Política

CSE invita a “acompañantes” a votaciones con candidatos opositores presos

Comunistas defensores de dictaduras, un veterano de guerra, el CNU y la PDDH controladas por el FSLN

Los “acompañantes electorales” con los que el Consejo Supremo Electoral (CSE) reemplazó la observación electoral, de cara a las votaciones del 7 de noviembre, son cinco personalidades de izquierda, sin mucha relevancia en el ámbito internacional, y un par de organizaciones locales sin experiencia en la materia. Con tales actores, el Poder Electoral —dominado por el oficialista FSLN— tratará de darle legitimidad a un proceso considerado como “farsa” y “fraude” por opositores y organizaciones nacionales e internacionales.

En las elecciones no estarán los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), ni de la Unión Europea, ni del estadounidense Centro Carter, porque el régimen de Daniel Ortega los considera non gratos, y en la reforma a la Ley 331 o Ley Electoral, aprobada el 4 de mayo pasado, el partido de Gobierno sustituyó la observación electoral por la figura de “acompañantes”, cuyas funciones no quedan completamente claras. 

A finales de septiembre pasado, la magistrada del CSE, Mayra Salinas, explicó que “el acompañante internacional es como el amigo que llega a tu casa, que vos invitas para que llegue y pueda acompañar en un proceso de compartir, de ver, de disfrutar, de conocerlo y que pueda hacer recomendación”. En cambio, criticó, “los observadores electorales quieren estar por encima de tu proceso nacional”.

Ni la Ley Electoral ni el Manual para el Proceso de Votación, que el CSE publicó a mediados de octubre, establecen las funciones de los acompañantes electorales, a pesar que el término se viene utilizando en el país desde las elecciones municipales de 2011.

El cambio de observadores a acompañantes “pretende mantener de manera ambigua este rol y cerrar las puertas a organizaciones calificadas para desempeñar la observación electoral”, señala el observatorio ciudadano Urnas Abiertas en escrito publicado en su sitio web.

“Existe poca claridad sobre las tareas específicas que cumplirán estas personas. Entre muchas otras cosas, se desconoce qué fases del proceso acompañarán, qué metodología se implementará y si los resultados de su acompañamiento tendrán algún alcance o influencia. De igual manera, no se ha informado si las personas acompañantes contarán con espacios de diálogo con las organizaciones opositoras”, continúa Urnas Abiertas. 

Un abogado, que solicitó anonimato por seguridad, explica que el tema electoral no se rige únicamente por las leyes nacionales, sino por convenios internacionales como la Carta Fundamental de las Naciones Unidas y el convenio base de la OEA —que Nicaragua ha suscrito—, que sirven para “medir si unas elecciones se están haciendo bien o no”. 

La falta de observación “muestra la falta de transparencia del proceso”, destaca.

En la antesala de las votaciones, el régimen de Ortega y Rosario Murillo, su esposa, vocera y vicepresidenta, ha eliminado la competencia política. Desde el pasado mes de mayo han sido encarcelados 39 dirigentes opositores, empresarios, defensores de derechos humanos y periodistas; entre ellos los aspirantes presidenciales Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Miguel Mora, Medardo Mairena y Noel Vidaurre. Todo esto ha ocurrido a vista y paciencia de los acompañantes electorales invitados por el régimen.

Para esta jornada se dispone de 3106 centros de votos, pero estos no son los definitivos dice el CSE. EFE | Confidencial

Comunistas, socialistas y un veterano de guerra

Uno de los “acompañantes” es Gregorio Mondaca, del Movimiento del Socialismo Allendista de Chile. En mayo pasado, fracasó en su intento por convertirse en concejal de la Alcaldía de Puente Alto, un municipio de la capital chilena. El movimiento que representa no es un partido político oficial, pero es miembro del Foro de Sao Paulo, donde se define como “oposición sin personería jurídica”. 

José Luis Centella es el actual presidente del Partido Comunista de España (PCE). Tiene 63 años y una carrera política de muchos años. Fue diputado ante el Congreso por la circunscripción de Málaga en 1993, 1996 y 2000. También fue diputado en la circunscripción de Sevilla en 2011. Es abierto simpatizante del régimen de Cuba, Venezuela, Nicaragua y el comunismo chino. Actualmente el PCE tiene cinco diputados en el Congreso español, de un total de 350 y solo dos diputados al Parlamento Europeo, de 59. No tienen ningún representante en el Senado.

Miguel Ángel Bustamante, también del Partido Comunista de España. Fue diputado en el Congreso de Sevilla por el partido Unidos Podemos entre 2016 y 2019, y ahora es secretario general del Partido Comunista de Andalucía. Después de haber sido invitado por el CSE para acompañar las votaciones en Nicaragua, Bustamante expresó en un foro virtual que “el sistema electoral en Nicaragua y el proceso cuenta con todas las garantías democráticas”.

Jorge Kreyness, secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Argentina. Es un periodista defensor de las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua. El partido que representa es miembro de la coalición Frente de Todos, liderada por el presidente Alberto Fernández, pero no ocupa ningún puesto de relevancia en el Gobierno argentino.

Gerry Condon, expresidente de Veteranos por la Paz, una organización fundada en 1985 en Estados Unidos y un viejo amigo del FSLN, que desde 1983. Fiel defensor del régimen de Ortega, ha justificado públicamente la detención de los presos políticos, incluyendo los siete precandidatos opositores que fueron detenidos en el marco del actual proceso electoral. 

“En Estados Unidos los medios dicen que Daniel Ortega está deteniendo a todos los candidatos presidenciales de la oposición porque tiene miedo de perder las elecciones. Entendemos que hay otra versión que el Gobierno nicaragüense está claro que esas personas han sido detenidas por crímenes, incluyendo lavado de dinero, de sentarse a hacer planes con potencias hostiles extranjeras, de esconder millones de dólares y no hacer declaraciones”, dijo Condon, en julio pasado, a los medios de propaganda del régimen.

En la esfera nacional, el CSE invitó al Consejo Nacional de Universidades (CNU) y la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), ambas instituciones controladas por el FSLN, para que acompañen el proceso el día de la votación.

Murillo: “170 acompañantes”

En su soliloquio diario, la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, indicó que “hay más de 170 hermanos y hermanas de nuestra América, de Europa, de Eurasia, que se han acreditado y estarán llegando, algunos ya han llegado, para participar como acompañantes electorales el 7 de noviembre, en este proceso de elecciones soberanas”

Murillo dijo que los “acompañantes electorales” proceden de “Abjasia, Bélgica, España, Francia, Reino Unido, Irlanda, Italia, Osetia del Sur, Rusia, y de nuestra América: Argentina Canadá, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay, y Trinidad y Tobago”.

Murillo insistió en que las votaciones “nuestras elecciones, las elecciones que el pueblo nicaragüense ha querido”.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend