Política

“Grave” exclusión del PLI en estructuras de CSE

Oposición teme que CSE resuelva exclusión del PLI en estructuras electorales, reutilizando figura del coordinador de los CED y CER que usó antes

Burlados, indignados y molestos afirmaron sentirse los 34 representantes del Partido Liberal Independiente (PLI), que ayer fueron expulsados por el Consejo Supremo Electoral (CSE) del acto de nombramiento y toma de posesión de los Consejos Electorales Departamentales (CED) y Consejos Electorales Regionales (CER). Horas antes, el mismo CSE les había enviado invitación, viáticos para el viaje y hasta un maletín con el logotipo del tribunal, dentro del cual tenían una agenda y lapicero, que en principio se interpretó como un gesto de la disposición de materiales para el trabajo que deberían asumir como presidentes o primeros miembros de las estructuras electorales, según la cuota que indica la Ley Electoral vigente.

Representantes del PLI que asumirían la presidencia de 8 de las 17 estructuras locales del CSE y partidos miembros de la opositora Coalición Nacional por la Democracia denunciaron que la exclusión de estos paralazaría el trabajo en los CED y CER, porque el artículo 21 de la Ley Electoral establece que es el presidente de estas estructuras quien “convoca, preside y representa al Consejo Electoral” y quien “tendrá a su cargo la administración del organismo electoral correspondiente  y propondrá al Consejo Electoral el nombramiento el personal auxiliar”.

Sin embargo, el CSE continuó con el acto en el cual juramentó a 102 propietarios y suplentes para estos cargos, según el reporte de medios oficiales, debido a que a los medios independientes se les bloqueó el acceso al acto.

Los representantes excluidos valoraron como “grave” su exclusión y denunciaron que el CSE nuevamente podría valerse de la figura del coordinador de los CED y CER que utilizó en procesos electorales anteriores, y que sin existir en la Ley Electoral fue impuesta por el CSE para usurpar funciones de los presidentes de estas estructuras electorales, principalmente en aquellas a cargo de miembros de la oposición al goberante Frente Sandinista.

A pesar de las quejas contra el proceso, el magistrado presidente del CSE, Roberto Rivas, afirmó en el acto oficial que el proceso electoral “se desarrolla con toda normalidad” y que el calendario electoral “se está cumpliendo en tiempo y forma”. Rivas se refirió a la orden de la CSJ e indicó que el CSE la acató en cumplimiento de la Constitución Política, misma que antes ha usado para defender la competencia exclusiva en materia electoral que ahora no citó.

El magistrado, sin embargo, no explicó cómo funcionarían los CED y los CER en la ausencia de la cuota que correspondería al PLI.

Orden de CSJ “viola” independencia de poderes

El argumento del CSE para la expulsión de los representantes del PLI fue la orden que la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) le notificó el jueves al CSE para que se abstuviera nombrar a estos, debido a que la Corte mantiene pendiente un proceso sobre tres facciones que reclaman la representación legal y sellos de ese partido.

El analista político y abogado experto en Derecho Constitucional, Carlos Tünnermann, afirmó a Confidencial que la orden de la CSJ al tribunal electoral “viola” la independencia de poderes del Estado, porque se trata de una “intromisión en las facultades del CSE”, que en el pasado ya ha defendido su competencia exclusiva en material electoral con base en la Constitución Política y la Ley Electoral.

Tünnermann también recordó que el mismo CSE ha reconocido la representación legal del PLI a Eduardo Montealegre. “Entonces no veo ni siquiera cómo la Corte Suprema de Justicia pudo admitir las litis de las otras facciones, cuando ya el CSE se había pronunciado al respecto y cuando estas facciones además carecen de alguna estructura partidaria”, cuestionó el analista.

“Tienen miedo a la Coalición Nacional y su fórmula”, asegura Montealegre

En una conferencia de prensa, en la casa nacional del PLI, Montealegre argumentó la mañana del viernes que la orden del CSJ es “una violación más a las leyes de Nicaragua que cometen las autoridades que deberían estar siguiendo y respetando las leyes de Nicaragua” y estimó que la orden paraliza el proceso electoral, aunque el CSE mantiene la toma de posesión.

Según Montealegre, el acto de la CSJ es una muestra de que el gobernante Frente Sandinista tiene “miedo al pueblo, a la Coalición Nacional por la Democracia, que es el único partido de oposición y la única alianza verdadera de oposición para las próximas elecciones y miedo a la fórmula presidencial de Luis Callejas y Violeta Granera”, que fue anunciada este jueves.

Tünnermann coincidió en que un acatamiento del CSE a la orden de la Sala Constitucional sería una señal más de un proceso electoral viciado. La Coalición Nacional mantiene que los próximos comicios carecen de garantías y transparencias y sostienen su demanda de observación electoral independiente.

No obstante, Montealegre advirtió que el partido sabe que “quisieran que nosotros digamos que no vamos a las elecciones para que le facilitemos el continuismo (de Ortega en el poder), pero el miedo no está de nuestro lado, está de parte del FSLN y lo demuestran con esa resolución que viene a detener los nombramientos y la juramentación de cada uno de los miembros que de los CED y los CER”.

El nombramiento y toma de posesión de los presidentes y primeros y segundos miembros de las estructuras locales del CSE es una de las primeras actividades del calendario electoral y de estos dependen la próxima toma de posesión de los Consejos Electorales Municipales (CEM), que a finales de este mes deberían encargarse de la verificación ciudadana en cada uno de los 153 municipios del país.

El reclamo de los sellos y representación legal del PLI, de parte de tres facciones diferentes al partido que lidera Eduardo Montealegre, inició hace varios meses. Entre abril y mayo la CSJ recibió a representantes de cada uno de estas y según declaraciones del magistrado Francisco Rosales el fallo sobre el proceso iba a estar listo a finales del mes pasado. Pero el mes concluyó y la CSJ no se pronunció.

Tünnermann insistió en que la Sala Constitucional comete “un claro abuso de funciones” al ordenar que el CSE no nombre al 50% de las estructuras electorales, que por ley corresponden al PLI como segunda fuerza. “Es como si pasaran por alto que hay documentos en los que el mismo CSE ya reconoció la representación legal a Montealegre”, sostuvo el abogado.

En la cobertura de la toma de posesión, medios afines al gobierno fueron escoltados a un acceso exclusivo al evento, mientras a los medios independientes se les bloqueó la entrada al hotel, sin brindar ninguna explicación sobre el doble trato que también aplican las instituciones del gobierno del comandante Daniel Ortega.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend