Política

Colombia protesta contra reserva en el Mar Caribe creada por Daniel Ortega

Colombia reclama que "Nicaragua incluya y califique porciones del mar Caribe como si fueran parte de su territorio", afirma Bogotá

El Gobierno de Colombia presentó una “enérgica protesta” ante la aprobación de una ley en Nicaragua para la creación de la “Reserva de Biosfera del Caribe Nicaragüense”, en la que lamenta que ese país “incluya y califique porciones del Mar Caribe como si fueran parte de su territorio”.

“Colombia rechaza que, bajo el pretexto de una medida de protección ambiental y en contravía del Derecho Internacional, Nicaragua incluya y califique porciones del mar Caribe como si fueran parte de su territorio”, expresó la Cancillería en un comunicado divulgado este martes.

“No cumple con los requisitos”

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua aprobó el 28 de enero la creación de la “Reserva de Biosfera del Caribe Nicaragüense”, ubicada frente a la costa este del país centroamericano.

El título de “reserva de biosfera” no fue otorgado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), como suele ocurrir, sino que se trata de un nombre concedido por la Asamblea Nacional, de mayoría sandinista, a petición del presidente Daniel Ortega “con carácter de urgencia”.

La reserva de biosfera nicaragüense recién creada es, por mucho, la más extensa del territorio, ya que con sus 44.157 kilómetros cuadrados supera a Bosawás (norte, 21.815 kilómetros cuadrados), Sureste de Nicaragua (sureste, 7.677 kilómetros cuadrados) y Ometepe (sur, 500 kilómetros cuadrados). En el área alcanzarían países como Bélgica, Dinamarca, o Suiza.

Dicho territorio se encuentra al oeste de la reserva de biosfera Seaflower de Colombia, que sí fue declarada como tal por la Unesco en el 2000.

En su “enérgica protesta frente a la ley aprobada recientemente por la Asamblea Nacional de ese país”, el Gobierno colombiano señaló que la medida “no cumple con los requisitos y procedimientos internacionales para el reconocimiento de áreas y lugares de especial interés y protección ambiental”.

“Es una decisión unilateral de Nicaragua que desconoce la existencia y logros en términos de protección ambiental de la Reserva de Biósfera Seaflower, declarada como tal desde el año 2000 por la Unesco”, añadió el Ministerio de Relaciones Exteriores colombiano.

Litigio entre Colombia y Nicaragua

Colombia y Nicaragua están enfrentados en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la delimitación de la plataforma continental.

La actual controversia es una continuación de otra ya decidida por el alto tribunal de la ONU en noviembre de 2012, que estableció los límites marítimos entre ambos países y se consideró más favorable para Nicaragua que para Colombia.

Aquel fallo confirmó la soberanía colombiana de siete cayos cercanos a las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, pero reconoció a Nicaragua una porción de Mar Caribe que Colombia reclamaba como propia.

Nicaragua quiere ahora que la CIJ establezca la delimitación y las reglas del Derecho Internacional que se deben aplicar sobre una plataforma continental situada a más de 200 millas náuticas de su costa, cuestión sobre la que no se pronunció en 2012.

En ese sentido, el Gobierno colombiano considera que “la declaratoria representa un intento más por parte de Nicaragua de generar hechos ante la Corte Internacional de Justicia, con el objetivo de aparentar cumplimiento y respeto por las normas sobre derechos humanos y medio ambiente”.

Esto “pese a que ya es de amplio conocimiento por la comunidad internacional que las autoridades nicaragüenses son infractoras sistemáticas en estas materias”, agregó la Cancillería.

Centro Humboldt: ¿Una reserva disponible para explotación?

La organización ambiental nicaragüense, Centro Humboldt, criticó que dentro del territorio de la recién declarada Reserva de Biosfera del Caribe, se incluyan áreas disponibles para la exploración y explotación de hidrocarburos, “lo que es incompatible con los esfuerzos de conservación que supone la declaración (…)” señaló, mediante en un documento.

“Es contradictorio que, si estamos tratando de hacer una reserva de biosfera en el Caribe, a la par, estemos ofreciendo, desde los ministerios en Managua, estos territorios para explotación de hidrocarburos”, cuestionó el director de Centro Humboldt, Víctor Campos. Agregó que Colombia también antes ofreció concesiones, pero después las suspendió.

La oenegé ambiental también detalló que el área de la nueva reserva nicaragüense “se encuentra superpuesta a la Reserva de Biosfera Seaflower”, que es reconocida como tal por la Unesco, y comparte su superficie entre Nicaragua y Colombia, “sin que se haya llegado a establecer de manera conjunta, las
responsabilidades que cada país tiene en el manejo de la misma”.

Por esto, recomiendan procurar un entendimiento entre ambos países. La nueva reserva de biosfera estará bajo la administración del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), que tiene muchas debilidades y ha sido cuestionado por el manejo de los recursos naturales, principalmente, en las
áreas protegidas. También preocupa que es uno de los entes estatales con menos presupuesto —220.8 millones córdobas para 2021— y ahora, asumirá la responsabilidad de esta biosfera.

“Realmente el Ministerio del Ambiente y las organizaciones que tienen bajo su control la administración del ambiente y los recursos naturales no alcanzan el 1% del Presupuesto General de la República”, lamentó Campos.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend