Nación

“San-Dino”: El “adoctrinamiento orteguista” en escuelas y pueblos de Nicaragua

Circulan fotografías de estudiantes de El Sauce cargando a otro adolescente disfrazado de Sandino. "Es fanatismo lo que promueven", advierte educadora

Las imágenes de estudiantes de El Sauce, en el departamento de León, vestidos de camufle, como guerrilleros, cargando a otro de sus compañeros pintado de negro representando la imagen de Augusto C. Sandino, circuladas este fin de semana, son catalogadas como “una barbarie” que evidencia que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo  “pretende imponer un modelo de educación que promueve el fanatismo político a través de una imagen con elementos religiosos”, lamenta la educadora Josefina Vijil.

“La educación está vinculada al desarrollo del pensamiento crítico y lo que el régimen Ortega-Murillo ha hecho es usarla para tratar de legitimar su manera de ver el mundo, sometiendo a directores, maestros y estudiantes obligándolos a salir a las calles, a usar banderas partidarias, a consumir propaganda partidaria”, explica.

Vijil considera que el régimen ha visto al sistema educativo como “una correa de transmisión para imponer su verdad”, pero no les ha funcionado “porque aunque ellos creen que los estudiantes o el pueblo es tonto, la realidad es que este es un país con gente inteligente y resiliente que saben que los quieren engañar”.

“A través de la educación se promueve la libertad, la cultura, el respeto, entendida como la llave que te abre el mundo para el disfrute de tus derechos y no para crear personas sometidas, sin poder alguno”, insiste la docente e investigadora del Centro de Investigación y Acción Educativa y Social (Ciases).

“Quieren presentar a Ortega como un Dios”

Las imágenes de la procesión que circularon el fin de semana fueron durante la celebración de aniversario de la fundación del Instituto Jonathan González Morales en el municipio de El Sauce, departamento de León. Para la historiadora y exguerrillera, Mónica Baltodano, la intención este tipo de actos “es demencial porque pretenden deidificar la figura de Sandino”.

“El régimen pretende poner a Sandino como un Dios, pero al final lo que quieren es convertir a Dios al propio Daniel Ortega, porque supuestamente de ahí viene su autoridad moral y su pensamiento. Es un intento fallido de los sectores serviles de la pareja presidencial”, estima Baltodano.

Para la historiadora este tipo de iniciativas lo que provoca “es el rechazo de la población” porque “juegan con la religión”.

Estudiantes y docentes rechazan adoctrinamiento político

Después del inicio de la Rebelión de Abril en 2018, los últimos viernes de cada mes, los docentes reciben charlas “motivacionales” que “impulsan la paz y la reconciliación”, y rechazan “el golpismo y a esos vándalos de la derecha”, reveló una investigación de CONFIDENCIAL publicada en 2019.

Los maestros contaron que son obligados por partidarios del régimen de Ortega a ver la serie “180 Grados: Claves de la Verdad”, que intenta eximir al régimen de su responsabilidad en la matanza ocurrida en 2018.

Los alumnos en los colegios públicos tampoco quieren ver la propaganda audiovisual del régimen sobre la represión. En varias ocasiones, cuando intentan presentar en las aulas esos materiales, los estudiantes protestaron y grabaron videos en sus redes sociales, rechazando la narrativa audiovisual.

Como el de un estudiante que le respondió a su maestra “prefiero estar recibiendo clases mejor, tenemos que estudiar”; antes que ver el documental producido por la Juventud Sandinista.

El año pasado educadores también denunciaron que los libros que distribuye el Ministerio de Educación (Mined) incluyen contenido relacionado al culto a la personalidad de políticos y vanagloria los programas que desarrolla el régimen Ortega-Murillo en el país.

Estudiantes de El Sauce en una representación de la boda de Sandino. Foto: Tomada de las redes sociales

La bandera roja y negra ha sido impuesta en los colegios y en los desfiles patrios de diversos colegios de todo el país. A varios estudiantes les han obligado a quitarse la bandera de Nicaragua que portaban en señal de protesta contra el régimen Ortega-Murillo en desfiles patrios o en promociones.

En Diriamba y Madriz algunos estudiantes fueron obligados a portar la bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) durante un desfile patrio en 2019 ; y en El Cuá toda una banda de guerra vistió de rojinegro.

Para Vijil el rechazo que está teniendo todos estos tipos de “adoctrinamientos” de parte de los estudiantes, tiene que ver con que el discurso oficial no ha sido creíble y es contrastado con la realidad innegable que vive el pueblo de Nicaragua.

“El discurso es altamente ineficiente ante la realidad que los estudiantes están viendo. El gran problema de ellos es que desprecian profundamente la realidad de las personas y creen que somos tontos. Ellos quieren gente que no piense, que no critique”, asegura.

Para la especialista, la educación tiene como misión darle una oportunidad a las personas de desarrollar sus potencialidades y no se trata de contar un relato, sino de que las personas puedan ampliar sus habilidades para obtener uno propio.

 



Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

 


Más en Nación

Share via
Send this to a friend