Opinion

Ni elecciones ni políticos libres… solo el circo

No hay ninguna condición para el ejercicio libre del derecho de votar y la dictadura ya tiene definidos los “resultados” electorales

Si las llamadas elecciones en Nicaragua se trataran de una simple competición por el campeonato de las simpatías, seguramente que el Partido CxL quedaría en último lugar. 

Pero como se trata de unas “elecciones” para darle continuidad a la dictadura de Daniel, este, emulando al “diablo”, le pagó con un mal al CxL su servicio en contra de la unidad opositora, mandándolo a la ilegalidad con pasaje hacia el olvido. 

Ese es el propósito del dictador, pero aún falta conocer la reacción de las bases del CxL, primero ante la medida represiva, y después, respecto a la conducta de su cúpula. Esto, en el caso de que los miembros de ese partido político democrático, tal cual se presenta, estuvieran preparados para la crítica. 

Se trata de una grave situación política de cuyo desenlace depende la muerte de la institucionalidad del Estado, o el renacer de la esperanza de ver libre a nuestro país en un corto tiempo. 

Lo que no puede pasar inadvertido ante los nicaragüenses, es si las bases de CxL reaccionarán con patriotismo y convicción de verdad democrática –no la declarativa oficial— frente al machetazo del fascismo orteguista. 

Además de combatir las viejas medidas represivas de la dictadura, ahora hay más causas por las cuales se hace imprescindible la lucha en su contra para salvar derechos inalienables de todos, ahora mayormente amenazados por:

*Los constantes secuestros de líderes políticos de todas las tendencias –de izquierda a derecha—, solo por pensar, organizarse y actuar de formas diferentes al criterio dictatorial.

*Las cuatro leyes para convertir esos derechos en “delitos”, expresamente creadas con el fin de aplicar castigos sin ninguna semejanza con el Derecho. 

*La cancelación de las personalidades jurídicas a partidos políticos opositores, lo cual es una descarada manera de reelegirse sin una competición libre y amparado en la persecución y el encarcelamiento. 

*Una ley que otorga al gobierno dictatorial el derecho de exigir que todo…“gobierno, Estado extranjero, organismo o institución internacional que deseen otorgar premio, condecoración o reconocimiento a una persona natural o jurídica nicaragüense, deberá solicitar previamente el consentimiento del gobierno de Nicaragua…” 

Estamos ante un fascismo descarnado, y un dictador que pretende erigirse en censor de los autores nacionales y del criterio de los jueces de los concursos culturales del mundo. 

II

Actuando como una secta, y no como cúpula de un partido político moderno, la del Partido CxL se comportó disociadora, fanática de un rezagado anticomunismo, lo cual favoreció a la dictadura, en este momento, cuando no tiene más fuerza que la represiva y cada vez está más aislada internacionalmente. 

Además, la beligerancia que esa cúpula demostró en contra de los movimientos y partidos integrantes de la Unidad Nacional Azul y Blanco y los movimientos feministas para justificar su rechazo a la Coalición Nacional, no la demostró para exigir la libertad de los secuestrados políticos, entre ellos tres de sus precandidatos.

Ante la inhibición de su candidata a vicepresidenta, la cúpula de CxL no pasó de emitir tibios y timoratos comunicados, y mientras buscaba a una candidata sustituta para complacer a la dictadura, esta le aplicó la draconiana medida de ilegalizarles el partido.

Pero, ¿Cuál es la posición de la base social de CxL ante lo que ha venido sucediendo? ¿Estará demostrando su conformidad y su apoyo a las actuaciones de su cúpula? ¿Cuándo se conocerá su reacción? 

III

Mientras tanto, lo que puede asegurarse es que no existe una identidad indivisible –sellada a cal y canto— entre las cúpulas y las bases de los partidos políticos, y el Partido CxL no podría ser una excepción. 

La razón de eso, es que tampoco existe homogeneidad social en la membresía de ninguna organización política, por mucha afinidad que pueda haber entre las cúpulas y las bases en el terreno de la oposición a la dictadura. 

A la heterogénea composición social de las organizaciones políticas, se unen las diferencias entre los puntos de vista y de actitudes entre los miembros partidarios de la capital, los departamentos y los municipios, por causa de sus diferentes modos de vida, niveles de desarrollo y de las necesidades locales, aunque prevalezca en ellos la influencia ideológica de los liderazgos centrales. 

En nuestro país, ya hemos sido testigos de esas diferentes expresiones locales de un partido, pues los ciudadanos se identifican con los miembros de los otros partidos y organizaciones políticas locales, con una fácil naturalidad que las cúpulas, generalmente, no la pueden tener. 

IV

Aquí cabe otra pregunta: en el Partido CxL… ¿todos sus miembros de base de las diferentes localidades de Nicaragua piensan y actúan con igual sectarismo que el de sus dirigentes nacionales?

Es importante saber la respuesta de parte del Partido CxL –cúpula y bases—, pero igual importante es saber si los liderazgos y las bases de los organismos integrantes de la UNAB en todo el país, están dispuestos o en capacidad de intercambiar opiniones, discutirlas y llegar a tomar acuerdos con los miembros del CxL, en relación a la grave situación política impuesta a los nicaragüenses por la dictadura y cómo hacerle frente.  

Supongo que pudiera haber obstáculos para ese intercambio para hallar juntos puntos concordantes y acuerdos unitarios para una acción conjunta, y uno de ellos es que los líderes de la UNAB aún libres, presenten una alternativa a la situación planteada. 

Pudiera ser que ya exista y la ignoremos, pero aparte de lo obvio para todos: que no hay ninguna condición para el ejercicio libre del derecho de votar y que la dictadura ya tiene definidos los “resultados” electorales, no se conoce otro planteamiento. Es decir, solo que el fraude electoral ya se consumó. 

 Aparte de la crítica fácil a las actitudes de la cúpula del CxL, falta una discusión sobre el qué hacer ante la realidad represiva; el bloqueo a toda actividad política libre; la violación sistemática de los derechos humanos; el andamiaje del estado policial frente a unas elecciones que, hoy ya no parecen tales –y tal vez mañana y pasado mañana, no lo sigan pareciendo—, sino un circo opresivo con muchas fieras sueltas y payasos que no actúan para hacer reír, precisamente. Veámoslos…

Al margen de estas cuartillas

*La señora Haydeé Osuna, receptora del Partido Liberal Constitucionalista que le regaló el orteguismo y agradecida firmó la petición al CSE de Ortega de le quitara la personalidad jurídica al CxL…

*Lo milagro es que en menos dos horas después de haber cumplido el mandado la Osuna, un anónimo señor Luis Luna ya estaba leyendo el documento matador del CxL y la desnicaraguanización de Kitty Monterrey…

*En menos que canta un gallo, “convocaron” al CSE, este se “reunió”, “discutió largamente” la solicitud, “redactaron” dos largas resoluciones y (esto sí verdad) convocaron a sus periodistas para que cubrieran la romería de la Osuna hacia el CSE de Ortega… 

*El único perjudicado de tan diligente burocracia electoral, fue Luis Luna, quien cancaneó el documento, porque no tuvo chance de conocerlo previamente…

*Pero todo sacrificio tiene su recompensa: el nombre del desconocido señor Luis Luna, salió al espacio en las ondas fraternas de TeleSur, presentado como la “autoridad” electoral que le dio chicharrón al CxL… 

*En toda la “crónica” de su corresponsal en Managua, nunca apareció el nombre del autor verdadero de la decisión: Daniel Ortega…

*Milton Arcia, candidato presidencial del PLC (casi por un día), había dicho que no necesitaba programa de gobierno, porque él es un empresario exitoso…

*Pero el candidato no era tan candidote como parecía, y en cuanto se enteró del mandado que le hizo a Daniel la señora Osuna, anunció su renuncia a tan bajo cargo de zancudo…

*Cuando Arcia llegó a las oficinas del PLC a cumplir con la entrega de su digna renuncia, la señora Osuna ordenó que no lo dejaran entrar… ¡pues ya tenía su repuesto!

*Como la más rápida del oeste: Osuna puso a Walter Espinoza, quien se hará de la espinosa misión de ser zancudo…

*Gersón Gutiérrez Gasparín (apellido del fantasma, como él mismo, pues nadie lo conoce) candidato de Alianza Para la República, no condena los encarcelamientos, porque él respeta las leyes… de Daniel.

*Mauricio Orúe, candidato del Partido Liberal Independiente (un muerto de glorioso pasado), está seguro de su victoria, porque sospecha que ya comienza a ser conocido en su vecindario…

*Marcelo Montiel, a quien no sé si usted lo conoce, porque yo no; solo sé que es candidato de la Alianza Liberal Nicaragüense, partido con el cual Eduardo Montealegre dividió el voto en 2011, para la primera reelección ilegal de Daniel…

*El pastor de almas evangélicas, Guillermo Osorno (muchos lo confunden con Soborno) candidato del Partido Camino Cristiano hacia Daniel, su competidor en reelecciones, solo pide un millón (se ignora a quién… ¿será usted?) 

*El disfraz “revolucionario” se le destiñó ido a Daniel a los ojos de personajes esclarecidos de la izquierda latinoamericana y mundial…

*Otros de la izquierda que moran en una espesa bruma ortodoxa, “no saben” que, ideológica y prácticamente… ¡los Ortega Murillo son dictadores derechosos!


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Opinion

Share via
Send this to a friend