Política

Eurodiputados califican a Ortega de “dictador” y exigen que sea sancionado

Alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, valora que Daniel Ortega “se ha convertido en la caricatura del dictador caribeño”

El debate en el Parlamento Europeo sobre la situación en Nicaragua, este 14 de diciembre, inició y terminó con la intervención del alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Seguridad, Josep Borrell, quien llamó “caricatura del dictador caribeño” a Daniel Ortega. En sintonía con las palabras del diplomático, en las disertaciones de la mayoría de los eurodiputados se escucharon adjetivos como “usurpador”, “criminal” y “autócrata” para calificar al caudillo sandinista, para quien demandaron aplicar una sanción directa.

De los 19 eurodiputados que intervinieron, solo dos —el español Manu Pineda y el irlandés Mick Wallace— destacaron los “progresos” bajo el Gobierno de Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo. Ambos europarlamentarios pertenecen al grupo de la Izquierda.

El debate en la Eurocámara fue un paso previo a una votación, que se llevará a cabo este jueves 16 de diciembre, sobre una resolución que —según la propuesta del documento— “rechaza la legitimidad de los resultados de estas falsas elecciones y, por tanto, la legitimidad democrática de cualquier autoridad institucional que surja de este voto amañado”.

Borrell compareció ante los eurodiputados para informar sobre las relaciones de la UE con Nicaragua tras las elecciones del pasado 7 de noviembre, en las que Ortega y Murillo se reeligieron y que el bloque comunitario no reconoció por sus irregularidades y encarcelamiento de los candidatos opositores.

Palabras de Borrell

“(En 1979) el hoy presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, representó para muchos la fuerza de la libertad de un pueblo que derribó una dictadura, y se ganó para muchos la admiración y pasó a ser la imagen de cómo un pueblo puede librarse de un tirano, Anastasio Somoza”, comentó el jefe de la diplomacia europea.

“Ahora Daniel Ortega se ha convertido en la caricatura del dictador caribeño, se ha convertido en el espejo del dictador contra él que luchó entonces”, añadió.

Borrell se pronunció así sobre Ortega “dejando de lado la contención que se supone que tiene que formar parte de la actividad diplomática”, habida cuenta del tono utilizado por el dirigente nicaragüense para referirse a la UE o al propio alto representante.

“Daniel Ortega se ha pronunciado contra la Unión Europea y su alto representante, en los términos más violentos que uno pueda imaginar cada vez que le hemos criticado”, comentó el político socialista español.

Dijo que “tras las elecciones Ortega arremetió contra la UE y los países muy involucrados en la situación de Nicaragua, cruzó una línea de decencia que nunca debió cruzar y usó términos insultantes para referirse a los presos políticos, deshumanizándolos completamente”.

En su acto de celebración electoral, el pasado 8 de noviembre, Ortega atacó a la UE y Estados Unidos, a los que tildó de “fascistas” y “nazis”. Además, llamó a los presos políticos, entre estos siete candidatos presidenciales, “hijos de perra de los imperialistas yanquis”, así como sus acostumbrados epítetos de “traidores y vendepatria”.

Cláusula democrática

En el debate parlamentario, casi todos los grupos mostraron su rechazo a la deriva dictatorial de Ortega y Murillo. El eurodiputado del conservador Partido Popular Leopoldo López Gil destacó la alta abstención en los últimos comicios, que tildó de “pantomima con aspecto de proceso electoral”.

“El Parlamento Europeo condena la instalación del autoritarismo en Nicaragua a manos del dictador Daniel Ortega. Esta institución nunca será cómplice de la pantomima, con apariencia de proceso electoral que se llevó a cabo el pasado 7 de noviembre, por lo tanto no reconoce los resultados del proceso, y en consecuencia a las autoridades emanadas de ellas”, dijo el político español.

Pidió que la UE active la cláusula democrática contenida en el Acuerdo de Asociación (AdA) entre el bloque europeo y Centroamérica, para que se penalice únicamente al Gobierno de Nicaragua.

En el proyecto de resolución, los europarlamentarios reiteran “su exigencia de que, a la luz de las circunstancias actuales, se active la cláusula democrática del Acuerdo de Asociación”.

Borrell explicó en todo caso que activar la cláusula democrática supondría suspender preferencias comerciales para Nicaragua: “No creo que el régimen se inmutará por 300 millones (de euros) de exportación, pero muchos nicaragüenses que trabajan en esos sectores sí se verían afectados”.

Además, recordó que no se pueden activar las cláusulas políticas del AdA porque todavía falta que Bélgica complete el proceso de ratificación. “Si este Acuerdo estuviera ratificado si pudiéramos utilizar las cláusulas políticas en materia de derechos humanos estos son los inconvenientes por pasar por procesos largos de unanimidad”, detalló.

Sanción para Daniel Ortega

La liberal Soraya Rodríguez Ramos, quien solicitó asimismo más apoyo a los defensores de los derechos humanos en Nicaragua y que “ninguna financiación de la UE y sus Estados miembros llegue a manos de este régimen corrupto”.

“Como escribió Ernesto Cardenal, a propósito de (Anastasio) Somoza, también hoy todas las noches en Managua, la Casa Presidencial se llena de sombras”, subrayó Rodríguez, integrante de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo y portavoz en materia de derechos humanos.

El eurodiputado José Ramón Bauzá Díaz dijo que “Ortega ha logrado sumir a Nicaragua a una represión que no se conocía desde los peores tiempos de Somoza”.

“Ortega es un criminal y como tal debe ser tratado, y debemos darle donde más le duele: en su bolsillo y en el de todos sus testaferros que también están aquí en Europa. Sancionemos de una vez directamente a Ortega, pero pongamos también el foco en la financiación internacional del régimen; debemos congelar los desembolsos que llegan al régimen hasta que no nos aseguremos que la democracia ya ha vuelto a Nicaragua”, señaló

“Ortega debe saber que no nos temblará el pulso a la hora de enfrentarnos a una de las peores dictaduras en el mundo”, afirmó Bauzá.

Desde 2019, la UE ha sancionado a 14 altos funcionarios del régimen, entre ellos la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo. Ninguno de ellos puede entrar en territorio comunitario y se les han congelado los activos y acciones que tengan en la UE.

Según el proyecto de resolución, el Parlamento Europeo “acoge con satisfacción la inclusión de Rosario Murillo, junto con varias otras, en la lista de sancionados renovada hasta octubre de 2022; pide que se incorpore sin demora a Daniel Ortega a la lista de sancionados”.

Ortega y Murillo son “usurpadores”

La también liberal Izaskun Bilbao Barandica se sumó a las peticiones y tachó las últimas elecciones de “farsa” y pidió investigar a los dirigentes y liberar a los presos “por defender una democracia digna de tal nombre”.

“Nicaragua se ha convertido en una dictadura, presentarse como candidato a las elecciones lleva emparejada pena de cárcel. Defender los derechos humanos, oponerse a las malas prácticas ambientales, a la destrucción de las comunidades indígenas, denunciar abusos y señalar responsables, acarrea la más dura represión, agresiones y acoso”, opinó la eurodiputada.

“En esas circunstancias, las últimas elecciones han sido una farsa, por eso los actuales mandatarios no son ya los gobernantes legítimos del país, son usurpadores, que merecen ser tratados como tales; sancionados y desposeídos del rendimiento económico de sus prácticas corruptas”, añadió.

El socialista Javi López consideró que Ortega “ha violado todos los estándares internacionales y (el proceso electoral) se ha desarrollado en un contexto de gran violencia e intimidación”

“El régimen de Ortega y Murillo ha completado así el último paso para la conversión del país en una verdadera dictadura. Al mismo tiempo que traicionaba los valores fundacionales de la revolución sandinista de 1979”, subrayó el eurodiputado.

“Máxima solidaridad con el pueblo nicaragüense, que ve de primera mano cómo asesinan a su democracia”, expresó.

Liberación de presos políticos

En la propuesta de resolución, los eurodiputados reiteran “su llamado a la liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos, activistas de oposición, defensores de los derechos humanos y del medio ambiente y periodistas detenidos arbitrariamente”, y exigen “la nulidad de los procesos judiciales en su contra”.

La europarlamentaria María Leitão Marques dijo que “algunos podrían pensar que después de las elecciones teatrales de Nicaragua, la deriva represora de Daniel Ortega se calmaría, pero no ha sido el caso”.

Denunció que, hace pocas semanas, el régimen encarceló al exembajador de Nicaragua en la OEA, Edgar Parrales, “lo que demuestra la falta de voluntad política de Ortega para cambiar su comportamiento autocrático”.

Este martes 14 de diciembre, durante su intervención en la XX Cumbre de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Ortega rechazó nuevamente la demanda de liberación de los presos políticos expresada por la comunidad internacional.

“Ahora resulta de que porque están detenidos, están presos, procesados hay que ponerlos en libertad, y lo dicen los europeos, lo dicen los yanquis, ellos si tienen derecho hacer justicia, nosotros no tenemos derecho a hacer justicia. Existe en Nicaragua un sistema judicial, existen leyes, los europeos se dan el derecho de meter presos a quién se les da la gana”, dijo Ortega en La Habana, Cuba.

*Con información de Efe


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend