Política

Alianza Cívica objeta firma de estatutos de la Coalición Nacional

Litigio del PLC podría traer "consecuencias imprevisibles", advierten; UNAB recuerda que por eso no querían partidos políticos en la Coalición

Cuatro meses después de haber anunciado la conformación de una Coalición Nacional que, entre otras cosas, impulsaría una reforma de cara a las elecciones generales de 2021, la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia pidió “más tiempo” para analizar los estatutos que han venido discutiendo en la Mesa Multilateral y adjudicó el impase al litigio que surgió en el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), después de unas cuestionadas elecciones de sus cargos directivos.

En un comunicado emitido la noche del viernes la Alianza Cívica advirtió que la disputa en el PLC, que ahora se encuentra en manos del Consejo Supremo Electoral (CSE), tendrá “consecuencias imprevisibles”. Esta situación “no favorece en nada” a la Coalición Nacional explicó el presidente de la Alianza, Carlos Tünnermann, y aunque “el dedazo” en el PLC no es algo nuevo, ellos se comprometieron a promover “la justicia y la democracia a nivel interno”, dijo.

En la propuesta de estatutos de la Coalición Nacional que están siendo discutidos y que serán ratificados la próxima semana, las siete organizaciones miembros “acordamos promover la democracia interna en nuestras estructuras”, dice el comunicado.  La implementación de “métodos democráticos e incluyentes forma parte de los principios de una nueva forma de hacer política”, continúa el documento.

Al respecto, el PLC reclamó este sábado que la Alianza Cívica haya hecho público  un conflicto interno,  a pesar que “las pláticas en el seno de la Mesa Multilateral han sido de total franqueza y sinceridad entre los miembros”; sin embargo, la Alianza “no tuvo la confianza de tratar los temas que según expresan en su comunicado no les permiten firmar el Estatuto”, dice un comunicado del PLC.

“No nos estamos retirando”

A criterio de Tünnermann el litigio del PLC y los estatutos de la Coalición deben ser analizados un poco más. Es por ese motivo que la Alianza Cívica solicitó una semana para emitir “algunas consideraciones”, pero los otros integrantes “dijeron que no, que el miércoles se va anunciar la formación de la Coalición Nacional” tal como estaba previsto. Entonces, “nos vimos obligados a sacar este pronunciamiento para que nadie se sorprenda de que no estemos presentes el miércoles”, dijo.

Violeta Granera, de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), advirtió que el pronunciamiento de la Alianza Cívica sorprendió a todos los integrantes de la Coalición, ya que fue la Alianza Cívica la que promovió la inclusión de los partidos políticos cuando la UNAB se inclinaba por presentar una Coalición formada solo por las organizaciones nacidas a raíz de la Rebelión de Abril.

“Nos parece sorpresivo, pero también muy peligroso estar atrasando procesos que son urgentes”, dijo Granera. Asimismo, precisó: “nosotros no estamos a ciegas en este esfuerzo de unidad y muchas organizaciones hemos sido críticas del actuar de los partidos políticos tradicionales… esa no es ninguna novedad, en muchos de los partidos políticos hay problemas de falta de democracia” y es por eso que en los estatutos que se firmarán el próximo miércoles los miembros de la Coalición se comprometen a promover la democracia a nivel interno.

“Nos parece que el argumento de la Alianza no se sustenta en el sentido de que hay que firmar los estatutos para luego exigir su cumplimiento”, dijo Granera.

Aunque el PLC reconoció en su comunicado que en las últimas reuniones en la Mesa Multisectorial, la Alianza Cívica pidió “más tiempo” para analizar y validar los estatutos de la Coalición, aseguran que “en ningún momento, aunque en repetidas ocasiones se les consultó, mencionaron otro impedimento para firmar”.

El hecho de que la Alianza Cívica no participe en la presentación de los estatutos de la Coalición “no significa que nos estamos retirando; de ninguna manera”, enfatizó Tünnermann. “Nosotros fuimos los que propiciamos la formación de la Coalición, da tal manera que no vamos a destruir aquello que nosotros construimos… pero no le podemos decir al pueblo que queremos su apoyo para cambiar este régimen dictatorial por un sistema democrático, si se prueba que no se practica la democracia a nivel interno”, subrayó.

Sin embargo, la Alianza se tomará “un tiempo prudencial” para presentar sus “consideraciones” ante la Mesa Multilateral de la Coalición Nacional.

La reforma electoral

El cisma en el bloque opositor se produce en un momento en que urgen reformas electorales y, aunque el tema ha sido relegado debido a la pandemia de la covid-19 que ya ha dejado 64 muertes y 1823 casos positivos, según el Ministerio de Salud (Minsa); ya se está acabando el tiempo para lograr los cambios necesarios previo a las elecciones de 2021.

Según Tünnermann ya existe “una propuesta avanzada” sobre los cambios necesarios en el sistema electoral, pero no se ha dado la oportunidad para discutir el tema. “Nosotros esperamos que al superar la situación de la pandemia ya se pueda hablar de esto”, agregó.

Por su parte, Granera enfatizó que las reformas electorales son impostergables y consideró deben continuar trabajando en ese objetivo. “La Unidad Nacional va a firmar ese documento, vamos a seguir luchando por la unidad amplia… y nos parece que es una falta de congruencia no responder a esa demanda del pueblo de Nicaragua y dar la batalla contra la dictadura”, subrayó.

Asimismo, el comunicado de la Alianza expresa el compromiso con las reformas electorales.  Estas reformas “incluyen la eliminación del bipartidismo, es decir la división de las estructuras electorales entre el PLC y el FSLN, de acuerdo con el pacto firmado por éstos y la posibilidad de las organizaciones políticas de aspirar a personerías jurídicas propias y a conformarse como Alianzas Electorales que puedan ir a las elecciones en una casilla común”, dice el documento.

Siguen negociando con CxL

Por otro lado, la Alianza Cívica continúa las negociaciones con el partido Ciudadano por la Libertad (CxL), el partido opositor que no se sumó a la Coalición Nacional el pasado 25 de febrero. A pesar de que “ellos se consideran aliados de la Alianza Cívica aunque no forman parte de ella”, explicó Tünnermann. Con ellos “trabajamos en el grupo de reformas electorales y varias de sus propuestas fueron acogidas por el consenso, pero nos sorprendió que no se hayan sumado a la Coalición”, dijo.

Durante estos cuatros meses que han transcurrido desde que se anunció la Coalición Nacional “hemos tenido reuniones” con CxL aclaró Tünnermann. “Nosotros esperaríamos que una vez se vayan clarificando todos los puntos que pueden causar alguna preocupación a los sectores democráticos ellos (CxL) se puedan sumar”, continuó.

Más en Política

Share via
Send this to a friend