Opinion

Estados Unidos y Nicaragua: la expulsión y la política

EEUU en Nicaragua juegan a la carambola a tres bandas, primero resuelven los temas prioritarios y de carambola se ocupan de Nicaragua

La expulsión de los tres norteamericanos, aparentemente, tuvo el objetivo de mediano plazo para Ortega de hacerse visible, queriendo decirle a los EEUU: para cualquier salida política en Nicaragua tienen que negociar conmigo directamente. Esas expulsiones demuestran que Ortega está jugando fuerte y quiere avanzar hasta donde pueda para que en una posible negociación, en el futuro, 2017, ceda en algunas cosas no estratégicas.

Todas las medidas recientes, tomadas por Ortega, están dirigidas a que el tema Nicaragua no sea negociado en las conversaciones que se desarrollan sobre Venezuela (EEUU + Venezuela + Vaticano + Cuba); tampoco en las negociaciones sobre el futuro de Cuba (Cuba + EEUU + Vaticano como garante). Siempre he pensado que los EEUU no tienen a Nicaragua como tema prioritario; para ellos los tres puntos más importantes en América Latina son: Brasil, Cuba y Venezuela.

EEUU en Nicaragua juegan a la carambola a tres bandas, primero resuelven los temas prioritarios y de carambola se ocupan de Nicaragua. Sin embargo, las recientes medidas políticas de Ortega de anular toda oposición en el proceso electoral han puesto de manera negativa, nuevamente, a Nicaragua en la agenda política de algunos sectores del establishment norteamericano. La iniciativa conocida como “Nica Act”, si se aprueba, pone en riesgo alrededor de US$ 250 millones de dólares anuales de préstamos que EEUU vetaría en los organismos financieros internacionales y el mismo CAFTA.

Debilitado políticamente Brasil con el golpe de estado y fuera de las negociaciones en curso sobre el futuro de América Latina, la posición de EEUU, por ese hecho, aparece más fuerte en las negociaciones de los acuerdos que se están desarrollando en diferentes escenarios de la región (incluyendo Colombia).

En las negociaciones sobre Venezuela, Maduro aparece muy debilitado sin el paraguas político de Brasil. Sin embargo, hay una coincidencia: nadie quiere que haya una salida caótica, todos los actores desean una salida pacífica a la crisis actual. Ya sea la oposición, el gobierno, Cuba, EEUU y el Vaticano. Mientras se desarrollan las negociaciones el gobierno Maduro se debilita día a día por la crisis económica y social.

La salida más probable es apartar a Maduro en el 2017, poner un presidente transitorio negociado con la oposición y que las elecciones sean hasta el 2018 para disminuir los niveles de confrontación alcanzado. Esa salida le conviene a Cuba para seguir recibiendo una cuota de petróleo, y posiblemente a Ortega aunque no estoy seguro que vaya a seguir recibiendo la ayuda económica. En todo caso no se tendría, por el momento, que devolver el dinero recibido con lo cual se evitaría una crisis económica inmediata.

Tampoco Ortega desea ser negociado en el acuerdo que se sigue desarrollándose entre Cuba y EEUU. Tiene temor a ser negociado sin su participación o ser un actor secundario. No confía mucho en los cubanos después de lo sucedió en Cuba en diciembre 2014. Cuando días antes del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EEUU, Ortega estando en La Habana despotrico contra los EEUU, los cubanos le ocultaron las negociaciones que tenían y lo dejaron hablar cualquier cosa.

Días después Cuba establecía relaciones con el imperio (EEUU), al cual Ortega le había dedicado un buena parte de su discurso. Ortega se molestó bastante porque los cubanos demostraron que tienen su propia lógica, dentro de la cual Ortega no es un elemento estratégico importante. Por todo lo anterior, con la expulsión de los tres norteamericanos y las medidas tomadas, Ortega estableció su propia agenda para negociar en el 2007 con los EEUU y los poderes fácticos internos.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Opinion

Share via
Send this to a friend