Opinion

Nuestra política no ha sido nacionalizada

Parece necesario hacerse una autocrítica para reconquistar la confianza perdida, no solo golpearse el pecho, sino cambiar métodos de lucha inútiles

Los políticos nicaragüenses lograron la independencia hace 195 años, pero no han podido ni querido nacionalizar la política ni siquiera por un día.  Esa deuda de liberales y conservadores, la comparten corrientes políticas surgidas de sus filas en los últimos ochentas años.  Pasaron de la dependencia colonial española a la dependencia de la política exterior norteamericana, y lo practican desde el gobierno y desde la oposición.  También cuando un dictador compra la voluntad de políticos de oposición y destruye el derecho de otros partidos  –como sucede actualmente— desnacionaliza la política, porque la privatiza a su favor.

-o-

Por eso es que en estos días de la intercomunicación instantánea en este mundo globalizado, las noticias sobre la campaña electoral en los Estados Unidos son las dominantes por sobre acontecimientos que deberían conmover a la humanidad, como son las guerras que aplastan soberanías y niños en el Medio Oriente, como efecto de la política exterior norteamericana, mientras en su país celebran una fanfarria electoral financiada por las grandes corporaciones que, a su vez, se auto financian provocando las guerras.

-o-

Eso demuestra cómo amplios sectores de la humanidad han sido neutralizados –o idiotizados, para mayor precisión— por las campañas psicológicas para la colonización cultural que despliegan sus medios transnacionales.  Y, de tal manera lo han sido, que prefieren cerrar ojos y oídos ante las tragedias humanas, antes que perderse de los fastos políticos del país promotor de las “primaveras árabes”, las que no han dado ninguna flor, pero sí muchos cadáveres y refugiados.  No es que la guerra sea un fenómeno nuevo, pues en todas las épocas las hubo, e igual ha tenido sus partidarios.

-o-

Lo nuevo en esta época de información instantánea, es que la actitud favorable a los guerreristas se revela como algo más consciente de lo que pudo haber sido en el pasado, cuando se vivía en la ignorancia de los detalles de sus horrores en lugares lejanos del mundo, porque las “noticias” venían por barcos después de tres meses de travesía por mar; pero hoy no hay excusa para ignorar sus atrocidades en el momento que se producen.  El colmo: en nuestro país, pese a que ha tenido víctimas por las agresiones armadas gringas, se finge ignorar la relación con las guerras de casi todos los políticos que allá están en fiesta electoral.

-o-

En nuestro país se manifiesta tan fuerte la dependencia ideológica ante esos líderes sobre los políticos de oposición –zurdos y derechos—, que supeditan la solución de todo lo que pasa en la triste farsa electoral nicaragüense, a lo que decidan hacer quienes ganen la fastuosa farsa electoral norteamericana.  Algunos se alegran con la posibilidad de éxito del fascista Donald Trump, y otros gozan con la perspectiva de triunfo de la señora Clinton, aunque desde ya expresó su voluntad de ahondar la guerra en Siria, sin contar su pasado imperial al frente del Departamento de Estado.

-o-

Mientras Daniel Ortega empataba su mascarada política del 19 de julio con la parranda patronal de Santo Domingo, como diversión previa a la farsa del 6 de noviembre, un líder conservador ponía candelitas ante la imagen de Trump en Cleveland, y un liberal junto a una emerreísta las ponían ante la imagen de la Clinton en Filadelfia.  Para mayor gloria, Ortega elevó su parada: después de entregarle a Pedro Reyes la bandera del PLI, suspendió su calidad de diputados a quienes se resistieron a obedecerle al patrón que les nombró. Estos diputados, eran sobrevivientes del gran fraude electoral de 2011.

-o-

La atropelladora arrogancia de Ortega, excede ya su propio récord violatorio de los derechos políticos.  Pero junto a ese reto a los partidos de oposición, también ha retado a la imaginación de todos: ¿por qué Daniel atropella aún más, si ya tiene cogidos todos los hilos del poder para imponerse como le dé la gana? Me atrevo a suponer:

  1. Que a Daniel no le preocupa la reacción de los Estados Unidos, porque confía en que les interesa más la alianza suya con el capital y porque orienta la economía conforme las medidas económicas neoliberales del FMI, tal como le gusta a ese país, porque coincide con su ideal de “democracia económica”. El mismo motivo por el cual USA apoya a las dictaduras.
  2. Daniel sabe que los Estados Unidos reaccionarán criticando sus violaciones a los derechos políticos, pero no serán críticas tan fuertes como si la afectación de su gobierno fuera a los principios en que se basa la economía capitalista.
  3. Daniel también sabe que la reacción gringa reproduciría las críticas acostumbradas, y eso más bien le serviría para salvar su imagen de revolucionario ante los pueblos latinoamericanos, como víctima de la agresión imperialista.
  4. Así, Daniel se habría consolidado internamente, continuaría su alianza con la gran burguesía, seguiría haciéndose más rico, y en el exterior continuaría engañando con su falsa imagen revolucionaria.

Están pasando más cosas, mientras algunos políticos siguen esperanzados en el auxilio desde el exterior. Veamos: los herederos de las costumbres coloniales españolas montan caballos de raza en sus desfiles, demostrando que aquí se vive bien y muy bonito; y al paso de sus corceles impresiona a los herederos de la sumisión indígena que año con año se agolpan en las aceras para abrir la boca ante las cabrioladas de los nobles brutos.

-o-

Otros caballeros se montan sobre el INSS, y sacan por millones los ahorros de los trabajadores, en calidad de préstamo para sus “inversiones” inmobiliarias, porque el gobierno permite que “el INSS financie proyectos independiente del color político”, según lo declaró uno de los aprovechados.  En otras palabras, reconoció que este gobierno les permite utilizar los dineros de los afiliados al INSS, porque representa sus intereses, y no los intereses de los trabajadores.

-o-

Por su triste lado, los líderes oficialistas de los sindicatos blancos y los líderes patroneros de los sindicatos amarillos politiquean: uno con el gobierno y los otros con los partidos neo-orteguistas, y todos ignoran el abuso con los ahorros de los trabajadores.  Tampoco existe partido político de oposición que se interese en hacérselo ver y estimular la lucha del pueblo trabajador contra los abuso con sus intereses.

-o-

Nadie hará esa defensa, sino los trabajadores mismos, porque mientras unos líderes andan de romería por los Estados Unidos en busca de ayuda para ganar el poder, otros líderes andan en la procesión oportunista pidiéndole al sacristán Roberto Rivas, interceda ante los santos de El Carmen, para que les hagan el milagro con una curul, aunque sea de esas desprestigiadas curules que existen en la neo-chanchera.

-o-

Ciertamente, no hay por quién ni para qué votar, pero no bastaría proclamarlo para obtener resultados a favor del rescate de los derechos políticos conculcados. Parece necesario hacerse una autocrítica para reconquistar la confianza perdida, no solo golpearse el pecho, sino cambiar métodos de lucha inútiles, “nacionalizar” la conducta y la actividad política para dejar de mendigar ayuda de organismos internacionales ligados a la política exterior de los Estados Unidos.  Y no confundir más la injerencia con la solidaridad.

Curiosidades:

  1. Los hombres primitivos tenían un único recurso para explicarse los fenómenos naturales y sociales: fantasear.  En un lugar de África del Siglo XIX, ocurrió una mortalidad en masa a causa del atraso que les imponían los colonialistas.  Ante una de esas tragedias, el brujo de la comunidad pensó que el culpable era un inglés que había pasado ese día montado en una bicicleta.
  2. En enero del año 16 del Siglo XXI, un líder de la derecha venezolana prometió que en seis meses derrocarían a Maduro, obviamente no han podido; hace ya varios meses recogieron firmas para el revocatorio, pero se descubrió fraude con las firmas de muertos y menores de edad; se retrasó el proceso y el tiempo legal se agotó para convocarlo este año.
  3. Pero aquí, el sábado anterior, un ilustrado político nica, comenzó a criticar en un artículo los brujuleos del gobierno con Tumarín, y terminó diciendo que Maduro vino el 19 de julio –hace unos quince días— a ponerse de acuerdo con Daniel para “impedir” el revocatorio allá y aquí retirar “el derecho de escaño legislativo de los diputados electos en 2011”. Como se ve, primitivos e ilustrados de todas las épocas se han servido de la fantasía para “explicar” las causas de las cosas. ¡Brujo!

Cronología imperial (*)

1964.- 1) El 31 de marzo, la casta militar brasileña, alentada por el Departamento de Estado, el de Defensa (Pentágono), la CIA, el FBI y la Casa Blanca, derrocó al presidente Joao Goulart, e inició una feroz dictadura.

2) En julio, una conferencia de cancilleres americanos reunida en Washington resolvió completar el cerco, el bloqueo económico y diplomático de Cuba, con el único voto adverso de México.

3) El 4 de septiembre, ante la eventualidad de que en las elecciones lograra triunfar el doctor Salvador Allende, candidato de la izquierda mancomunada en el Frente de Acción Popular, dos semanas antes de las elecciones la CIA inyectó un monto de dólares no inferior a 20 millones en beneficio del candidato Eduardo Frei, de la democracia cristiana.

(*) Resumida de Guía del Tercer Mundo-86.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Opinion

Share via
Send this to a friend