Nación

UNEN recupera poder del FSLN en las universidades públicas

Brazo político del FSLN carece de simpatía entre los estudiantes, pero utiliza su poder para controlar fondos y hacer proselitismo político

“La UNEN es un brazo del Frente Sandinista creado para poder dominar las universidades estatales”; “son las turbas” que cumplen órdenes del partido; el grupo que “tiene cancha abierta para hacer lo que quiera en las universidades, siempre y cuando, no se le voltee al Frente Sandinista”. 

Así describen estudiantes, docentes y exdirigentes universitarios a la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), la organización estudiantil que opera como un tentáculo político del régimen en 30 recintos universitarios del país.

Tres años después de las protestas de 2018, que demandaron la autonomía universitaria en la UNAN de León y Managua, la UNI, la Agraria, y el UPOLI, entre otras universidades, el FSLN ha recuperado el control total de los recintos universitarios, consolidando el poder de la UNEN.

En la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), la más grande del país y donde la UNEN tiene mayor presencia, la organización incide directamente en la vida académica, administrativa y política de los recintos. “La UNEN se ha destacado por tener una cuota de poder predominante dentro del Consejo Universitario de la UNAN”, afirma Yaritzha Mairena, estudiante expulsada de la UNAN-Managua y excarcelada política de la dictadura por atrincherarse durante la Rebelión de Abril en 2018. Como ella, otro centenar de estudiantes fueron expulsados, y la UNEN estuvo detrás de este proceso junto a las autoridades universitarias.

“Luis” es un estudiante expulsado de la carrera de Economía de la UNAN-Managua y conoce la estructura de UNEN desde adentro porque fue parte de la organización. El joven agrega que con su participación dentro del Consejo Universitario, la organización estudiantil “puede decidir” sobre diferentes aspectos de la universidad, incluyendo la aprobación del presupuesto semestral del alma mater o la elección del rector, vicerrectores o decanaturas que, a su vez, son “puestos al dedazo por la alta dirigencia de UNEN”.

“Luis” sostiene que existen “pactos políticos” entre los dirigentes de UNEN y los docentes que buscan ser decanos de una facultad.

Relaciones prebendarias

“En la elección de los decanos de las facultades votan los docentes de planta y los presidentes estudiantiles de cada grupo de clases. En el RUCFA había (en 2017) entre 90 y 110 grupos de clases, solo eso representaba más del 50% de los votos que necesitaba un profesor para llegar a ser decano. Al final UNEN elige las decanaturas”, explica “Luis”.

En paralelo, “el presupuesto de funcionamiento de gremios estudiantiles es resguardado por la administración de la facultad. Cada vez que UNEN necesita dinero para sus actividades, debe dirigir una carta de solicitud de desembolso al decano de la facultad, quien la aprueba o rechaza”, señala.

Así, “los decanos necesitan los votos de UNEN, y a cambio, las decanaturas aceptan todas las solicitudes de desembolso de la organización estudiantil”, agrega.

Cargos administrativos, plazas como docentes y maestrías, son algunas de las prebendas que las autoridades universitarias ofrecen a la dirigencia de UNEN, según confirman estudiantes y docentes.

“Pedro”, académico despedido en 2018 de la Facultad de Educación e Idiomas de la UNAN-Managua por su posición crítica ante la dictadura, fue testigo de las prebendas que los decanos ofrecen a los dirigentes de UNEN a cambio de votos para garantizar su reelección. “El decano de la Facultad de Educación e Idiomas, Alejandro Genet, le ofreció en 2016 un cargo en la Oficina de Internacional al expresidente de UNEN de la Facultad de Educación para que lo apoyara”, recuerda.

CONFIDENCIAL consultó vía telefónica al decano Alejandro Genet, para conocer su versión de los hechos. “En la universidad se realizan elecciones. Yo no asigno responsabilidades a los dirigentes estudiantiles”, respondió escuetamente el decano y colgó la llamada.

6% para pagar decanos y dirigentes ¿y las becas?

Cada año, el Estado entrega un aporte del 6% del Presupuesto General de la República a los Centros de Educación Técnica Superior y Universidades de acuerdo con la Ley de Autonomía de las Instituciones de Educación Superior.

Del presupuesto que recibe la UNAN-Managua por parte del Estado, se le asigna un monto semestral a cada una de las facultades de la universidad, dependiendo de la cantidad de estudiantes matriculados y las necesidades de cada una. Las estructuras de UNEN en cada una de las facultades también reciben un “presupuesto de funcionamiento de gremios estudiantiles” que contempla montos para bienes y servicios, estipendios y becas. 

La Universidad Nacional de Ingeniería el 19 de abril de 2018. Foto: Carlos Herrera | Confidencial

“No se sabe cuánto realmente recibe la UNEN de cada facultad, pero se estima que va de 600 000 a 700 000 córdobas semestrales, más el 25% en bruto del dinero que se recolecta de las matrículas”, comenta “Luis”, estudiante expulsado y exdirigente de UNEN.

Otro exdirigente de la UNEN-RUCFA, que prefirió omitir su nombre, aseguró a CONFIDENCIAL que la UNEN de la Facultad de Ciencias Económicas de ese recinto recibió al menos 615 000 córdobas durante el primer semestre de 2017, pero no existe información sobre cómo se administraron los fondos.

Está establecido que con el dinero del 6% constitucional que recibe la UNEN, se apoye a estudiantes de escasos recursos con bonos de alimentación, bonos de fotocopias y exoneraciones de matrículas. Sin embargo, estudiantes y docentes han denunciado que la UNEN utiliza esos apoyos como prebendas políticas en nombre del Frente Sandinista.

En un artículo publicado por CONFIDENCIAL el 8 de mayo de 2018, una joven estudiante de la carrera de Ingeniería Civil, expresó que “…los bonos de matrícula y alimentación los dan condicionados, como que son favores personales y después tenés que andar rogando para que te vuelvan a dar”, haciendo referencia a los dirigentes de UNEN. 

En otro reportaje publicado el 13 de mayo de 2018 por La Prensa, un catedrático de la UNA señaló que los miembros de UNEN solicitan obediencia al FSLN a cambio de las becas que extienden”. 

“UNEN politiza los recursos de bonos y becas”, sostiene un estudiante expulsado de la Carrera de Economía. “Luis” agrega que la UNEN tiene la última palabra al momento de asignar las becas otorgadas a estudiantes con dificultades económicas procedentes de los departamentos.

Los estudiantes también han denunciado que la UNEN obliga a participar en las actividades partidarias del Frente Sandinista, y amenaza con retirar los bonos y becas si no asisten.

“Alejandra” inició sus estudios de Derecho en la UNAN en 2013, y desde el primer semestre se le asignó una beca de 800 córdobas mensuales por su alto promedio académico. En el tercer año de la carrera, miembros de la UNEN le retiraron la beca, argumentando que ella no participaba en las actividades de la organización. “Sus actividades eran políticas y siempre mantenían una bandera del Frente Sandinista. A mí no me gustaba eso”, relata.  

“Luis” denuncia que el dinero del 6% es utilizado para pagar a decanos, docentes y dirigentes estudiantiles afines al Gobierno. “Dentro de las normativas se dice que se puede apoyar económicamente al presidente de UNEN con 8000 córdobas mensuales, pero obviamente se les otorga más dinero como salario para servir al partido”, comenta.

El ofrecimiento de cupos a estudiantes de nuevo ingreso, a cambio de que se integren a las filas de UNEN, es otro de los “actos de corrupción” que se reclaman a la organización y las autoridades universitarias. “Yo quería la carrera de Medicina, pero no obtuve los puntos suficientes en el examen (de admisión), entonces me ofrecieron (UNEN) un cupo en Medicina, pero tenía que servirle a UNEN durante toda mi carrera”, cuenta un estudiante que pidió omitir su nombre por temor a represalias de la organización. 

FSLN mete mano en elecciones de UNEN

La influencia del FSLN en la UNEN se manifiesta desde la integración de sus estructuras. Para ocupar un cargo en la jerarquía de la organización se necesita el aval político de Rosario Murillo y autoridades universitarias afines al FSLN.

“Javier” fue miembro del Comité Electoral Nacional de UNEN de 2012 a 2014, en representación de uno de los recintos de la UNAN-Managua. Los dirigentes de UNEN, afirmó a CONFIDENCIAL, replican las “maniobras electorales” del FSLN para “robarse” las elecciones estudiantiles, incluyendo la creación de planchas fantasmas para dividir el voto del estudiantado, el mapeo y conteo previo de los votos para neutralizar a estudiantes no simpatizantes de la plancha dispuesta por UNEN, el soborno a fiscales, a estudiantes con bonos y becas, y votos fantasmas. Todo financiado con el dinero del 6% constitucional.

Universitario de la UNAN, UNEN
Estudiantes de la UNAN se reúnen a protestar pacíficamente dentro del recinto universitario para demandar la salida de UNEN, en mayo de 2018. // Foto: Archivo | Confidencial | Maynor Salazar

“Javier” y “Pedro” aseguran que las elecciones de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) son controladas por el Frente Sandinista a través de la Juventud Sandinista (JS), autoridades universitarias, docentes, dirigentes estudiantiles de la UNEN afines al partido, y miembros de la oficina de “fraudes” auspiciada por la Secretaría General de la Alcaldía de Managua. 

“La UNEN utiliza decanos y profesores para el mapeo de los votos. Los profesores incluso se encargan de hacer cabildeo con los estudiantes para que voten por UNEN. Los profesores luego le pasan una lista a UNEN de los estudiantes que van a votar por ellos”, asegura “Javier”, quien sostiene que fue testigo de las irregularidades en el proceso de elección de Luis Andino como presidente nacional de UNEN en 2015. “Javier” asegura que Andino llegó a la presidencia por “órdenes directas” de Murillo, por ser de la JS.

Además, argumenta que Andino no obtuvo el respaldo del 20% de los estudiantes del recinto que se requiere para correr como candidato estudiantil, de acuerdo con el “Reglamento Único de Elecciones de los Órganos de Gobierno Estudiantil de la UNEN”. 

Verdugo de la autonomía

De acuerdo con lo dispuesto en sus estatutos, UNEN “es la organización gremial legalmente constituida, y representativa de todos los estudiantes de Educación Superior y Técnico Superior dentro y fuera del país, sin distingos políticos, religiosos, raciales y de ningún otro tipo”. UNEN nació con el objetivo de defender los intereses de los estudiantes de educación superior, fortalecer la Autonomía Universitaria, y contribuir al desarrollo del país, pero fue cooptada por el Frente Sandinista, hasta convertirse en una pieza clave de la maquinaria política de este partido. 

En un especial publicado por la Revista Niú en 2020, sobre los universitarios expulsados por la dictadura, exestudiantes de la UNAN-Managua afirmaron que UNEN entregó una lista de “estudiantes golpistas” a la Comisión Especial Extraordinaria creada por el Consejo Universitario para analizar las consecuencias contra los universitarios críticos al régimen.

El movimiento estudiantil Acción Universitaria, que surgió a raíz de las protestas de abril en 2018, propone abolir UNEN como organización única que representa los intereses de los estudiantes universitarios, y en su lugar, diseñar un nuevo Movimiento Estudiantil apartidario, plural y tolerante, que permita el surgimiento de nuevas organizaciones estudiantiles en cada uno de los recintos a nivel nacional.

Acción Universitaria reconoce que estos cambios serán posibles solamente cuando el Frente Sandinista deje el poder.


Los operadores de la represión en los recintos universitarios

Docentes despedidos, estudiantes y exdirigentes estudiantiles consultados por CONFIDENCIAL, brindaron información sobre la relación entre la Secretaría Política del FSLN y algunas autoridades universitarias del Consejo Universitario de la UNAN-Managua.

La rectora Ramona Rodríguez

Ramona Rodríguez
Ramona Rodríguez, rectora de la Universidad Autónoma de Nicaragua (UNAN) y presidenta del Consejo Nacional de Universidades (CNU).Foto: Tomada de la UNAN

En 2015, asumió como rectora de la UNAN-Managua y fue reelecta en septiembre de 2018. Actualmente también es presidenta del Consejo Nacional de Universidades (CNU).

A Rodríguez se le señala de ser partícipe de las expulsiones arbitrarias de estudiantes en 2018, junto con otros miembros del Consejo Universitario. Además, denuncia que amenaza a estudiantes con retirar sus becas si participaban en protestas en contra del Gobierno.

El ex vicerrector Jaime López Lowery

El ex vicerrector Jaime López Lowery es identificado como “pieza clave” del Frente Sandinista al ser operador político en la UNAN-Managua.

Estudiantes expulsados de la UNAN-Managua en 2018, sostienen que fue el principal promotor de las expulsiones de estudiantes y despidos de docentes que participaron en las protestas en contra del gobierno.

En mayo de 2018 fue nombrado como miembro de la Comisión de Verdad, Justicia y Paz, creada por el Gobierno.

Este año fue removido de su cargo como vicerrector, y sustituido por Luis Alfredo Lobato, quien era secretario general de la UNAN-Managua. 

López ahora es Secretario Técnico del Consejo Superior de Universidades (CNU), que actúa como “observador electoral” afín al régimen orteguista.

La decana Elsie López Lowery

Es la actual decana de la Facultad de Ciencias Económicas y hermana de Jaime López Lowery.

De acuerdo con declaraciones de estudiantes expulsados del RUCFA, es la principal operadora política del FSLN en el Recinto Carlos Fonseca Amador de la UNAN-Managua (RUCFA) junto con Ramfis Muñoz, quien ha sido vicedecano y administrador del RUCFA.

Luis Andino Paiz, el expresidente de UNEN

Ortega UNEN
Daniel Ortega recibe un reconocimiento de la UNEN, de manos de Luis Andino. Foto: Presidencia

Llegó a la presidencia nacional de UNEN por su cercanía con Rosario Murillo y su antecesor Isaac Lenín Bravo, quien en 2020 fue nombrado embajador de Nicaragua en Irán.

Estudiantes expulsados describen a Andino como una persona que lideró las acciones represivas de UNEN en contra de la comunidad estudiantil durante las protestas de 2018, incluyendo la identificación de estudiantes opositores para que fueran expulsados.

En 2019, Andino dejó su cargo como Presidente Nacional de UNEN y extraoficialmente se le vincula a un cargo de bajo perfil en la Alcaldía de Managua. El nuevo presidente nacional de UNEN es Luis Javier Bonilla.

Imagen cedida por una fuente que muestra al ministro de la Juventud, Bosco Castillo, en una reunión con autoridades de la UNAN-Managua. Cortesía | Confidencial.

Fidel Moreno y Bosco Castillo, “los enlaces”

Fidel Moreno y Bosco Castillo son los enlaces designados por Rosario Murillo entre la Secretaría Política del FSLN y la UNEN. Ambos fueron dirigentes de UNEN, y desde esos cargos fueron escalando en la jerarquía del FSLN.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Nación

Share via
Send this to a friend