Política

Victoria Cárdenas y Berta Valle exigen ver a Juan Sebastián Chamorro y Félix Maradiaga

Régimen generaliza 90 días de “investigación” para opositores que acusa de "traición a la patria"; ambos precandidatos continúan incomunicados

Siete días después del arresto de los precandidatos Juan Sebastián Chamorro y Félix Maradiaga, sus esposas Victoria Cárdenas y Berta Valle, respectivamente, denunciaron que sus parientes están desaparecidos, puesto que no tienen mayor información sobre ellos y tampoco han logrado verlos en el Complejo Policial Evaristo Vásquez, donde presuntamente se encuentran detenidos.

Cárdenas valoró su esposo fue secuestrado y señaló que teme por su seguridad. “A él se le ha negado el derecho a la defensa, se le están violando los derechos humanos. Él es un patriota y siempre ha luchado por Nicaragua, exigimos su liberación, que lo liberen a él y a los más de 130 presos políticos. Amor, aquí estamos peleando por ustedes, por sus derechos, por los derechos de todos los presos políticos… lo que estamos viviendo literalmente es un infierno”, explicó.

Chamorro, precandidato de la Alianza Ciudadanos por la Libertad, quien fue arrestado en su vivienda la noche del 08 de junio. Según la Fiscalía, Chamorro es “investigado por la posible comisión de actos ilícitos a través de Funides”.  Además, “presuntamente ha realizado actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación de Nicaragua y que ha incitado públicamente a la injerencia extranjera”.

Por su parte, Valle señaló que Maradiaga es acusado de delitos absurdos producto de una campaña de desprestigio en su contra. “Sabemos que en esas cárceles hay torturas y violaciones, pido al Gobierno poder ver a mi esposo”, dijo.

Maradiaga, precandidato de la Unidad Nacional Azul y Blanco, es “investigado por desarrollar actividades ilícitas a través de la Fundación Libertad”. Fue detenido el 08 de junio pasado, luego de acudir a una citatoria de la Fiscalía. Desde entonces sus familiares no han logrado comunicarse con él y a su abogado, Róger Reyes, le fue negado un recurso de exhibición personal porque las autoridades ya habían realizado una audiencia sin tomarlo en cuenta.

Generalizan investigación por 90 días

Mientras los familiares de los detenidos demandan información, la justicia del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha “condenado” a trece de los quince opositores, detenidos en las últimas dos semanas, a permanecer tres meses encerrados en el complejo policial Evaristo Vásquez, conocido como “el nuevo Chipote”. Esto como resultado de la “ampliación del  periodo investigativo” que —de forma generalizada— ha pasado de 48 horas a 90 días.

La exguerrillera Dora María Téllez, Tamara Dávila, Suyen Barahona, Víctor Hugo Tinoco y Hugo Torres, de la Unión Democrática Renovadora (Unamos), fueron los últimos a los que se les aplicó la medida. Ellas al igual que los otros líderes opositores, a excepción de la precandidata presidencial Cristiana Chamorro, son “investigadas” por la Fiscalía porque supuestamente tienen “indicios de que han atentado contra la sociedad nicaragüense y los derechos del pueblo, de conformidad con la Ley 1055”, conocida como “Ley de Soberanía”.

Un comunicado de la Fiscalía que circuló la tarde del lunes dice que Téllez y Dávila “presuntamente han realizado actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación de Nicaragua y han incitado públicamente en foros nacionales e internacionales a la injerencia extranjera en los asuntos internos, proponiendo o gestionando bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones y han demandado, exaltado y celebrado la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos”.

Mientras tanto, la Fiscalía calla sobre los casos de Ana Margarita Vijil y el expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, quien fue arrestado la noche del 08 de junio de forma simultánea con el precandidato presidencial Juan Sebastián Chamorro y la dirigente de la Unidad Nacional Azul y Blanco (Unab), Violeta Granera.

Derechos violentados

El abogado Jared Genser, defensor internacional de Maradiaga y Chamorro, advirtió que el régimen de Ortega ha violentado al menos diez derechos de sus representados, lo que deja al descubierto la impunidad con que opera. “Ambos hombres fueron detenidos sin orden judicial. También allanaron a sus casas sin orden judicial… Fueron desaparecidos, puestos bajo custodia en lugares desconocidos sin ningún fundamento legal”, dijo el abogado.

Además, Genser denunció que Maradiaga y Chamorro “han estado detenidos sin poder acceder de inmediato a su abogado; en el caso de Juan Sebastián, su propio abogado ha desaparecido”. Además, “ninguno de los dos recibió una audiencia pública y justa”, ya que ambos “fueron presuntos culpables y no inocentes, como exige la ley, al ser prácticamente condenados a 90 días de cárcel a pesar de no haber sido condenados por un delito”.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend