Opinion

Periodismo en la democracia conceptual y en la controlada

En todas partes, los conceptos y la práctica de la libertad de prensa y expresión son divididos entre Occidente y Oriente, entre democracia y dictadura

Podría parecer necio hablar del periodismo y sobre la libertad de prensa y expresión en el mundo, habiendo tan malos tiempos para el periodismo nicaragüense. Sin embargo, vale hacerlo por ser tema universalmente debatido. Lo que no vale, es estar desinformado.

En todas partes, los conceptos y la práctica de la libertad de prensa y expresión son divididos entre Occidente y Oriente, entre democracia y dictadura, como si las libertades tuvieran un sello distintivo único en una sola región del mundo. Esto es pensar que todo lo que en cada región existe está en blanco o negro, ningún otro matiz.

El periodista inglés nacido en Singapur, Jhon Kampfner, director de una revista y excorresponsal en muchos países, aborda el tema en su libro: Libertad en venta. ¿Por qué perdemos democracia a cambio de seguridad?

El libro (de 2011, 374 páginas) consta de ocho capítulos, cada uno correspondiente al lugar en donde fue corresponsal.

II

Este no es espacio apropiado para todas las referencias históricas, desarrollo material, desempeño e importancia de cada país –que a todo esto se refiere Kampfner– sino para un brevísimo resumen de la situación y las características del periodismo.

Los subtítulos son de Kampfner:

Singapur: El modelo cómodo

Singapur es sin ninguna duda la sociedad más lograda de la historia de la humanidad”, le dijo a Kampfner un intelectual “que viaja por el mundo diciendo a los escépticos que los países pueden ser armoniosos y prósperos sin sucumbir a la democracia liberal de Occidente”.

Eso dejó perplejo al autor, porque el dictador Lee Kuan Yev (1959-1990) y ahora su hijo Lee Hsien Long, han gobernado con: …los medios de comunicación bajo el control de dos empresas estatales, Singapore Press Holdings Ltd (que dirige los periódicos) y Media-Corp. (que se ocupa de la radio y la televisión).

Consecuente con eso…cualquier político o periodista que diga algo controvertido sobre los poderosos puede ser detenido y acusado de difamación… por lo menos.

China: El jugador discreto

La estrategia informativa del Gobierno es tenaz, pero también sutil y sofisticada (…) La explicación que me dan es que todo esto tiene menos que ver con el principio de la libertad de expresión que con el oportunismo –explica Kampfner—.

Ese oportunismo, está en este mensaje del Gobierno: “Valora tus nuevas comodidades (que) estarán garantizadas mediante el control central, que no debe cuestionarse, sobre todo en tiempos revueltos”.

Ejemplo: durante un terremoto, dice Kampfner…. A los periodistas que preguntaban demasiado les dijeron que “hiciesen hincapié en la publicidad positiva” y “apoyasen la unidad y el ánimo general”. Es decir: reflejen lo bueno de las tareas de rescate; no las posibles deficiencias.

Rusia: El capitalismo furioso

La transición al capitalismo en Rusia se caracterizó por dos borracheras: la de Boris Yeltsin, y las apropiaciones de bienes públicos por miembros de la cúpula (piñatas), entre ellos, los medios de comunicación estatales. Así ejemplariza Kampfner:

Como la autoridad de Yeltsin se vino abajo, los oligarcas consolidaron su posición. El más importante era Boris Berezovski. Se hizo con el control de la primera cadena de televisión (…) Todo el mundo se sentía libre para expresarse. Los periódicos crecieron como setas; toda una nueva generación de periodistas (…) se había liberado por fin de las leyes contra la difamación y otros problemas de la censura.

El ascenso de Putin satisfacía las necesidades de los rusos de a pie y de los intereses empresariales. En cualquier caso, la democracia se había ido al garete mucho antes que Putin asumiera el cargo. Las cadenas televisivas y de periódicos (de los piñateros) pasaron a ser órganos del Kremlin...

Rusia es señalada como uno de los países con más periodistas presos y asesinados. Le preguntamos (a Putin, dice Kampfner) qué opinaba de la liberta de expresión. Dijo que era parte esencial del desarrollo de un país, pero que los periodistas también debían ser “eficientes”.

Emiratos Árabes Unidos: El dinero fácil

En los desiertos de Arabia, un Estado beduino tradicional festejaba un palacio de codicia, propiedad de un judío surafricano. Luego, Kampfner describe una extravagante fiesta, como todas las fiestas en Dubai, de la alta burguesía mundial.

Una ironía: George W. Bush escogió Abu Dhabi como destino para pronunciar un discurso sobre la “democracia y la consecuencia de la libertad” en enero de 2008 (…) en un Estado con algunas de las instituciones políticas menos desarrolladas. (…) Los partidos políticos están prohibidos y la libertad de prensa sufre restricciones.

Una familia real qatarí, abrió la cadena de televisión Al-Jazeera (1996). No puede criticar a sus mecenas ni… remover demasiado las aguas. Los medios de comunicación callan la situación de miles de trabajadores extranjeros que…no tienen acceso a la sanidad ni a otros derechos. Las empresas les retienen los pasaportes y, a menudo la paga de un menos o dos para garantizar que sigan trabajando.

La India: La alternativa populosa

La periodista Teesta Satalvad, nieta de un antiguo ministro de justicia, vive protegida por guardias de seguridad, pues está amenazada de muerte desde que fundó la revista Communalism combat… porque le inquietaba que los medios de comunicación nacionales dejasen de informar sobre la cara más desagradable de la vida, preocupados más bien por retratar a la India en la senda luminosa de la modernidad y la prosperidad.

Así se refleja la situación del periodismo en un país con abismales contrastes entre los muy ricos y la mayoría empobrecida, dividida en castas y religiones. El autor cita la definición de la India hecha por un personaje local: “una de las sociedades libres más crueles del mundo.”

El 75% de la población “vive” con menos de dos dólares al día, pero los grupos mediáticos… Imitan el concepto de la Fox: primero el patriotismo, después la complejidad. O sea, cero críticas y… después algo sobre los problemas políticos y sociales.

Italia: El monólogo cómico

Es fácil rebajar el ataque contra las libertades en Italia si uno se centra solo en la bufonería de Berlusconi. Con su afición por la vulgaridad, este político reflejaba la hipocresía de las “democracias conceptuales”. Democracias en la teoría; en la práctica, retroceden libertades y derechos.

Hablamos de un hombre –dice Kampfner— que anima a los italianos a que hagan dinero como pasatiempo nacional extra y que ha utilizado el Parlamento para debilitar a las fuerzas que pueden interponerse en su camino, el Poder Judicial y los medios de comunicación.

Ferruccio de Bortoli, director de Il Soli 24 Ore, el periódico italiano de más tirada (…) señala el acercamiento ambivalente de los italianos a la democracia. Bortoli, en 2003, fue despedido de la dirección del Corriere della Sera, porque publicó historietas y comentarios sobre Berlusconi. Se presiona a todos los medios, por lo cual… muchos empresarios y directores se quejan de que tienen que medir sus palabras con los periodistas… 

Kampfner culpa de la situación de la prensa italiana, a… Las instituciones que debían haber vigilado a los políticos. “Olvídate de la televisión –le dijo el escritor Sergio Rizzo—: eso se perdió hace mucho tiempo. Hasta los periódicos italianos son muy cercanos al poder”.

Inglaterra: El Estado vigilante

Kampfner cita a David Miliband, entonces secretario de Exteriores: “El compromiso del pueblo británico con los derechos humanos nace de una conciencia de nuestra historia, de derechos forjados en luchas compartidas…”

¿Comparten esa historia colonial los africanos, asiáticos, americanos? Ni Kampfner, pues como director de New Stateman, cuenta una historia actual:

En 2006 le pedí a un periodista, Brendan O´Neill, investigara sobre el uso de las cámaras de vigilancia en el Reino Unido (…) Lo que descubrió O´Neell me alarmó. (…) O´Neell explica sobre el centro de control de cámaras de vigilancia de Westminster (y) casi no doy crédito a lo que veo:

“Estoy dentro de lo que solo puede describirse como un bunker de espías. (…) Este canal de vigilancia en particular controla 160 cámaras las veinticuatro horas del día durante los 365 días del año. Desde que comenzó a funcionar en 2002, la sala de control ha grabado 24000 “incidentes” (…) También ha recibido a 5000 visitantes de más de 30 países cuyos Gobiernos o fuerzas policiales están considerando adoptar sistemas similares”.

La investigación relata otras cifras de la vigilancia con cámaras que reconocen hasta “el modo de andar” de la gente; otras cifras hacen del Reino Unido casi un émulo de 1984, la novela de Orwell.

Por esa “cruzada salvaje”, dice Kampnfer… La crisis de los medios de comunicación británicos es más aguda en la actualidad. Incluso, la BBC es presionada por los sectores conservadores ingleses.

Estados Unidos: El sueño corrompido

Hay dos tipos de libertades perdidas: aquellas a las que se ha renunciado y aquellas a las que se ha renunciado sin saberlo.

 Michael Kazin

Este epígrafe hace una radiografía de la situación del periodismo estadounidense. La gran prensa renuncia a la libertad de informar algunas cosas, por su comunidad de intereses comerciales e ideológicos con las clases dominantes. Por su parte, los periodistas ideológicamente identificados con las empresas y las clases dominantes, renuncian a criticar abusos del sistema político social.

Kampfner no comenta el epígrafe. Pero hace un examen del concepto y la práctica de las libertades de prensa y expresión en los Estados Unidos, que lo confirma.

La Ley Patriota –creada después del sabotaje a las Torres Gemelas— agrede todos los derechos civiles de los estadounidenses; es tan farragosa y extensa que –según Kampfner— ni los congresistas que lo aprobaron la leyeron.  Sometía a los ciudadanos a vigilancia tan secreta… que muchos en la CIA y el FBI la desconocían.

Luego vinieron acontecimientos contra todo derecho: las torturas en la cárcel de Guantánamo, las agresiones contra Afganistán, la guerra contra Iraq, la geopolítica agresiva, el espionaje contra quienes no comparten las opiniones oficiales.

En un informe del Christian Sciencie Monitor (2006) se confeccionó una lista con los intelectuales y personajes públicos a los que se había negado o revocado el visado y retrasado hasta que fue demasiado tarde. De esa lista, Kampfner menciona nombres conocidos, como Graham Greene, Gabriel García Márquez y Dora María Téllez.

La gran prensa estadounidense critica poco, pero apoya la geopolítica oficial a nombre del patriotismo. Una observación de Kampfner: La Primera Enmienda, que consagra la libertad de expresión, puede tener peso cuando un Gobierno intenta censurar a un periódico, pero apenas cuenta cuando es un propietario el que presiona a un reportero...

El periodismo nica es –en proporción al territorio y la población del país— uno de los más atropellados del mundo. De modo que lo visto en solo ocho países, nunca podrá ser motivo de conformidad, pues hay que reinterpretar el refrán: el mal de muchos no debe ser consuelo de tontos.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Opinion

Share via
Send this to a friend