Nación

Presos políticos cumplen otro mes de aislamiento en “el nuevo Chipote”

Victoria Cárdenas y Berta Valle advierten del peligro que corren las vidas de los reos de conciencia tras un virulento discurso de Daniel Ortega

Tras el virulento discurso del presidente Daniel Ortega, en el que llamó “hijos de perra de los imperialistas yanquis” a los más de 170 presos políticos que mantiene en las cárceles del país, la preocupación de los familiares de los reos de conciencia, ante posibles “represalias políticas”, ha incrementado.

En una entrevista con el programa Esta Noche, Victoria Cárdenas y Berta Valle, esposas de los presos políticos Juan Sebastián Chamorro y Félix Maradiaga, respectivamente, afirmaron que temen que, después de las palabras de Ortega, haya una respuesta violenta contra todos los reos políticos, que desde hace meses sufren torturas, que incluyen el aislamiento, constantes interrogatorios y la falta de acceso a alimentos.

“Después de un mes de no verlos, de no saber cómo se encuentran, y después de estas violentas acusaciones, de estas palabras llenas de odio, no sabemos cómo están respondiendo contra las personas que están dentro de las cárceles”, comentó Cárdenas.

Cárdenas y Valle concuerdan en que, ante este contexto hostil y peligroso para sus familiares presos políticos, son “más urgentes que nunca” las acciones de la comunidad internacional.

¿Qué sintieron al escuchar al presidente Daniel Ortega, cuando atacó a los presos políticos y los llamó hijos de perra del imperio?

Victoria Cárdenas: Sentimos una fuerte indignación y un repudio ante esas palabras de odio hacia nuestros esposos y el resto de presos políticos. Nuestros esposos y demás presos políticos son hijos de Nicaragua ya que por eso están encarcelados, por defender a su patria, por querer democracia, por querer libertad y por querer que los nicaragüenses vivamos en dignidad y libertad. Estamos muy preocupadas con esas palabras de odio, por las repercusiones que pueden tener en nuestros familiares.

Berta Valle: Como bien decía Victoria, una de las cosas que más nos preocupa es ver a un mandatario referirse con esas palabras denigrantes a personas, quitándoles su dignidad y además sintiéndose con la potestad de decidir si un ciudadano nicaragüense tiene el derecho de una patria o no; por eso, estamos elevando nuestras voces para decirles, tanto a los nicaragüenses como a la comunidad internacional, que la liberación de los presos políticos tiene que ser una comisión que todos debemos exigir, porque estamos hablando de la vida de más de 170 personas que están injustamente encarceladas.

Berta, Ortega calificó a los reos de conciencia como vendepatrias y los amenazó con expatriarlos a los Estados Unidos ¿Cómo interpretan ustedes esta amenaza? ¿Va intentar Ortega acaso una negociación o una expulsión?

Es difícil descifrar claramente lo que Daniel Ortega y su régimen está a punto de hacer, pero claramente lo que sí podemos ver es una frustración de parte de Daniel Ortega y Rosario Murillo y todos sus fanáticos sandinistas, una frustración ante el rechazo de la gran mayoría de los nicaragüenses en esta farsa electoral.

Victoria, ¿Cuál es la posición de ustedes y sus esposos, los precandidatos presidenciales presos, de que Ortega pretende usarlos como rehenes o monedas de canje? ¿Cómo lograr la libertad de los presos?

Nuestros esposos están ahí porque son personas que creen en una transición democrática, que han luchado todos estos años para lograr este cambio pacífico, no son fichas de cambio, son seres humanos que están siendo torturados al igual que el resto de presos políticos en esas celdas, y no vamos a aceptar que los usen de esa manera. Lo que exigimos, los familiares de los presos políticos, es su liberación inmediata e incondicional.

Liberación de los presos políticos

Berta, ¿Cómo valoras que se puede alcanzar esa liberación de los presos políticos

Desde dentro de Nicaragua, todos sabemos que no existe posibilidad alguna para que una ciudadanía activa logre ejercer presión para lograr estas demandas, así que hemos visto una gran alternativa desde la comunidad internacional y los diferentes mecanismos que existen para ejercer presión y demostrarle al régimen de Daniel Ortega que no puede seguir pensando que tienen impunidad. Es por eso que consideramos que estos mecanismos pueden ayudarnos a demandar la liberación de los presos políticos, el restablecimiento de la democracia y de nuestros derechos. Nicaragua está secuestrada, está controlada por un régimen que pretende quedarse en el poder; por eso, las acciones de la comunidad internacional son más urgentes que nunca.

Victoria, ¿Existe el apoyo nacional, el respaldo hacia ustedes en esa demanda de la liberación inmediata de los detenidos por razones políticas?

Sí, la solidaridad está y el compromiso que nos han manifestado las personas con quienes nos reunimos y hablamos existe. Ahora, lo que necesitamos es que ese compromiso se concrete en acciones, que en conjunto los países ejerzan sobre el régimen, para que de una vez y de manera inmediata libere a los presos políticos. Estas personas que están ahí están sufriendo, ellos están pasando hambre y ahora ya tenemos un mes de no saber de ellos. Están incomunicados y la incomunicación en el tiempo es tortura desde la Ley Internacional. Además de la liberación, exigimos las visitas regulares, exigimos también que los vean sus abogados porque ahorita están en la indefensión total, los juicios fueron suspendidos y están en una detención indefinida.

Ustedes también demandan la anulación de esos juicios ¿Qué saben del avance de este proceso? ¿Qué les dicen las autoridades judiciales? Ortega la noche del 8 de noviembre estableció un juicio sobre la culpabilidad de los detenidos.

Berta Valle: Lo que hemos visto es una clara violación al debido proceso y una falta de Estado de derecho en Nicaragua. Los juicios se están cometiendo de forma arbitraria, rompiendo tanto las leyes nacionales como internacionales, y están siendo acusados por leyes ilegítimas, que fueron creadas desde una Asamblea Nacional controlada por el régimen, y una Corte Suprema de Justicia, que lo único que hace es seguir las órdenes del dictador. Por lo tanto, esos juicios son ilegales, son ilegítimos, y nosotros seguimos demandando y exigiendo el no reconocimiento de estos juicios y la libertad incondicional de nuestros familiares.

Victoria ¿por qué les preocupa este ataque desde la máxima autoridad hacia sus familiares?¿Qué es lo que temen?

Nos preocupa porque la condición en que viven estas personas, nuestros familiares, dentro de estas celdas no son condiciones en las que puede vivir ningún ser humano de manera digna. Después de un mes de no verlos, no sabemos cómo se encuentran. Después de estas palabras llenas de odio, no sabemos cómo están respondiendo contra las personas que están dentro de las cárceles. Mi cuñada, por ejemplo, me dijo luego de la última visita, que si yo veía entrar a mi esposo en una puerta no lo reconocería por lo delgado que está, por lo pálido. Juan Lorenzo Holmann (gerente general de La Prensa) está perdiendo la visión en uno de sus ojos; (el exdiputado) José Pallais ha estado en numerosas ocasiones en hospitales; (el exdiplomático) Mauricio Díaz sabemos que ha estado en condiciones sumamente delicadas, y así te puedo nombrar muchos casos de nuestros familiares. Todos están en peligro, todos están en condiciones duras.

Berta, ustedes actualmente se encuentran en Washington, Estados Unidos, nos pueden contar de qué se trata esta visita que están haciendo en conjunto sobre la condición de los presos políticos.

Venimos a Washington para unirnos a los cientos de nicaragüenses que salieron en una marcha el pasado 7 de noviembre; participamos con la comunidad nicaragüense, estuvimos también presentes en la misa que dio monseñor Silvio José Báez. Esa era parte de nuestra intención, unirnos a la comunidad nicaragüense, demandar a una sola voz la libertad por Nicaragua y los presos políticos. Además, hemos tenido una serie de reuniones con diferentes tomadores de decisiones tanto de la Administración del presidente Joe Biden, como de otros países con mucho interés sobre lo que ocurrirá en esta reunión de cancilleres de la OEA (Organización de Estados Americanos), que creemos va a ser un momento muy importante. Hemos visto que cuando estos tomadores de decisiones escuchan nuestros testimonios ponen rostros a esos números de presos políticos y realmente comprenden mejor la gravedad de la situación en la que se está viviendo, es por eso que estamos aquí contando nuestra historia, la de las familias de los más de 150 presos políticos, lo que viven los exiliados nicaragüenses en diferentes países y lo que está ocurriendo con la represión dentro de Nicaragua.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend