Política

Cancillería ataca con virulencia al embajador de EE. UU., Kevin Sullivan, por “detestable injerencia invasora”

Acusan a embajador de dirigir “ataques encubiertos” e “intromisión”, tras lluvia de insultos en Twitter por su saludo a los 25 años de Confidencial

El Ministerio de Relaciones Exteriores del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo atacó con virulencia este lunes, 11 de octubre, al embajador de los Estados Unidos en Nicaragua, Kevin Sullivan, calificando su labor de “detestable injerencia invasora” y acusándolo de “intromisión en los asuntos de nuestro país”, tan solo unas horas después de que simpatizantes orteguistas insultaran al embajador a través de Twitter.

“El señor Sullivan se expresa continuamente, de manera directa e indirecta, en detrimento de nuestras decisiones institucionales y nuestras políticas nacionales independientes, de país independiente, que no es colonia de nadie”, indica parte de la carta divulgada en los medios oficialistas.

También señalan que el representante de los Estados Unidos “pretende desconocer” la legitimidad del Estado de Nicaragua, por lo que le “exigen” que “cese sus ataques encubiertos, sus hipócritas salutaciones, disfrazados de una cortesía diplomática”.

El último tuit del diplomático, este 11 de octubre, fue un saludo etiquetando a CONFIDENCIAL por sus 25 años.

“Felicidades CONFIDENCIAL por sus 25 años defendiendo los valores democráticos de la libertad de prensa y del periodismo independiente”, escribió Sullivan en sus redes sociales.

De inmediato, el embajador Kevin Sullivan fue atacado por comentarios negativos de la maquinaria de propaganda del régimen que utiliza los símbolos de la campaña electoral de Daniel Ortega. Horas después, la cancillería divulgó la carta de protesta en la que afirman que el representante de EE. UU. ha abandonado la diplomacia y es un “ejemplo de la continua, perversa, detestable injerencia invasora de los Estados Unidos”.

“Absténgase, señor Sullivan, de seguir violentando nuestra concordia nacional, y renuncie de querer imponer su vulgar, rastrera, aberrante, insolente, innoble, abominable y decadente política yanqui, que declaramos, una vez más, nada grata para los nicaragüenses”, advierte la misiva dictada por el régimen.

El Gobierno de Estados Unidos ha sido criticado por Ortega, en reiteradas ocasiones este año, tras las sanciones contra funcionarios del régimen y familiares del dictador, entre ellos la de su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

Además el régimen llamó a Sullivan a tener “una conducta respetuosa y responsable, en el contexto de la Convención de Viena, que todos los Estados estamos obligados a observar y cumplir, relaciones diplomáticas que imponen reconocimiento de la soberanía y autodeterminación de los países concernidos”.

El régimen asegura que en Nicaragua se vive en “libertad, paz y democracia, gracias a la valentía de nuestro pueblo, y de acuerdo a los principios y normas de nuestra Constitución”.

Organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos han denunciado que el régimen Ortega-Murillo continúa violentando las libertades y derechos de los nicaragüenses. Actualmente, hay más de 150 presos políticos en las cárceles de Nicaragua, entre ellos siete aspirantes presidenciales, cuando falta menos de un mes para las elecciones presidenciales, que han sido criticadas por la falta de transparencia y la eliminación de partidos opositores.

Ataques a México y Argentina

El pasado nueve de septiembre el régimen Ortega-Murillo, a través de la Cancillería, envió una carta de protesta al embajador de México en Nicaragua, Gustavo Cabrera Rodríguez, en la que rechazó una “abusiva publicación” del diplomático, al que no nombra, ni dice donde lo hizo, pero que valoran lo coloca “en una posición injerencista y entrometida”.

El funcionario mexicano retuiteó en su cuenta de Twitter el video de la reacción del escritor nicaragüense Sergio Ramírez ante la acusación de la Fiscalía, controlada por la dictadura, por los supuestos delitos de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional” y “lavado de dinero, bienes y activos”.

Con esta publicación, argumentan tanto el embajador como el Gobierno de México “se colocan en una posición injerencista y entrometida, cumpliéndoles sumisa y fielmente a los yanquis, sirviéndoles en el rol que tristemente han venido ustedes asumiendo, de interventores permanentes en nuestros asuntos propios, por encargo del imperio”.

El pasado 1 de septiembre el régimen también acusó de “tráfico de influencias” y de “chantajear, con proposiciones indecorosas” para presuntamente conseguir fallos favorables en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) al Gobierno de Argentina, a través de una carta enviada por la Misión Permanente de Nicaragua ante la OEA.

La carta de protesta contra el Gobierno de Alberto Fernández los señalaba de tener una “indeseable intromisión”, de “injerencia” y “acosos sostenidos” en los asuntos internos de Nicaragua.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Política

Share via
Send this to a friend