Emergencia Coronavirus

Subregistro de muertes por covid-19 inició con la clasificación de “casos indeterminados” en el Minsa

Más de 6000 muertes fueron excluidas deliberadamente de cifras de fallecidos por covid-19, al ser registradas por el Minsa como otras causas de muerte

El aumento exponencial de fallecimientos por neumonías, infartos, diabetes, e hipertensión revelado en un análisis de datos, hecho por CONFIDENCIAL, en base al Mapa oficial de la Salud, evidencia que el Ministerio de Salud clasificó más seis mil muertes que estarían relacionadas al nuevo coronavirus, a estas otras causas para ocultar el impacto real de la pandemia, confirman fuentes médicas independientes.

El subregistro de decesos, afirman, inició cuando las autoridades comenzaron a clasificar los casos positivos como “indeterminados” y le impidieron a los sanitarios registrar la causa principal de muerte: la covid-19, afirma el neumólogo doctor Jorge Ivan Miranda, quien ha atendido a centenares de pacientes desde marzo de este año. 

“Alterar las estadísticas vitales es un delito y es una cosa grave porque el Ministerio te impide llenar adecuadamente el certificado, primero porque no te daban la prueba de realmente cómo había salido. Segundo, porque en los hospitales públicos obligaron a no poner covid como causa básica aunque lo fuera”, señala el doctor Jorge Miranda, en entrevista con Esta Semana. “Esa alteración de las estadísticas vitales tiene que llamarle la atención a la OPS (Organización Panamericana de la Salud), para venir a ver que aquí hay un problema de subregistro enorme”, agregó.

De acuerdo con la investigación de datos, el promedio de muertes por infartos pasó de ocho al día en los últimos tres años, a 16 en el 2020. El de diabetes de seis por día, a 13. Igualmente, los fallecimientos por hipertensión de tres a cinco y las muertes por neumonía se sextuplicaron, al pasar de dos a 11. Estos promedios superan con creces la tendencia de incremento que se proyectaba.

“Si tomamos en cuenta otros datos de organismos nacionales sobre las estadísticas, como el Instituto de Estadística de la Salud, proyectan que las muertes por diabetes tendrían un aumento anual del 3%, las enfermedades cardíacas un aumento anual de 1.14% y, entonces, cuando ves un aumento en diabetes del 31% comparado con un 3% que era su tendencia, uno se sorprende y dice: o aquí le metieron más casos a la diabetes o los pacientes se murieron en esa gran proporción porque les dio covid”, explica Miranda. 

Además, señala que las “comorbilidades” son un factor determinante en la mortalidad de la covid-19, por lo tanto no es posible separarlas. Por su parte, el epidemiólogo, Rafael Amador destaca que los datos de la investigación  coinciden con el análisis de sobremortalidad que se había hecho en julio pasado con los datos que reveló el presidente, Daniel Ortega y estos nos acercan a conocer el impacto real de la pandemia.  

La OPS hace como un mes ratificó que el estudio sobre mortalidad era correcto y que daba un criterio más objetivo de cuál podía ser la realidad en el país. Eso es importante tenerlo en cuenta porque ese es un criterio internacional, con mucho respaldo técnico que refuerza el estudio que hizo el doctor (Carlos) Hernández. Y los datos que ustedes están presentando van en la misma dirección”, señala.

Comorbilidad dispara letalidad de la covid-19

Los registros oficiales de la pandemia, que solamente admiten 5264 casos y 153 muertes, ubican a Nicaragua con una letalidad del 2.9%. Sin embargo, el índice real se desconoce porque se ocultan los datos reales de contagio, mientras las muertes superarían las seis mil. Una filtración de datos del Minsa, que hizo Anonymous, indicó que hasta el 10 de agosto en el país habrían dado positivo al SARS-CoV-2, 10 195 personas.

“El reporte oficial está lejísimo de la realidad. Hay un dato interesante que es sobre la cantidad de pruebas que reportó más de 10 mil casos positivos y  si vos pones ese número de casos positivos; pasamos a tener una letalidad del 61%. Eso significa que de cada dos personas que tuvieron la forma más severa de la enfermedad, una se murió. Eso es dramático y terrible”, señala Amador.  

 Asimismo, explica que en los datos reportados por el Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en Centroamérica y República Dominicana (CEPREDENAC) hay un subregistro que se extiende a todos los países que lo integran. De acuerdo a esas estadísticas, hasta el seis de octubre, Nicaragua se ubica en el penúltimo lugar del porcentaje de muertes en Centroamérica. Pero, al incluir las muertes por estas comorbilidades se sitúa en la cima con un 38.05% de las muertes. 

“Los datos que nos están presentando vienen a confirmar lo que hemos estado diciendo. La pandemia en Nicaragua lo que está haciendo es su evolución natural y una gran proporción de individuos nos vamos a contagiar y la mortalidad va a pesar sobre las personas que tienen un sistema inmunológico debilitado”, dice Miranda. 

Casos de coronavirus van aumentando

Desde julio pasado los casos del SARSCoV2 han disminuido paulatinamente, tanto en los reportes oficiales como en los datos que recoge el Observatorio Ciudadano COVID-19 y esto provocó que más personas retomaran sus rutinas. Sin embargo, en la última semana ha habido un incremento de casos y de hospitalizaciones. 

“Nosotros  estamos viendo un aumento de los casos, pasamos de ver uno o dos casos a cuatro o seis, cuatro hospitalizados. Y en los hospitales públicos sabemos que hay más ocupación de cama. Hay reportes de seis a trece casos (de hospitalización) en Rivas, también sabemos de 13 casos en el Hospital Aleman”, explica Miranda, quien es neumólogo. 

Este leve incremento es parecido a lo que se vivió en abril, señala Amador, y advierte que esa fecha fue previa al inicio de la curva epidemiológica de la enfermedad. Por lo tanto, hay que estar alerta al surgimiento de un nuevo brote, como se ha anticipado desde hace unos meses. 

“El virus anda circulando porque se están volviendo a encontrar casos nuevos, por ejemplo, yo he atendido entre un 50 y 75% más de casos. Y a esto se le suma el comportamiento relajado de gran parte de la población y allí es donde –afirma Amador– viene el incremento de la mortalidad”.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend