Política

Dolly Mora: “El gran reto es sostener la resistencia y organizarse frente a la dictadura”

La integrante de la organización juvenil AUN explica que deberán reinventarse para continuar fiscalizando el poder y denunciar, desde ya, el fraude

A menos de tres meses para que Nicaragua desarolle un nuevo proceso electoral, la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo “liquidó” la oportunidad de la oposición de participar en unos comicios que ya contaban con pocas garantías. Este panorama sombrío, para Dolly Mora, miembro de la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), conlleva muchos retos y uno de ellos es organizarse y continuar resistiendo.

En entrevista con el programa Esta Noche, Mora explica que esperan una “reacción” del sector empresarial y de otros sectores del país frente a la cancelación de la personería jurídica de la Alianza Ciudadanos por la Libertad, considerada el último vehículo de la oposición para arrebatar de manera cívica el poder a la pareja dictatorial.

También conversó sobre el papel de las organizaciones juveniles y el encarcelamiento de los integrantes de AUN, Lesther Alemán y Max Jerez.

¿Cuál es la situación de los presos políticos Lesther Alemán y Max Jérez? Han recibido ustedes algún tipo de información de cómo se encuentran?

Hasta el día de hoy no sabemos nada, al igual que el resto de nuevos presos políticos. Hasta el momento sus mamás, que van casi todos los días al Chipote, a entregar agua y artículos de higiene porque no es mucho lo que se les acepta, no tienen ninguna información oficial de parte de la Policía Nacional.

Ellas han conversado con distintas organizaciones de derechos humanos. Han expresado esta falta de poder ver a sus hijos, de poder constatar su integridad física. Igual los abogados han introducido los hábeas corpus y nada. No se ha logrado que ellas puedan verlos y constatar la integridad física de sus hijos.

Siempre seguimos con esa esa incertidumbre de saber cómo se encuentran físicamente y de poder constatar que no han sido agredidos.

El régimen de Daniel Ortega liquidó las elecciones del 7 de noviembre al despojar al partido Ciudadanos por la Libertad de su personería jurídica. ¿Cuál es la posición de AUN frente a este nuevo escenario electoral?

En ese momento nos enteramos de la noticia, no te voy a decir que con asombro, porque era parte de algunos de los escenarios que nosotros teníamos contemplados que quitaran la personería política a Ciudadanos por la Libertad, a quienes les hemos expresado nuestra solidaridad, a sus integrantes a nivel nacional, y particularmente a doña Kitty (Monterrey) que le cancelaron su ciudadanía nicaragüense, de manera totalmente arbitraria.

Esto cambia el panorama totalmente, por eso nosotros estamos en algunas consultas con los jóvenes de AUN a nivel nacional. No es fácil pasar de la promoción del voto y de la participación electoral, que nosotros hemos promovido con mucha fuerza, a tener nuevas estrategias de cara a este proceso que prácticamente ya está liquidado en la medida que está hecho a la medida de Ortega.

Desde AUN nosotros seguimos en Nicaragua y vamos a seguir en el proceso de fiscalización y participación ciudadana. Estamos preparando algunas campañas frente a este nuevo escenario.

¿Qué opinión tienen ustedes sobre el comunicado de la Arquidiócesis de Managua que precisamente señaló que no existen condiciones en Nicaragua para la realización de una elección verdaderamente democrática?

Suscribimos las palabras de la Arquidiócesis. Creo que el despojo de la personería de Ciudadanos por la Libertad le quita una oportunidad a la oposición entera, no solamente al partido, pues incluso le quita una oportunidad a Nicaragua de poder participar (en el proceso), en el que ya se participaba con condiciones muy complejas. Nosotros lo habíamos dicho todo el tiempo, pero era una oportunidad para demostrar a través del voto masivo que la gente quiere un cambio de Nicaragua y que además aspiramos a poder ser parte de manera directa al poder decidir nosotros esas nuevas autoridades.

Lamentablemente vamos hacia otros escenarios y yo creo que tenemos grandes retos como oposición, alrededor de sostener la resistencia, pero también de continuar con procesos organizativos de manera interna.

¿Esperan ustedes alguna reacción de los sectores empresariales que apoyaba a Ciudadanos por la Libertad más allá de un comunicado?

Sí, la verdad que esperamos que haya algún tipo de reacción de parte del sector privado en general. Conocemos y sabemos que hay mucho miedo, en todos los sectores de la sociedad civil y en muchos sectores políticos y económicos. Sin embargo, esperamos que esta esta cancelación de la personería jurídica de Ciudadanos por la Libertad y el llamado de la Iglesia haga que otros sectores, en alguna medida, reaccionen.

Yo creo que este es el momento para que, de manera beligerante, puedan demostrar qué es lo que esperamos de Nicaragua y desde dónde vamos a contribuir ante el contexto muy difícil que se nos viene.

Ustedes apostaron por la vía electoral a pesar de la ausencia de condiciones, bajo represión y con precandidatos de la oposición en la cárcel. Comentabas que el escenario actual era previsible. ¿Qué se habían planteado ante esta nueva realidad?

Nosotros como organización estamos en consultas externas. Por ahora tuvimos una reunión general de AUN y ahora nos estamos reuniendo con coordinadores, con nuestras secretarías, porque tenemos una estructura bastante amplia. Estamos en este proceso, pero en general lo que sí tenemos claro, hasta este momento es que vamos a seguir en la palestra pública porque hay que hacer resistencia.

Créeme que nosotros respetamos mucho a todas las personas que se exilian porque sabemos que es por un tema de seguridad de su vida, pero también nosotros decimos no podemos irnos todos. Hay algo que tenemos que hacer dentro del país y esa resistencia tiene que, en alguna medida, reconfigurarse.

Creo que se vienen oportunidades interesantes para ver qué pasa con los distintos bloques opositores, para ver qué ocurre alrededor de la reorganización, porque no vamos a negar que han habido golpes muy fuertes a las organizaciones y hay una desarticulación general en alguna medida. Como AUN vamos a seguir dentro del país, sabemos que es un tema complejo, sabemos que no es fácil, no te voy a decir que no tenemos miedo de sumarnos a esos presos políticos e incluso hasta dar entrevistas. Tenemos que seguir porque no podemos dejarle la cancha libre totalmente a Ortega, la ciudadanía tiene que aspirar a ser parte del proceso de fiscalización ciudadana y ante un fraude, como el que sabemos que va a ocurrir, hay que prepararnos para una denuncia masiva e incluso para una protesta social.

¿Qué pasará ahora con la Alianza Ciudadanos por la Libertad cuya naturaleza ya no es electoral?

La próxima semana está prevista una reunión entre la Alianza Cívica y Ciudadanos por la Libertad. Creo que en ese espacio se van a discutir alguna estrategias de futuro, no tengo las respuestas absolutas (de qué pasará) como AUN porque nosotros somos parte de la Alianza Cívica y hay una Consejo Ejecutivo que estará en ese proceso.

Nosotros por nuestra parte, vamos a seguir con la campaña abogando por la liberación de los presos políticos, que es algo que consideramos fundamental en este momento y que es un punto de encuentro entre la oposición.

Hay otros grupos de oposición, como la Unidad Nacional Azul y Blanco que han promovido el desconocimiento y la denuncia este proceso electoral desde ya. ¿Contemplan ustedes la unidad alrededor de un plan de resistencia civil?

Vamos a evaluar, como te digo, estamos valorando todas las posibilidades. No es tan fácil en este momento algunas cosas, porque no podemos negar que hay mucho miedo. Pero también hay trabajo de mucho sigilo que esperamos tengas sus frutos en los próximos meses.

¿Cuál es el rol del movimiento estudiantil y juvenil en esta nueva etapa de resistencia? ¿Están divididos o podrán converger?

Bueno, desde AUN nosotros estamos unidos, hemos mantenido nuestras propuestas y posiciones desde el año pasado. De cara otros bloques juveniles, no sabría decirte en este momento porque nosotros no tenemos ningún tipo de comunicación con jóvenes de la UNAB, ni de otros bloques, con los únicos jóvenes que tenemos comunicación es con los de Ciudadanos por la Libertad, pero habrá que ver porque los jóvenes tenemos que trabajar alrededor de eso.

Sin embargo, debo decirte con mucha transparencia que nosotros no creemos en unidades de papel. Ya nos quedó mucho la experiencia de la Coalición Nacional, que creo nos deja grandes lecciones, pero sí (tenemos que) ver qué cosas podemos hacer de manera concreta que demuestren que esta unidad contribuye al proceso nacional.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend