Política

Esposas de precandidatos detenidos instan a seguir la lucha contra al régimen

Exigen respeto a los derechos humanos de los detenidos y que sus familiares los puedan ver para verificar que están bien

Victoria Cárdenas, esposa de Juan Sebastián Chamorro, y Bertha Valle, esposa de Félix Maradiaga, exhortaron a la población nicaragüense a continuar la lucha contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, a pesar que sus esposos y otros tres aspirantes presidenciales fueron encarcelados por intentar buscar una salida democrática a la crisis sociopolítica que vive el país.

“Mi esposo siempre dijo nos mueve la esperanza y él ha luchado en estos últimos tres años por una Nicaragua democrática, por elecciones libres y transparentes, hasta hace 16 días que fue arrestado. Yo sigo con el mismo pensamiento de él, de que en Nicaragua la única manera de hacer una transición es con elecciones justas y libres”, enfatizó Cárdenas.

Sin embargo, “no sé como podremos llevar a acabo ese proceso (electoral) si todos los precandidatos se encuentran desaparecidos y secuestrados”, expresó Cárdenas. Pero sus familiares “seguiremos en la lucha” por lograr el objetivo de una Nicaragua libre y en paz. “Exigimos la libertad de cada uno de ellos para que puedan competir en unas elecciones libres y al pueblo de Nicaragua les pido que hagamos algo, la indiferencia es lo peor que nos puede pasar en esta lucha”, agregó.

Por su parte, Valle secundó el llamado a seguir en búsqueda de una salida pacífica a la crisis del país. “Obviamente no hay condiciones (electorales) como hemos solicitado y demandado, como la comunidad internacional ha recomendado; sin embargo, creo que una forma de resistir y donde la ciudadanía tenga una forma de expresar quienes quieren que sean sus gobernantes, son las elecciones”, dijo.

Valle agregó que como ciudadanía “tenemos que sostener ese derecho al sufragio universal que nos corresponde y por lo tanto, llevar hasta lo más que podamos el proceso electoral, exigiendo siempre elecciones libres y transparentes. Sabemos que no hay voluntades por parte del régimen y obviamente por eso tiene secuestrados a los precandidatos de la oposición, porque sabe que en un proceso electoral —como debería de ser— no tiene ninguna oportunidad de ganar porque la mayoría de los nicaragüenses les condena y les rechaza”, subrayó.

Las declaraciones de las esposas de los precandidatos detenidos fueron emitidas durante una conferencia de prensa de familiares de los detenidos en las últimas semanas, en la que —además— demandaron que se respeten los derechos humanos de los detenidos, que se les permita un abogado de su elección y que sus parientes puedan verlos.

Familiares reclaman sus derechos

“No sabemos la condición de salud de nuestros presos, porque no tenemos acceso a ellos, no nos han dejado verlos, no han dejado que nuestros abogados los vean”, enfatizó Cárdenas. “¿Cómo está la salud de mi esposo?, ¿Cómo se encuentra él?, ¿Dónde está él?, yo no lo podría decir, porque el Gobierno no me lo ha informado”, agregó.

En las últimas semanas el régimen de Ortega ha ejecutado una ola de arrestos en la que han sido detenidos 20 ciudadanos: cinco precandidatos presidenciales, dos exvicecancilleres, dos exguerrilleros históricos, un exdirigente empresarial, un banquero, cuatro dirigentes opositoras, una ex primera dama, un cronista deportivo, dos extrabajadores de una ONG y un conductor particular.

“Nos preocupa muchísimo la salud de nuestros detenidos. No tenemos noticias fidedignas de ellos. La preocupación se va convirtiendo en angustia, no podemos verlos, esos derechos nos han sido conculcados”, dijo la esposa del exvicecanciller José Pallais, Gilma Herdocia.

Los familiares denunciaron que el régimen nicaragüense atenta incluso contra los derechos de los hijos de los detenidos, tanto por “meterlos presos injustamente”, como por no permitir que los vean en los días de visita.

“Hay madres en la cárcel que tienen hijos (pequeños), es una violación completa a los derechos de la niñez; y el Estado, en vez de ser el principal garante, es el principal volador de los derechos de las niñas y niños”, señaló Josefina Dávila, hermana de Tamara Dávila, cuya hija de cinco años insiste en preguntar por qué su mamá no vuelve a casa.

Los familiares aseguraron que la Policía no aceptó que cartas, tarjetas y dibujos elaborados por los hijos fueran entregadas a sus padres ayer, cuando se celebró el Día del Padre.

“Apelamos al más básico sentido de humanidad de parte de la Policía y las autoridades carcelarias, incluyendo el derecho a comunicarnos con ellos, y la certeza de conocer las condiciones en las que se encuentran”, dijeron los familiares, en una declaración conjunta.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend