Emergencia Coronavirus

Temor y falta de información sobre vacunas cubanas para menores de edad

Vacunación de niños de dos a 17 años será a partir de la tercera semana de octubre. Familias demandan más información

La decisión de madres y padres de familia de vacunar o no a sus hijos contra la covid-19 con los sueros cubanos Abdala, Soberana 02 y Soberana Plus causa dudas entre las familias nicaragüenses porque las vacunas aún no están aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La respuesta generalizada de los consultados por CONFIDENCIAL es esperar a que su uso sea autorizado.

Luisa Alemán es madre de un niño de tres y una niña de once años. Teme que las vacunas puedan generar una reacción adversa en sus hijos y duda sobre llevarles a vacunar porque no hay suficiente información sobre los sueros cubanos y, precisamente, porque no tienen el respaldo de OMS. “Esperaré a que sea aprobada porque la verdad no hay mucha información acerca de esta vacuna y sería un riesgo vacunarlos”, expresó.

El Ministerio de Salud (Minsa) anunció el 2 de octubre que vacunará, de forma voluntaria, a 2 102 366 niños y adolescentes. La inoculación está programada para iniciar la tercera semana de octubre y los puestos de vacunación se informarán a medida que lleguen los biológicos cubanos al país. Hasta ahora, es la única información que se conoce sobre la inmunización en menores de edad. El Gobierno no se ha referido a la seguridad de las vacunas pese a que es una de las principales preocupaciones de los padres de familia.

“Catalina” no vacunará a su hija de 10 y a un adolescente de 17 años.“Nadie sabe si son seguras y no hay que andar jugando con la salud de los niños”, argumentó. “Fátima”, madre de una niña de cuatro años señala que no hay certeza de la eficacia de estas vacunas en los niños en Cuba. “Los únicos que hablan de ésta son los mismos medios cubanos y esto no da credibilidad. Siento que vienen al país para probar en nosotros su eficacia o efectos”, consideró.

Faltan estudios independientes sobre vacunas cubanas

La isla tiene un historial de más de 30 años de experiencia en la fabricación de vacunas, siendo uno de sus principales logros el suero contra la hepatitis B, obtenido en 1989 por un grupo de científicos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB). La limitación actual de estas nuevas vacunas contra la covid-19 es la falta de información independiente, ya que solo se conoce la proveída por sus fabricantes.

Un médico consultado por CONFIDENCIAL que pidió omitir su nombre por seguridad recomendó a los padres de familia “esperar más estudios” para tomar la decisión de inocular o no a sus niños. Otra fuente médica también considera que “faltan estudios internacionales que la avalen” porque los datos disponibles hasta ahora son “cubanos” y “hablan maravillas”, expresó.

El 9 de julio, Abdala fue la primera vacuna en ser autorizada por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED) de Cuba; y el 20 de agosto, Soberana 02 y Soberana Plus también obtuvieron el permiso de emergencia.

Abdala funciona con base en el dominio de la unión del receptor (RBD) de la proteína de la espiga del virus SARS-CoV-2, su segmento más protuberante. Requiere de tres dosis separadas en intervalos de 14 días y su efectividad frente a la enfermedad sintomática es del 92%, aseguran sus creadores.

Soberana 02 y Soberana Plus responden a la conjugación química de la proteína RBD del virus con la proteína toxoide tetánico, una construcción molecular que permite incrementar la inmunogenicidad e inducir memoria inmunológica, explican sus fabricantes, que a la vez aseguran que la efectividad es de 91.2% mediante un esquema de dos dosis de Soberana 02 y una de Soberana plus a intervalos de 28 días.

“Karla”, madre de dos adolescentes, una de 12 y otra de 14 años, reconoce que Cuba cuenta con profesionales sanitarios capaces de crear una buena vacuna. No obstante, se debate sobre si vacunar a sus hijas o no porque los sueros no han sido aprobados por la OMS pero, a la vez, teme que al no inmunizarlas estén desprotegidas y, por ende, en un futuro se contagien y desarrollen una sintomatología fuerte por coronavirus.

Por otro lado, “Javiera” y su esposo decidieron que no vacunarán a su pequeña de seis años. “Si ninguna de estas organizaciones- OMS y OPS- aprueba su aplicación y, mucho menos, en menores, nosotros como padres de familia no podemos confiar en llevar a nuestros niños a vacunarse”, expresó.

Hasta ahora, la única vacuna autorizada por la OMS para inocular a niños mayores de 12 años contra la covid-19 es la de Pfizer, mientras las otras vacunas están en revisión. Este jueves, Pfizer solicitó la autorización de uso de emergencia para niños de 5 a 11 años a la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos.

¿Qué pasa en Vietnam, Venezuela e Irán?

En agosto pasado, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro dijo que inocularían a niños a partir de los 3 años de edad, sin detallar con qué suero. Sin embargo, los especialistas han salido al paso ante la posibilidad de inmunizarlos con los biológicos cubanos.

Huníades Urbina, secretario de la Academia Nacional de Medicina y ex presidente de la Sociedad Venezolana de Pediatría, dijo al medio Voz de América a inicios de septiembre que Abdala y Soberana 02, “no son vacunas” sino “prototipos en experimentación” que “no han recibido ningún tipo de reconocimiento por ningún ente serio internacional más que por su propio Ministerio”.

Irán tampoco descarta usar la Soberana 02 para inocular a niños, pero hasta ahora no lo ha hecho. Mientras, Vietnam mantiene entre sus planes inmunizar a su población más joven en 2022, según reportes de diferentes medios de comunicación.

Más de una decena de países en el mundo ya están vacunando a su población adolescente, y otros como China, Emiratos Árabes, Israel, inoculan a los niños desde tres años, explica un reportaje de BBC.

Nicaragua se convertiría en el segundo país después de Cuba, en inocular a niños contra la covid-19 desde los dos años de edad.

Nicaragua se aleja de la inmunidad grupal

Los países que avanzan en la protección de sus poblaciones infantiles ya han cubierto gran parte de los segmentos de su población adulta, que tiene más riesgo de enfermar y fallecer por la pandemia. El epidemiólogo Alfonso Rosales explica, con base en la evidencia sobre el impacto de la covid-19, que la población prioritaria a vacunar son los mayores de 50 años y, posteriormente, se inmuniza a otros grupos hasta llegar a la niñez.

“Nicaragua no tiene ni siquiera el 6% de su población vacunada, ¿cómo se les ocurre empezar a vacunar a la población infantil? El riesgo de transmisión de la población infantil es mucho menor que en la población adulta. El riesgo de hospitalización es mucho menor que la población adulta”, dijo.

Asimismo, explicó que vacunar a un grupo poblacional no tan vulnerable, sin cubrir totalmente al más expuesto, tiene un efecto negativo para llegar a la inmunidad colectiva. “Desde el punto de vista de contención de la epidemia, usted tiene que luchar con el virus donde se está moviendo más, en personas adultas. Si usted le quita o hace una difusión de sus esfuerzos por estar incluyendo poblaciones que no son las más vulnerables, le quita esfuerzo -para cubrir- a las poblaciones vulnerables”, expresó.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend