Emergencia Coronavirus

Régimen de Ortega continúa promoviendo aglomeraciones

Inauguran puente “Paso de Panaloya”, en Malacatoya, Granada, con un acto masivo, contradiciendo medidas de distanciamiento social promovidas por la OMS

La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo inauguró el puente “Paso de Panaloya”, en Malacatoya, Granada, en medio de una aglomeración de simpatizantes del partido de Gobierno. La actividad, que contó con la presencia de cientos de personas de todas las comarcas de este departamento, es una clara contradicción a la recomendación de distanciamiento social que pide la Organización Mundial de la Salud (OMS) para enfrentar la pandemia del covid-19.

La inauguración del puente fue realizada por el general en retiro Óscar Mojica, ministro del Ministerio de Transporte e Infraestructura, quien fue sancionado el año pasado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. También estuvo Julia Mena, alcaldesa sandinista de la ciudad de Granada.

De acuerdo a la información publicada por el Gobierno, la construcción de este puente de 210 metros de longitud, tuvo una inversión de 365 millones de córdobas. La obra tardó alrededor de 31 meses en edificarse y generó, según datos oficiales, más de 200 empleos directos.

https://www.confidencial.com.ni/denuncian-acciones-irresponsables-del-regimen-ortega-murillo-ante-pandemia-de-covid-19-en-nicaragua/

El Gobierno movilizó, no solo a la gente de los alrededores de Malacatoya, sino a los partidarios de todo el departamento de Granada. Contrataron unidades de transporte para recoger por las distintas comunidades a sus fieles, quienes iban vestidos con banderas y camisetas rojinegras.

En varios videos en vivo que se transmitieron por las cuentas oficiales del Gobierno, se comprobó que las autoridades gubernamentales ni siquiera aplicaron protocolos para guardar la distancia y evitar un posible contagio de covid-19.

“Con la construcción de estas obras de gran envergadura garantizamos un futuro de esperanza a las familias nicaragüenses, un futuro de prosperidad, un futuro de progreso, de desarrollo social y económico. Nadie nos puede detener”, dijo el ministro del MTI, en medio de los pobladores que se amontonaban cerca de él.

Desde inicios de marzo de este año el Gobierno ha insistido en mantener la normalidad en todo el país. Hace dos semanas realizó una caminata denominada “amor en tiempos de covid-19”, a la que asistieron varios empleados del Gobierno y simpatizantes sandinistas de todas las edades.

En las escuelas todavía los maestros continúan dando clase, aunque solo dos estudiantes estén llegando. A pesar de que el Mined no ha suspendido el ciclo escolar, los padres han tomado sus propias medidas y han decidido no llevar a sus hijos por temor a un contagio en las calles.

Las críticas a Ortega

Opositores y organismos de derechos humanos han cuestionado la “irresponsable” actitud del Gobierno frente al tratamiento de la pandemia. El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) denunció en un documento que el actuar gubernamental hace criminalmente responsable de los contagios o muertes por covid-19 que se confirmen en el país a la dictadura orteguista.

 

De acuerdo al organismo de derechos humanos, “insensatamente” han anunciado actividades masivas donde se pueden producir contagios como: el “Maratón Amor”, previsto a realizarse desde el Busto José Martí hasta el Puerto Salvador Allende el cuatro de abril o la “Gira Veranera Summer Music Fest 2020” que montarán en seis centros turísticos administrados por el Intur.

Las actitudes del Gobierno han provocado que países como Estados Unidos llamaran esta semana a sus ciudadanos a salir cuanto antes de Nicaragua, ya que de no tomar la decisión podrían arriesgarse a permanecer de forma indefinida en un país donde las autoridades todavía no adoptan medidas de prevención para la propagación del covid-19.

Igual lo han hecho otros países como España y este dos de abril el Gobierno de Alemania, envió un segundo vuelo especial para llevarse a los turistas europeos varados en Nicaragua.

Ante una posible mesa de diálogo para tratar la crisis, entre distintos sectores del país y el Gobierno, la opositora Alianza Cívica ha indicado que solo se puede hablar, siempre y cuando, el Gobierno cambie la postura que ha tenido para tratar la pandemia.

“La implementación de una política nacional de consenso tiene que estar basada en la coincidencia de todos respecto a lo que se va a ejecutar y que sea técnicamente lo recomendado, es decir, que se cumplan fielmente con las recomendaciones de la OMS. No se puede apoyar nada diferente, mal haría la sociedad nicaragüense y diferentes actores, en respaldar la actuación del Gobierno”, explicó José Pallais, miembro de la Alianza Cívica.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend