Política

Cuestionan en Rusia cooperación a Nicaragua

Señalan a ex ministro de Emergencia de beneficiar a sus propias empresas en contratos de ayuda humanitaria

La donación millonaria que la Federación de Rusia otorgó a Nicaragua para reforzar el sistema de prevención y control de desastres naturales está envuelta en un escándalo de corrupción en Moscú. Una investigación periodística del consorcio Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP) demostró que el ex director del Ministerio de Emergencia moscovita benefició a empresas de su propiedad con contratos de la ayuda humanitaria.

El funcionario ruso se trata de Oleg Belaventsev, un hombre de confianza del presidente Vladimir Putin. Belaventsev ha ocupado importantes puestos en la órbita del Kremlin. En marzo de 2014 se convirtió es el enviado especial de Putin en la región de Crimea. Pero antes ocupó por casi diez años la dirección en el Ministerio de Emergencia, conocido internacionalmente como EMERCOM.

Belaventsev visitó Nicaragua en agosto de 2008 para oficializar la donación de 26, 6 millones de dólares de EMERCOM al Sistema Nacional para Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED). De hecho, se reunió con el comandante Daniel Ortega quien agradeció la donación. Según la investigación de OCCRP, el mandatario nicaragüense pidió más ayuda y Rusia le prometió carros de bomberos y hospitales móviles que fueron entregados al Ejército de Nicaragua.

Cada año el Kremlin desembolsa millones de dólares a la “International Civil Defense Organization”, o por sus siglas en inglés ICDO. Esta organización intergubernamental es usada por el Kremlin para brindar ayuda humanitaria alrededor del mundo, en especial en países como Corea del Norte, Serbia, El Líbano, Cuba y Nicaragua.

ICDO usa a EMERCOM (que es algo así como la Cruz Roja rusa) para realizar el trabajo. Luego EMERCOM contrata a otras empresas para realizar los trabajos de campo o para fabricar los equipos que incluyen las donaciones.

Según datos de las aduanas rusas, en 2011 y 2012, una empresa con sede en Moscú llamada “Fire-fighting Special Technics” suministró 47 vehículos de extinción de incendios a la Comandancia General del Ejército de Nicaragua, a un costo de 22,7 millones de dólares.

De acuerdo con datos recabados por OCCRP, 51% de la empresa “Fire-fighting SpecialTechnics” es controlada por la compañía rusa “Zarubezhtehcomproekt”, o conocida simplemente como ZTPP, cuyos propietarios incluyen Belaventsev y antiguos y actuales funcionarios de Ministerio de Emergencias.

“El otro 49% de “Fire-fighting Special Technics” pertenece a una de las compañías más grandes de Austria que fabrica equipos de extinción de incendios: Rosenbauer. El director “Fire-fighting Special Technics” es Egor Bliznov, quien muy probablemente se casó con la hija de Belaventsev, Victoria”, expone la investigación.

Desminado, otro “negocio”

Otro de los fuertes de la ayuda humanitaria rusa es el desminado. EMERCOM posee una agencia llamada “Emercom-Demining” que se ocupa de este rubro en Serbia, El Líbano, Sri Lanka y Nicaragua.

El 21 de agosto de 2013, en la península de Chiltepe, en Managua, fue inaugurado el “Centro Internacional de Desminado Humanitario Amistad Nicaragua-Rusia”, lo que coronaba las labores de desminado en Nicaragua que Rusia patrocina desde 2009.

De acuerdo a OCCRP, “Emercom-Demining” dejó de ser filial de EMERCOM desde 2008, un año antes de iniciar el desminado en Nicaragua. Pasó a manos privadas y los accionistas eran “particulares”.

Debido a una forma especial de propiedad “Emercom-Demining”, los nombres de estos accionistas se mantuvieron en un registro cerrado. OCCRP no pudo identificar quién era dueño de la empresa antes de 2010.

Sin embargo desde 2010, cuando la primera parte de la operación de desminado en Serbia todavía estaba en curso, más de 90% de “Emercom-Demining” era propiedad de ZTPP, compañía en la que Belaventsev, en ese momento controlaba el 60%. El resto se dividía en cuatro individuos más asociados a EMERCOM.

“El dinero para las operaciones de desminado en Serbia tomó un camino largo desde el gobierno ruso se lo dio a OIPC, y, finalmente, acabó en los bolsillos de los funcionarios de EMERCOM. Sus nombres, junto con Belaventsev, aparecen en otras agencias gubernamentales y en otras empresas privadas que han recibido cientos de millones de dólares de estos organismos”, concluye OCCRP.

El embajador de Rusia en Nicaragua, Nikolay Vladimir, aseguró a Confidencial que no conoce este escándalo que involucra la cooperación recibida por Nicaragua. En cambio dijo, en referencia a Belaventsev, que “ese señor cambia y el Ministerio (EMERCOM) y la cooperación se queda”.

Un experto legal citado por OCCRP afirmó que por lo menos, por la estrecha conexión, estamos ante conflicto de intereses. Belaventsev y sus socios negaron las acusaciones, pese que la investigación periodística tiene los documentos oficiales que respaldan sus afirmaciones.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend