Opinion

¿Qué podemos hacer nosotros, como el 70% de la población independiente?

Desde hace rato debimos desenmascarar esa falsa oposición, los que solo van detrás del hueso. Debemos hablar con el nica de a pie

Perpetuar la pobreza tiene mecanismos similares a lo que está pasando con perpetuar la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Ambos mecanismos usan el mismo sistema patrón cliente. Si vemos en las comunidades existen grupos que no cooperan entre sí porque son de diferentes religiones o son de diferentes posiciones sociales. Sin embargo, todos esos grupos se relacionan con las fuentes de poder local, pero por separado, ya sea con el gobierno local, con los dueños de los negocios locales, con los líderes religiosos o los organismos que les llevan ayudas económicas o acceso a otros servicios y recursos. Cada uno de ellos trata de quedar bien con el que está en mejor posición que ellos para poder tener sus favores, como es que les den trabajo, que los saquen en sus camionetas si se enferman, que les presten dinero en emergencias y otros. Esa falta de cooperación entre iguales está instalada como maldición entre los que no son dueños de las fuentes de poder económico ni político. Ese mecanismo es la base de la estrategia de los OrMu para perpetuarse en el poder.

Ciudadanos por la Libertad (CxL) nunca tuvo la intención de negociar con sus pares porque su tarea era negociar el plato fuerte con el patrón, las diputaciones. Nunca han jugado a ganarle a Ortega solo han jugado a quedar bien con el patrón. A CxL no le importa si hay o no observación electoral porque su tajada ya está negociada, sus precandidatos y aliados buscan una silla en la Asamblea Nacional o en el Parlacen, y no crean que es por el salario, es por la posición de poder que trae consigo sentarse a repartirse el pastel. Así de simple es que funciona la maquinaría de poder económico y político en Nicaragua. “Como una gran finca con grupos de colonos”. Que nos queda a los demás. A los demás nos queda sobrevivir, ese es el sentir del nica. Y de ahí la estrategia de no cooperar se impone.

Lo que puede hacer cambiar esta maquinaria simple y sencillamente es hacer que funcione la institucionalidad democrática, pero cómo hacemos para que se respete nuestro voto, que por supuesto no irá a esa cúpula que negoció con Ortega a través de mensajes. Cómo hacemos para que en realidad se hagan elecciones libres sin miedo a que nos ataquen los paramilitares y que no cambien las actas de las JRV una vez que las firmamos. Cómo hacer que llegue observación electoral real. Si nos cruzamos de brazos ya perdimos y Nicaragua se hunde en más desgracia y sangre.

La repuesta empieza por informar a la población para que no apoyen pactos que reparten prebendas, si se dan cuenta la preocupación de CxL y Aliados entre ellos la posición del FSLN es la misma, ahora para ellos lo único que importa es ir a votar para legitimar el pacto bajo la mesa, pero no garantizan salir de la dictadura.

Desde hace rato debimos desenmascarar esa falsa oposición, los que solo van detrás del hueso como decimos los nicas. Algo que esa dizque oposición no puede hacer es hablar con el nica de a pie, ya nadie les cree. A ese nivel no llegará CxL porque no se rebajará a darle su valioso tiempo a esa gente que no pinta nada.

Ese es el primer paso debemos comunicar claro y a través de medios masivos como la radio, el pobre no tiene internet y no puede comprar periódicos. Debemos comunicar a través de sus líderes comunitarios, su párroco, su pastor y sus negociantes locales, la pulpería y la escuela. Somos el 70% de la población no dejemos que unos cuantos nos roben nuestros derechos.

En vez de seguir desgastándonos en buscar alianzas con los que ya sabemos que no les interesa dediquémonos a aprovechar los pocos espacios que quedan. Inscribamos a los candidatos con más apoyo popular y olvidemos de que una falsa unidad con los que se consideran ya con parte del pastel. Logremos la observación electoral organizándonos en cada JRV, cada acta que sea puesta en redes al finalizar el recuento, y vayamos a sacar a nuestra gente casa por casa, todos a votar al mismo tiempo temprano y sin miedo. Ese día que sea una fiesta cívica para Nicaragua, pero garanticemos cuidar el voto dando comida a nuestros fiscales y acompañando el voto hasta el final.

Igual que el 70% de nuestros negocios está en manos del nica de a pie, los grandes empresarios junto a los Ortega piensan que son dueños de Nicaragua, pero no son dueños de nuestro voto. CxL representa ese poder económico que no le importa la pobretería que ellos subestiman y ven por encima del hombro.

La verdad que en noviembre el poder regresará al soberano que es el pueblo. Si nos organizamos a lo interno del país y los que estamos afuera exigimos acompañamiento de la comunidad internacional, lograremos hacer que se respete poder salir de la dictadura.

Si al menos logramos que se respete nuestro el voto no habrá pacto con Ortega que gane las elecciones. Cómo ven perpetuar la dictadura usa los mismos mecanismos que se usan para perpetuar la pobreza en el país. Los nicas debemos de dejar de aceptar que nos traten como colonos sin tierra y sin derechos. Si podemos inscribir candidatos con apoyo popular hagámoslo y defendamos ese voto palmo a palmo. Ellos quieren que se repita una Venezuela donde solo los Ortega y sus aliados están bien. Pero recuerden la cooperación aquí debe ser entre los de a pie, el poder lo tiene el soberano, lo tiene en su mano el pueblo en noviembre. La población debe tener una opción real de voto.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Opinion

Share via
Send this to a friend