Emergencia Coronavirus

Régimen de Ortega inicia vacunación con Sputnik V y sin plan de inmunización

Vacunados fueron pacientes con IRC, que firmaron documento en el que aceptan que proceso es "voluntario", y así el Gobierno se libra de consecuencias

El régimen de Daniel Ortega inició la vacunación “voluntaria” contra la covid-19 en el Hospital Cruz Azul, del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), sin que se conozca un plan de inmunización contra la pandemia, y al que únicamente los medios oficiales tuvieron acceso, pese a ser una actividad de carácter público.

Según el sancionado presidente del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, Roberto López, por el momento se vacunarán a los pacientes que padecen Insuficiencia Renal Crónica (IRC), pero a pesar que los mismos voceros de los medios preguntaron la cantidad de personas que se vacunarían, López omitió dar el detalle.

Lo que sí mencionó el presidente sancionado del INSS es que, en esta “primera etapa de vacunación”, se atenderán únicamente a estas personas que padezcan de IRC, y que posteriormente irán ampliando la cantidad de personas que se atenderán. Por el momento, dijo, los centros de salud que atiendan pacientes que necesiten hemodiálisis serán los encargados de aplicar la dosis.

Este primero de marzo, la vicepresidenta y vocera del régimen Rosario Murillo anunció, junto con la llegada de las vacunas rusas, que también serían atendidos otros pacientes como aquellos “que estén en los programas priorizados, (con) insuficiencia renal, hemodiálisis, programas oncológicos, programas cardiológicos”. Omitiendo, sin embargo, qué plan de vacunación hay para el personal de Salud, expuesto en primera línea a la pandemia.

El Gobierno inicia así la supuesta jornada de vacunación “voluntaria”, sin revelar cuál es el plan de inmunización para la población nicaragüense, que tampoco tiene acceso a la prueba de covid-19, excepto a través del Ministerio de Salud, que centraliza los test a un costo de 150 dólares, a pesar de que el salario mínimo promedio a penas supera los 180 dólares.

“Vamos a seguir vacunando en todo el país, (…) este es un primer esfuerzo, pero gradualmente se irá ampliando la cobertura a todos los pacientes que tengan insuficiencia renal en esta primera etapa”, dijo López.

López agregó que se estarán aplicando unas dosis en la Unidad de Hemodiálisis del Hospital Lenín Fonseca.

Vacunados en Nicaragua hacen propaganda

El primer nicaragüense en recibir la vacuna rusa Sputnik V fue Marco Antonio Aráuz, de 62 años, quien dijo a los medios de propaganda oficial que el proceso fue “100% voluntario, nos explicaron, nos dieron una charla allá adentro e, inclusive, nos volvieron a repetir que podíamos desistir o no. Entonces, decidí hacerlo, porque es voluntario y algo bonito, porque uno decide perfectamente con una visión clara de lo que está haciendo”.

Agregó: “Yo les decía a mis compañeros de sala, la vacuna viene… yo les decía que Daniel, que nuestro Presidente traía la vacuna, y aquí está”.

En efecto, López manifestó que los pacientes que se vacunen deben firmar un documento en el que expresan que entienden que el procedimiento es “voluntario”, lo cual libra de cualquier tipo de responsabilidad tanto al Hospital como al Gobierno mismo, si hubiese algún tipo de efectos secundarios con la vacuna.

“La vacuna es completamente voluntaria, es segura, completamente segura, todos los pacientes que están recibiendo esta dosis el día de hoy (martes dos de marzo) han sido informados que es completamente voluntaria y que ellos han accedió a esta vacuna porque, lógicamente, la seguridad que están garantizando el comandante Daniel y la compañera Rosario para la adquisición de esta vacuna, la cadena de frío que se ha venido desarrollando en todos estos años de gobierno sandinista, garantiza que esta vacuna va a llegar en buenas condiciones y va a tener la efectividad necesaria”, manifestó López ante los medios de propaganda del régimen.

Los vacunados ahora tendrán que esperar hasta el próximo 23 de marzo para recibir la segunda dosis, según dijeron las autoridades que participaron de la actividad.

La vocera del régimen, Rosario Murillo, dijo escuetamente en su alocución diario, que habían concluido la jornada de vacunación del día “en orden”, pero tampoco dio de talles de cuántas vacunas llegaron y cuántas personas tienen previstas vacunar en esta primera etapa.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend