Opinion

“BrotherRay” y el legado de la Autonomía Costeña

Admirado por unos y ridiculizado por otros, su carrera política no tiene símil en la Costa Caribe y quizá ni el país entero

*“Have you noticed that the only program some candidates have is to talk about Brother Ray?”

 
Entre los políticos Afro-descendientes costeños que emergieron a la escena pública regional durante los años ochenta, Rayfield Hodgson Bobb, también conocido como BrotherRay, es un sobreviviente. Admirado por unos y ridiculizado por otros, su carrera política no tiene símil en la Costa Caribe y quizá ni el país entero: fue electo por primera vez concejal regional en 1994 en la lista de candidatos del Partido Liberal Constitucionalista, y desde entonces se ha desempeñado por 21 años continuos como miembro re-electo del Consejo Regional del Caribe Sur. También fue alcalde de Bluefields (1983 – 1985), Coordinador de Gobierno Regional (1994-1998) y Presidente del Consejo Regional Autónomo (2004-2008) y en dos ocasiones su Vice-Presidente.Con un sentido de pragmatismo, fue aliado de Alemán, Ortega y de Brooklyn Rivera (y no necesariamente en ese orden), y tras el pacto PLC-FSLN,fundó en 1997 el más exitoso partido regional del Caribe Sur, el Partido Indígena Multiétnico (PIM)el cual nos dice en una entrevista,“los partidos nacionalesno han podido desaparecer.”

En la política costeña el apoyo electoral Creole en Bluefields ha sido impredecible e intensamente disputado por las organizaciones en contienda. Pero no para BrotherRay.En la víspera de las elecciones regionales de 1994 – en las cuales salió victorioso el PLC – suscontendientes le llamaron “demagogo” y “populista,” pero éstas palabras no pudieron capturar ni en aquél entonces ni hoy día una verdad innegable: a sus 68 años BrotherRay es un político sagaz que ha logrado establecer y cultivar no solo una base popular inamovible en su jurisdicción electoral, Beholdeen (uno de los barrios tradicionalmente Creole de la ciudad de Bluefields), sino también una sólida reputación como tránsfuga político, la animosidad e indiferencia de la élite Creole Sandinista y al mismo tiempo, la fama de ser un transgresor permitido, un hijo natural del régimen de autonomía.

En el 2002 la Contraloría General de la República determinó que durante su mandato como Coordinador de Gobierno hubo irregularidades en el uso de fondos públicos, cuestión que nunca llegó a ventilarse en los juzgados. En 1996 la empresa ARCO, SA. – concesionada para construir el “Palacio de Autonomía”- introdujo una demanda por 16 millones de córdobas en contra el Gobierno Regional por incumplimiento de los términos del contrato.Durante ocho años el “Palacio” no fue más que una estructura oxidada en el costado Oeste del Parque Reyes, y el Consejo Regional enfrentó uno de sus períodos mas divisivos, entre partidarios y adversarios de BrotherRay. El gobierno de Alemán se encargó de sustraerese dinero del presupuesto anual del Consejo Regional, para controlar a BrotherRay y el rápido ascenso del PIM, y de paso humillar a la sociedad costeña. En retrospectiva, dice, fueron estrategias políticas de sus adversarios para empañar su prestigio. BrotherRay sobrevivió ese período – y las amenaza de cárcel – “por las miles de personas que se movilizaron para apoyarlo.”

El sobrenombre de “Brother”tiene su origen en la formación religiosa Pentecostal del también Reverendo Rayfield – vocación que empezó en su infancia por la influencia de su padre Ernesto Hodgson– yque tiene en común con otros costeños de su generación como Dorotea Wilson, HazelLaw, Brooklyn Rivera y Ray Hooker. Todos se formaron bajo una educación religiosa, desarrollaron un arraigado sentido cultural a sus comunidades de origen y una identidad étnica propia, indígena y afro-descendiente. Rayfield fundó en 1975 la Iglesia Maranatha Vineyard, de la cual es aún su único Pastor. Y a pesar de haber sido miembro de la Comisión de Autonomía de Zelaya Sur, encargada de preparar el texto borrador de la Ley de Autonomía aprobada en 1987, BrotherRayse siente hoy un actor inadvertidoe incómodo de la historia contemporánea costeña;apenadoademáspor “lo poco que hemos hecho por la autonomía.”

Sin embargo, BrotherRay no ha sido un actor pasivo, todo lo contrario. Su legado es una mezcla de ambiciosas promesas incumplidas y logros no menos importantes. Por ejemplo, en las elecciones regionales del 2006 prometió construir “tres clínicas, una de las cuales sería acuática,” una refinería con capacidad de “procesar 500 barriles diarios,” y el desarrollo de “un resort de 400 recámaras, un concurso de golf y una marina.” Su lista de 16 metas del programa finalizaba diciendo que este planse financiaría con recursos de “compañías extranjeras.” Ninguna de esas promesas se cumplieron, tampoco el resto de su ambicioso programa electoral. Pero de una u otra manera BrotherRay ha logrado mantener la esperanza, sino de las grande mayorías de costeños y costeñas desencantados de la autonomía, ciertamente de sus decenas de simpatizantesen su circunscripción electoral. Y suele decir, “no hago campaña y siempre gano. No tienen forma para sacarme. Nadie puede arrebatarme el apoyo Creole.”

Los logros tangibles de BrotherRay son menos fantasiosos. Es fundador de la Escuela Tabernáculo en 1973, reconstruida en 1988 tras el huracán Joan bajo el nombre de Escuela Dinamarca; y co-fundador de la escuela Horacio Hodgson, que honra al senador costeño autor del Memorial de los Indios y Criollos leído para llevar la voz inconforme de la sociedad de la Costa Atlántica ante el Congreso Nacional en 1933. BrotherRay reclama a su crédito la construcción de la carretera Rama-Kukral Hill peroprotesta que “ni para la inauguración”lo invitaran. Y otros tantos proyectos acabados, medio-construidos o simplemente pensados, pero frecuentemente boicoteados por la élite Sandinista Creole o el partido de turno. Confrontado con sus ambiciosas ideas inacabadas, hoy dice que sus sueños dependían del apoyo decisivo del Estado. Y esa voluntad nunca llegó. Fue una lección que aprendió con los años, al entrar a “las interioridades del poder.”

El Reverendo Rayfield personifica un emblema persistent ey embarazoso de lo que la autonomía costeña no ha podido lograr en la práctica, a casi tres décadas de haberse fundado: evidencia de la compleja trama del poder que limita la autonomía a través del interés utilitario de los partidos políticos nacionales y del Estado Nicaragüense, interesados en expandir su control y subordinar a una colectividad política que aspira a ser autónoma, capaz de auto-determinarse en dignidad. El liderazgo de BrotherRay es el mejor contraste a la visión, vocación estatista y pragmatismo avasallante de la política partidaria Nicaragüense. Representae se deseo político costeño por emerger, enunciándose con entusiasmo, demandando respeto, afincándose orgánicamente en la identidad del tejido cultural afro-indígena Nicaragüense, pero irremediablementeacorralado a acomodarse ante el peso de los partidos nacionales, sobrellevar la alta marea, sortear el escarnio de las élites mestizas o Creole (Sandinista o Liberal) y esperando cautelosamente mejores tiempos.

BrotherRay, como el régimen de autonomía, ha combinando la promesa con logros menos espectaculares (aunque siempre disputados), no saliéndose del juego, acumulando a migajas un poder modesto que le permita ocasionalmente negociar y no ser aplastado; sobreviviendo, como él mismo lo dice, “cada vez más desganado.” Con este tono, su vida política parece llegar al ocaso. Su consejo para sobrevivir es lo que él llama la “filosofía de la pata de gallina”: aprender a no perder el balance, tener siempre tres patas, la política, la religión y los negocios, “si no tienes las tres, no vas a durar. Te pueden hacer trampa y botarte.”

Si BrotherRay decidiera re-elegirse en las novenas elecciones regionales del 2018 – y garantizado el apoyo popular de su base electoral – en el 2022 logaría acumular 28 años como concejal, la misma cantidad de años que cumple en el 2015 el régimen de autonomía. Para entonces cumpliría 75 años e impondría un record histórico, como la autoridad electa por la mayor cantidad de años continuos en la historia del país.

———————
Con la colaboración de Francisco Sequeira Rankin.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Opinion

Share via
Send this to a friend