ese esfuerzo conjuntamente, pero si no hay condiciones, no deberíamos presentarnos ninguno de los principales actores. Creo que esto es algo que se debería decidir en algún momento colectivamente (…)”, advirtió Maradiaga.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend