Política

FSLN se receta cuatro nuevos diputados en la Asamblea Nacional

Bancada sandinista tendrá 75 diputados de los 90 del Parlamento; los restantes 15 se distribuirán entre los cinco partidos zancudos

El escrutinio de los votos aún no concluye en Nicaragua, pero el Consejo Supremo Electoral (CSE), controlado por régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, asignó al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) 75 de un total de 90 diputaciones en la Asamblea Nacional. Cifra que representa un aumento de cuatro diputados con relación al periodo legislativo que está por concluir.

El último informe del CSE leído por la magistrada Brenda Rocha al día siguiente de la votación, con un 93.6% de los votos escrutados y una supuesta participación del 65,23%, dice que los candidatos a diputados del partido de Gobierno obtuvieron 1 892 057 votos válidos, de un total de 2 577 940. Lo que técnicamente se traduce en 15 diputados nacionales y 60 diputados departamentales. La mayoría de los electos tienen décadas viviendo del erario público.

Los candidatos del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), considerado la “segunda fuerza política”, obtuvieron 245 959 votos, los cuales solo alcanzan para nueve escaños en el Parlamento y una diputación regalada por disposición constitucional a su candidato presidencial, Walter Espinoza. Actualmente el PLC tiene 14 diputados en la Asamblea Nacional, por lo que perdieron cuatro curules.

El resto de partidos zancudos obtuvieron la mínima representación parlamentaria. Camino Cristiano Nicaragüense (CCN) tendrá un diputado por Managua; la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) mantiene sus dos legisladores, uno nacional y uno por Managua; el Partido Liberal Independiente (PLI) quedará con un diputado nacional (actualmente tiene dos); el partido Alianza por la República (APRE) mantiene uno nacional; y el partido regional Yatama mantendrá uno también.

De las 20 plazas para diputados ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen), el FSLN obtuvo 15, el PLC dos, ALN uno, APRE uno, y PLI uno.

Según los datos del CSE, más de 4.4 millones de nicaragüenses estaban citados para ir a las urnas, de los cuales participaron más de 2.8 millones. Sin embargo, el observatorio multidisciplinario Urnas Abiertas afirmó este lunes que la abstención había alcanzado el 81.5 %, lo que equivale a una participación de menos de 900 000 personas aptas para votar.

Los mismos de siempre

La mayoría de los electos repetirán en el cargo como diputados, algunos —inclusive— tienen tres décadas como legisladores, son considerados como operadores políticos del FSLN y tres de ellos están sancionados por la comunidad internacional por ser considerados “cómplices” de las violaciones a los derechos humanos que se cometen en Nicaragua.

El primer reelecto es Gustavo Porras Cortés, actual presidente de la Asamblea Nacional y un acérrimo defensor del régimen de Ortega y Murillo. En junio de 2019 fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, una entidad que lo describe como “el operador político más importante” del orteguismo, ya que “ejerce un control significativo sobre el Instituto de Seguridad Social y el Ministerio de Salud con la aprobación de la vicepresidenta Rosario Murillo”. También ha sido sancionado por Canadá y la Unión Europea.

Otros sancionados que repiten en el cargo y mantienen su inmunidad legislativa son: Wálmaro Gutiérrez, como diputado nacional, y Edwin Castro Rivera, como diputado departamental, quienes al finalizar este periodo legislativo habrán cumplido 25 años en el cargo.

Entre los reelectos se encuentra Wilfredo Navarro Moreira, quien es legislador desde 1997; Maritza Espinales, actual vicepresidenta de la Asamblea; Melba Sánchez, José Figueroa, Carlos Emilio López, Patricia Sánchez, Iris Montenegro, Guillermo Arce Castaño, Gladys Báez, Filiberto Rodríguez, Benita Arbizú, José Ramón Sarria, Irma Dávila, Juan Ramón Obregón, Jenny Martínez, entre otros.

Zancudos también repiten

Entre los diez diputados electos por el PLC, cinco repiten en el cargo. Walter Espinoza, quien obtuvo una diputación regalada; María Haydée Osuna, presidenta del partido; Lesther Flores, secretario de Asuntos Municipales y Departamentales; Roberto José Lira y Reynaldo Altamirano.

También repetirán como diputados nacionales: el presidente de la ALN, Alejandro Mejía Ferreti; Pedro Joaquín Treminio, del PLI; Wendy María Guido, quien pertenecía al extinto Partido Conservador (PC) y ahora fue reelecta por el APRE; y Brooklyn Rivera, del partido regional Yatama.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend