Migrantes

“Tengo la gran fe que puede aparecer viva”, afirma Socorro Leiva, madre de Meylin Obregón

Gobierno repatriará a niño nica abandonado por coyotes en la frontera de EE.UU. La madre del niño, Meylin Obregón, sigue desaparecida.

La Policía Nacional en Nicaragua gestiona la repatriación del niño migrante nica rescatado el pasado primero de abril en la frontera sur de Estados Unidos, mientras que su madre, Meylin Obregón Leiva, sigue desaparecida, aseguró la Policía Nacional en una nota de prensa publicada este lunes 12 de abril.

“Tengo la gran fe de que puede aparecer viva, veo que tienen interés los gobiernos y se los agradezco. No estoy bien, estoy triste, no quiero comer…”, comentó vía telefónica a CONFIDENCIAL Socorro Leiva, madre de la mujer de 30 años, aunque dijo que las autoridades nicaragüenses no se han comunicado con ella.

El niño fue abandonado por “coyotes” en una zona desértica cerca del Río Bravo en Texas, cuando cruzaban de manera irregular de México a suelo estadounidense. Partió de Nicaragua el 8 de febrero con su madre y dos primos.

“Las autoridades mexicanas comunicaron que no tienen registros de ingreso o salida de México a nombre de Meylin del Socorro Obregón Leiva”, dice el comunicado, a la vez que reitera la solicitud de apoyo a la Interpol para ubicarla.

Meylin (izquierda), junto con su padre Francisco y su madre Socorro. Foto: Cortesía.

En la comunidad Monte de Oro, del municipio Muelle de los Bueyes de la Región Autónoma del Caribe Sur, lugar de origen de Meylin y el niño, hay gran preocupación entre los vecinos, pero sobre todo entre los parientes de Meylin, comentó su primo Jerling Obregón. “Esa gente está afligidísima, es triste lo que está pasando”, dijo.

Socorro dijo que se comunicó este domingo 11 de abril con su hijo que reside en Miami, Misael Obregón Leiva, quien denunció el pasado 8 de abril que Meylin estaba secuestrada por traficantes de personas en México. 

Misael explicó que su hermana viajaba con su hijo y dos niños más, hijos de él. El grupo intentó ingresar irregularmente a Estados Unidos, pero al ser interceptados por agentes de la Patrulla Fronteriza, únicamente fueron acogidos los hijos de Misael, mientras que Meylin y su hijo fueron deportados a México, donde fueron capturados por “coyotes”. 

Los secuestradores pidieron dinero a Misael, que asegura solo pudo pagar por la liberación del niño, al que dejaron abandonado en el desierto donde le halló un agente que le rescató y grabó el video que se hizo viral en que se ve al niño solo y llorando. “¿Me puede ayudar?, me dejaron botado”, dijo.

Contó doña Socorro que Misael está preocupado, porque cuando le llamaron para negociar la libertad del niño “fue rápido”, pero hasta ahora no ha tenido noticias de su hermana. 

Su otro hermano, que vive en Monte de Oro, Ismael Obregón, también está inquieto porque cree que con la atención mediática del caso, Meylin puede correr mayor peligro. “No se sabe cómo pueden reaccionar los que la tienen, al ver las noticias, que la atención está en ellos”, comentó.

Gobierno pedirá repatriación del niño

niño nicaragüense abandonado
Captura de video del niño nicaragüense abandonado en la frontera de Estados Unidos y México.

De acuerdo con la nota de prensa policial, una comisión interinstitucional, integrada por el Ministerio de la Familia, la Policía Nacional y el Ministerio de Gobernación, realiza los procedimientos de repatriación del niño y brinda acompañamiento a sus familiares. CONFIDENCIAL llamó a Lázaro Gutiérrez, padre del niño, este lunes por la tarde, quien se excusó de hablar ya que se encontraba en ese momento con la Policía.

“Vamos a estar acompañando a la familia, al papá, para hacer lo que él ha planteado, la solicitud formal de repatriación de su hijo”, dijo en llamada telefónica a medios oficiales la vicepresidenta Rosario Murillo, y agregó que el cónsul de Nicaragua en Texas, Samuel Trejos, visitará al niño.

El pequeño se encuentra en Casa Padre, un albergue para migrantes de la ciudad de Brownsville, Texas, bajo la custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS por sus siglás en inglés).

Los familiares de Meylin preferirían que el niño se quede en Estados Unidos. Así lo dijo Socorro, que además pide que las autoridades esperen a que aparezca Meylin para que ella también decida sobre el futuro del niño. 

CONFIDENCIAL preguntó por el estado del niño al HHS, pero la oficina de Comunicación respondió que no brindan información sobre casos específicos. Al consultársele sobre la cantidad de niños de nacionalidad nicaragüense bajo su custodia, dijeron no tener el dato exacto, pero que se trata de un porcentaje pequeño y que el año pasado la gran mayoría de menores no acompañados fueron de Guatemala (48%), Honduras (25%) y El Salvador (14%).

La causa de la partida de Meylin Obregón

Los parientes de Meylin dicen que la joven decidió emigrar tras la separación de su cónyuge Lázaro Gutiérrez, quien le daba “mala vida”, le maltrataba psicológicamente, dijo Socorro.

“No puedo quedarme aquí. Yo sé por qué le digo”, recuerda que exclamó su hija antes de su partida. Meylin no le dijo que viajaría hasta Estados Unidos. “Si me hubiera dicho, yo no hubiera aceptado porque es un gran riesgo”, dijo Socorro en entrevista con Univision. 

“No entiendo por qué la ofendía. No me dijo que la golpeaba, solo me dijo: ‘Usted viera lo que me dijo mama’, no sé qué era, ofensas…”, narró Socorro, a la vez que reclamó que las autoridades hicieron caso omiso de una denuncia interpuesta por Meylin en el pasado. 

“El niño se iba con la mamá. Entonces le dijo él (Lázaro): ‘Te lo voy a dejar, pero yo voy a agarrar al otro’, y llegaron a un acuerdo: dejarse uno cada uno”, agregó. Fue así que el niño de diez años partió con Meylin y el hermano mayor se quedó con su papá, Lázaro.

El niño migrante nica se convirtió en la historia que simboliza los peligros a los que se han expuesto los 19 000 niños y adolescentes no acompañados que han cruzado de forma irregular la frontera sur de Estados Unidos solo en el mes de marzo.

Desde que el presidente Joe Biden flexibilizó las políticas migratorias y dijo que no rechazaría de inmediato a los menores no acompañados que ingresaran ilegalmente a ese país, se duplicó la cantidad de niños y adolescentes detenidos por los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés).

Los centros de detención en la frontera sur se encuentran hacinados. En el de Donna, Texas, donde el niño nicaragüense permaneció tras su rescate, había unas 4000 personas. Los menores debían turnarse para dormir en colchonetas en el piso, reportó la agencia Efe.

Los casos como el de Meylin también son frecuentes, bandas criminales extorsionan y secuestran a los migrantes en su intento por llegar a Estados Unidos.

Más en Migrantes

Share via
Send this to a friend